Aumentan estafas y tratamientos falsos del coronavirus

El otro golpe del coronavirus: abundan las estafas por tratamientos falsos y cubrebocas que jamás llegan

Páginas de internet, cuentas de Facebook y llamadas automáticas, son los métodos que están usando los delincuentes. En medio de las investigaciones por fraudes relacionados con esta enfermedad, agentes federales decomisaron un cargamento con falsas pruebas para detectar el virus.

LOS ÁNGELES, California.- Las autoridades encendieron las alertas ante un nueva ola de fraudes que usa como gancho al peligroso brote del coronavirus, que ya para la tarde del sábado ya había contagiado a más de 22,000 estadounidenses.

Por ejemplo, los estafadores están creando páginas de internet para ofrecer cubrebocas, desinfectantes y otros productos para protegerse de la enfermedad, pero solo buscan robar a los compradores en línea.

La Comisión Federal del Comercio (FTC) y la Administración Federal de Medicamentos (FDA) advirtieron que a principios de este mes detectaron a por lo menos siete vendedores de productos que prometían tratar o prevenir el coronavirus. Lo cierto es que los gobiernos siguen tratando de fabricar una cura.

Ofrecían tés, aceites de esencias y plata coloidal (cuyo uso más común es para desinfectar agua, frutas y verduras). Ninguno de estos productos estaba avalado por el gobierno federal, por eso los distribuidores recibieron cartas de la FTC y la FDA pidiéndoles que hicieran las correcciones adecuadas.

“La FDA dice que no hay vacunas, medicamentos o productos de investigación aprobados actualmente disponibles para tratar o prevenir el virus”, señala Colleen Tressler, especialista en educación del consumidor de la FTC, en un blog de la agencia.

Las compañías bajo la lupa son Vital Silver, Aromatherapy Ltd, N-ergetics, GuruNanda, Vivify Holistic, Clinic, Herbal Amy LLC y The Jim Baker Show. Todas hicieron cambios en sus métodos publicitarios.

Envíos que no llegan

Por otra parte, el gobierno federal reveló de inmediato que había detectado vendedores en línea que tratan de engañar a los consumidores ofreciendo productos de limpieza, artículos para el hogar y materiales de uso médico.  “Haces tu pedido, pero tu envío nunca llega”, advirtió Tressler, especialista de la FTC. “Cualquier persona puede establecer una tienda en la Internet bajo casi cualquier nombre, incluidos los estafadores”, agregó.

Tratando de mostrarse como un distribuidor confiable, los defraudadores usan publicaciones falsas en las redes sociales, mensajes de texto, correos electrónicos y cualquier otra herramienta en Internet, alerta la Comisión Federal de Comercio.

Para verificar que se trata de un vendedor legítimo, esta dependencia recomienda hacer una búsqueda en internet ingresando el nombre, número de teléfono y el email de la persona o la compañía en cuestión, agregando estas palabras: review (comentario), complaint (queja) y scam (estafa).

En medio de las investigaciones que aún realiza la FTC sobre fraudes relacionados con el covid-19, la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (FTC) detectó un cargamento que contenía falsas pruebas para detectar el coronavirus, el cual llegó al aeropuerto de Los Ángeles. Lo enviaron desde Reino Unido.

El decomiso ocurrió el 12 de marzo. La mercancía estaba dentro de una caja que contenía “viales de agua purificada” con un valor de 196 dólares. Al seguir revisando, los agentes federales encontraron que también había viales llenos de un líquido blanco y etiquetados como ‘Corona Virus 2019nconv (COVID-19)’ y ‘Virus1 Test Kit’.

“Los contrabandistas intentan constantemente aprovecharse de los consumidores al disfrazar sus productos ilícitos como envíos legítimos”, expresó LaFonda Sutton-Burke, directora de la CBP en el aeropuerto de Los Ángeles.

 

Venta de productos a costos elevados

Xavier Becerra, procurador general de California, informó este viernes que envió cartas a importantes vendedores en línea (incluyendo Amazon, Craigslist, eBay, Facebook, OfferUp, Overstock, Shopify y Walmart) pidiéndoles que intensifiquen sus esfuerzos para impedir que vendedores externos eleven los costos de cubrebocas, desinfectantes y papel higiénico.

De acuerdo con el fiscal estatal, muchas plataformas estuvieron hasta hace poco “inundadas” de publicaciones potencialmente ilegales con precios más altos que el distribuidor principal.

“El aumento de precios durante un momento de emergencia nacional no solo es vergonzoso, es ilegal”, dijo Becerra en un comunicado. “Los grandes mercados en línea tienen la responsabilidad ante el público de tomar medidas inmediatas y vigorosas para eliminar el comportamiento depredador -que ellos saben es ilegal- de sus plataformas”, agregó el funcionario.

La Fiscalía de California pide a las víctimas de este fraude someter una denuncia en este enlace.

Los infractores enfrentarían condenas de hasta un año en prisión y una multa de 10,000 dólares.

Falsos emails de funcionarios de salud

Por su parte, la Fiscalía del condado de Los Ángeles alertó este viernes que ha observado un aumento en correos electrónicos que fingen haber sido enviados por funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

A través de esos emails, los delincuentes intentan “instalar un virus en su aparato electrónico (celular, tableta o computadora) y robar su información, lo cual incluye contraseñas y nombres de usuario”, señala la fiscalía angelina.

La dependencia aconseja confirmar la autenticidad de las compañías, organizaciones benéficas o individuos que envían información sobre el coronavirus. Además, recomienda verificar que esos correos electrónicos provienen de una página de internet legítima.

Una actividad ilegal común durante tragedias es inventar entidades caritativas que usan nombres parecidos a los de organizaciones auténticas. Para no caer en la trampa se recomienda investigar en internet los domicilios y páginas de internet de cualquier fundación que esté pidiendo donativos.

La FTC ya detectó llamadas automáticas pregrabadas que están promocionando tratamientos fraudulentos para el coronavirus y ofertas para trabajar en el hogar. Los delincuentes aprovechan que cada vez más estados establecen órdenes ejecutivas para “quedarse en casa” debido al covid-19.

“Los estafadores no descansan nunca”, advirtió Colleen Tressler, especialista de la FTC.