Biden exige que el paquete de ayudas “debe ser firmado ya” y Trump insiste en Twitter que eleven el cheque a $2,000

El pedido de Biden se dio el mismo día en que vencieron las últimas ayudas por desempleo que quedaban en pie. Millones de familias no sabrán cómo pagar sus arriendos y cuentas del mes, dijo el mandatario electo mientras el presidente pasó el día tuiteando desde sus vacaciones en Florida. El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, arremetió este sábado en contra de Donald Trump por no querer firmar el nuevo plan de estímulo económico aprobado de forma abrumadora por el Congreso, justo el día en que millones de personas perdieron las últimas ayudas por desempleo que quedan en vigor. “Este proyecto de ley es fundamental. Debe convertirse en ley ahora (…) Es el día después de Navidad y millones de familias no saben si podrán llegar a fin de mes debido a la negativa del presidente Donald Trump de firmar un proyecto de ley de ayuda económica aprobado por el Congreso con una abrumadora mayoría bipartidista”, dijo Biden en un comunicado. Millones de familias no podrán arreglárselas económicamente para pasar el mes, dijo Biden, mientras Trump insiste en que enmienden el paquete de ayudas enviado a su despacho –específicamente que eleven a $2,000 desde $600 los cheques o pagos de impacto económico– para él estampar entonces su firma.

“Hoy, alrededor de 10 millones de estadounidenses perderán los beneficios del seguro de desempleo. En solo unos días, la financiación del gobierno expirará, poniendo en riesgo los servicios vitales y la nómina del personal militar. En menos de una semana, expira una moratoria a los desalojos, lo que pone a millones en riesgo de tener que abandonar sus hogares durante las vacaciones”, agregó. Mientras tanto, Trump pasó buena parte del día tuiteando, mayormente sobre sus denuncias infundadas de un supuesto “fraude electoral” pero también sobre el proyecto con nuevas ayudas. “Simplemente quiero que nuestra gran gente obtenga $2,000, en lugar de los miserables $600 que tiene ahora el proyecto de ley”, escribió en la mañana en un trino sobre el monto del cheque que su propio secretario del Tesoro acordó con los líderes del Congreso después de meses de difíciles negociaciones.

Y, en la noche, volvió sobre el tema acusando a China de la debacle económica ocasionada por la pandemia.

 

Un duro golpe para millones de personas

Trump sorprendió a republicanos y demócratas por igual cuando dijo esta semana que no estaba satisfecho con el gigantesco proyecto de ley, que proporciona cerca de $900,000 millones de dólares de esperadas ayudas par afrontar el golpe de la pandemia, incluyendo más subsidios federales por desempleo (algunos de los cuales expiran este sábado). Esas ayudas fueron aprobadas en el Capitolio junto al plan de presupuesto de $1.4 billones (trillions en inglés) para el gasto habitual de las dependencias del gobierno. Si Trump no firma el proyecto de la ley con el presupuesto antes de la noche del lunes, se agotarán los fondos para la administración y el gobierno entrará en una parálisis parcial desde el martes, salvo que sea aprobada a una nueva medida de financiación temporal. Y, en caso de que el paquete de estímulo tampoco sea firmado, a la medianoche del 31 de diciembre expirará también una moratoria nacional que prohíbe los desahucios, lo que colocaría a unas 30 millones de personas en riesgo de quedarse sin techo a inicios del año.