Corte de EE. UU. mantiene programa que ampara a jóvenes migrantes

Trump calificó de ‘horrible’ decisión del tribunal supremo de reversar el final del
El Tribunal Supremo de EE. UU. decidió este jueves mantener en pie el programa de Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA), que protege de la deportación a unos 700.000 jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”, en un inesperado revés para el presidente estadounidense, Donald Trump. Trump tachó de “horrible” la decisión y pidió votar por él en noviembre para que pueda nominar más jueces de esa corte. “Estas decisiones horribles y políticamente cargadas que salen del Tribunal Supremo son como ráfagas de escopeta en la cara de la gente que se enorgullece de llamarse republicanos o conservadores”, escribió en Twitter, en aparente referencia a la decisión de este jueves sobre DACA. En una sentencia ajustada, por 5 votos a favor y 4 en contra, el Supremo concluyó que Trump no siguió los mecanismos establecidos en la ley cuando interrumpió en 2017 el DACA. El programa DACA fue creado el 15 de junio de 2012 por decreto del entonces presidente Barack Obama (2009-2017) y supuso un alivio para miles de jóvenes inmigrantes indocumentados que afrontaban el peligro de la deportación. Los solicitantes debieron probar que habían llegado a EE. UU. antes de los 16 años de edad, que no tenían antecedentes penales y que cursaban estudios de educación secundaria o en la universidad, o estaban enrolados en las Fuerzas Armadas. “La decisión del DHS (siglas del Departamento de Seguridad Nacional) de acabar con DACA fue arbitraria y caprichosa”, escribió el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, de tendencia conservadora, en un argumento al que se sumaron los cuatro jueces progresistas de la corte. La corte no entró a valorar la legalidad de DACA, sino que rechazó “el procedimiento” que usó el Gobierno de Trump a la hora de tumbar el programa, y dejó claro que la Casa Blanca puede intentar interrumpirlo de nuevo si quiere, pero es probable que le resulte complicado hacerlo antes de las elecciones de noviembre.

La decisión es una enorme victoria y un alivio para los centenares de miles de “soñadores”, que esperaban con nerviosismo un veredicto del que dependen sus proyectos de vida, que han quedado en limbo desde que Trump anunció la interrupción del programa hace casi tres años. La Casa Blanca puede intentar interrumpirlo de nuevo si quiere, pero es probable que le resulte complicado hacerlo antes de las elecciones de noviembre Muchos de esos jóvenes eran pesimistas sobre la decisión del Supremo, debido a que la mayoría conservadora de la corte incluye a dos jueces nominados por Trump, Brett Kavanaugh y Neil Gorsuch.Ambos se opusieron este jueves a la decisión de la mayoría de los jueces de mantener en pie el programa y alegaron, en un argumento firmado por el magistrado conservador Clarence Thomas, que la decisión de sus colegas es “un intento de evitar una decisión (de Trump) políticamente controvertida, pero legalmente correcta”. Aunque Trump anunció la interrupción del programa DACA en 2017, los fallos de jueces federales le obligaron a seguir renovando los permisos de aquellos jóvenes indocumentados que ya eran beneficiarios del programa en esa fecha, y que bajo la medida, debían actualizar sus documentos cada dos años. En enero, eran unos 650.000 los “soñadores” que llegaron a Estados Unidos antes de 2007, en su mayoría de la mano de sus padres, los que aún mantenían ese permiso que les permite vivir fuera de las sombras, al contrario que el resto de los 11 millones de indocumentados que se calcula residen en EE. UU.
El Senador Bob Menéndez (D-N.J.) realizó las siguientes declaraciones tras conocerse el fallo de la Corte Suprema de Justicia en el caso de la Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), lo que mantendrá las protecciones migratorias para cientos de miles de jóvenes inmigrantes. “El fallo favorable de la Corte Suprema de hoy sobre el programa DACA representa un repudio de la agenda anti-inmigrante de Donald Trump, y una inmensa victoria para los miles de Dreamers en los Estados Unidos, que son parte de nuestra sociedad, cultura y economía. A todos los Dreamers que han tenido que vivir con miedo desde que el presidente Trump llegó a la presidencia: espero que esta decisión deje en claro que Estados Unidos está con ustedes y que este es su hogar. “Ha llegado el momento para que el Congreso apruebe protecciones permanentes para los Dreamers. Es hora de que el Senador Mitch McConnell permita un voto en el Senado sobre la Ley de Sueños y Promesas de 2019 (American Dream and Promise Act), aprobado abrumadoramente por la Cámara de Representantes el año pasado, y de una vez por todas desatacaremos de la incertidumbre que sienten los Dreamers al proporcionarles un camino hacia la ciudadanía que merecen.

“A medida que el arco moral de la historia continúa inclinándose hacia la justicia, el fallo de la Corte Suprema de hoy es solo el último capítulo, más no el final, de nuestra lucha por los Dreamers e inmigrantes. Espero sinceramente que el presidente Trump aproveche esta oportunidad para trazar un nuevo rumbo y ponerse del lado correcto de la historia, junto a la gran mayoría de los estadounidenses que apoyan a los beneficiarios de DACA y que deje de usarlos como una moneda de cambio para avanzar su divisiva e inmoral agenda anti-inmigrante.” El Senador Menéndez se unió a Dreamers fuera de la Corte Suprema el día de hoy. Para descargar fotos y videos, haga click aquí. En abril, Menéndez escribió un artículo de opinión publicado por Univision en el que pidió a la Administración Trump que extienda automáticamente los permisos de trabajo para Dreamers en medio de la pandemia del COVID-19.