“A mí me vale. Si me muero, me muero”

La ciudad de Nueva York está en la fase uno de reapertura económica y ya son varias las personas que han decidido salir a socializar en bares, cafeterías y otros establecimientos, a pesar de la emergencia desatada por la pandemia del coronavirus. Midtown Manhattan se llenó en la noche del viernes de personas que se divertían como si la pandemia del coronavirus no existiese. “Estamos en la casa desde octubre, cuando empezó el frío, entonces son meses y meses. Ahora como que está llegando el tiempo bueno, la gente está desesperada, ya no se pueden quedar dentro. Como brasileño, todos están tomando en la calle, me siento como en Brasil”, dice Eliando Rodríguez. Filas sin distanciamiento social, personas conversando, e incluso hasta algunos grupos bailando, pudieron verse en la Novena Avenida entre las calles 49 Y 50. Una chica entre la multitud señaló: “Te dicen: ‘Te tenemos hasta el 15 de mayo, te tenemos hasta el día 18’. La gente está cansada mi amor, hay gente en todo el mundo, no nada más en New York, en todo el mundo queriendo salir. A mí me vale. Si me muero, me muero”.
Aunque los restaurantes y bares mantenían a los clientes fuera de los negocios, como lo indican las restricciones de la Fase 1 de reapertura, y podían leerse letreros de usar mascarillas, la mayoría de los presentantes no tenían el rostro cubierto, o se las quitaban para platicar o reír a carcajadas, inclumpliendo con la medida de usar mascarillas o el distanciamiento social. Otros culpan al alcalde Bill de Blasio. “El alcalde después que dijo cuántos muertos a diario habían en la ciudad de Nueva York nunca tuvo el valor y el coraje de declarar toque de queda, las compañías exigieron seguir trabajando. Cuánta gente no murió por culpa del alcalde, pero yo sí tengo que declarar por la muerte de George Floyd”, subraya Celmera.
Fiesta en East Village criticada por Cuomo
Decenas de personas hicieron una fiesta en el East Village de Manhattan en la noche del viernes, obviando tanto el distanciamiento social como las mascarillas. El video fue tomado en una calle de St. Mark’s Place entre la Avenida A y la Primera Avenida, un área conocida, como tantas en Manhattan, por sus bares y restaurantes. Las imágenes muestran a jóvenes en ropa de verano (las temperaturas el viernes rodearon los 80 grados F), con tragos en las manos y llenando tanto la acerca como la calle. Incluso a los autos les costaba pasar. De fondo puede escucharse música, y varias personas se captan grabando videos y tomando fotos. El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo reaccionó a la escena a través de Twitter. “No me hagan ir hasta allá”, dijo. la ciudad de Nueva York entró a la fase 1 el pasado lunes, donde los clientes de bares pueden tener sus tragos para llevar. Se espera que en la Fase 2 puedan realizarse cenas al aire libre.