Detectan una señal de radio de Proxima Centauri, la estrella más cercana a la Tierra

Se trata de una emisión de ondas de radio de tres horas en la frecuencia de 980 MHz y, por el momento, se desconoce quién o qué la ha provocado.

La curiosidad por descubrir que hay vida en otros planetas llevó a varios astrónomos a crear el proyecto Breakthrough Listen, del que formaba parte el fallecido Stephen Hawking. Se trata de la “investigación científica más grande de la historia cuyo objetivo es encontrar evidencia de civilizaciones más allá de la Tierra”, detallan en su página web. Para ello, emplean instrumentos muy sofisticados, “50 veces más sensibles que los telescopios existentes dedicados a la búsqueda de inteligencia”. El último trabajo en el que se encuentra sumido este grupo de investigadores es una señal de radio que parece provenir de Proxima Centauri, la estrella más cercana nuestro planeta, situada a 4,2 años luz. Según informa The Guardian, la señal consiste en un estrecho haz de ondas de radio de 980 MHz y fue captada por el telescopio Parkes en Australia entre abril y mayo de 2019. Los investigadores desconocen aún que ha podido provocarla. Solo apareció una vez, duró aproximadamente tres horas y cambió justo cuando se le estaba observando, quizá porque se emitía desde un planeta que estaba rotando. Sospechan de Próxima b, un planeta rocoso, apenas un 17% mayor que la Tierra y que podría contener agua en su superficie, ya que pertenece a la “zona habitable” del Sol, salvo que haya sucumbido a las llamaradas emitidas por la estrella Proxima Centauri.

Descubrimiento excitante

Otro elemento que añade misterio al suceso es que la duración de la señal se concentró en un rango muy estrecho de longitudes de onda, uno que normalmente no utilizan nuestros satélites y naves espaciales, lo que descartaría que pudiera deberse a un elemento terrestre y alimenta la hipótesis de que pertenezca a tecnología alienígena. Hasta ahora, Breakthrough Listen no había descubierto ninguna “candidata seria”, por lo que la nueva emisión ha sido bautizada como Candidate 1 o BLC1.

“Es el primer candidato serio a ser una comunicación alienígena desde la famosa señal ‘Wow!’, captada en 1977 y que también se parecía a una tecnofirma”, ha afirmado una fuente anónima a The Guardian. Sofía Shelkh, de la Penn State University, que dirigió el análisis de la señal BLC1, en cambio, asegura en la revista Scientific American que “se trata de la señal más emocionante que hemos encontrado en el proyecto Breakthrough Listen, porque nunca habíamos tenido otra antes que consiguiera superar nuestros numerosos filtros”.

No obstante, los científicos invitan a tener cautela con el descubrimiento, ya que hablar sobre señales similares a una posible “firma tecnológica”, emitida por tecnología alienígena, es un tema muy delicado. “Nadie dice que sea una firma tecnológica. El equipo de Breakthrough Listen ha detectado varias señales inusuales y está investigando cuidadosamente. Es probable que estas señales sean interferencias que aún no podemos explicar por completo. Actualmente se están realizando más análisis”, ha confesado Pete Worden, presidente de la Breakthrough Prize Foundation, en Twitter.

Andrew Siemion de la Universidad de California, Berkeley, si bien reconoce también que la señal “tiene algunas propiedades particulares que hicieron que pasara muchos de nuestros controles, y aún no podemos explicarlo”, asegura que no cumple con las expectativas de una firma tecnológica porque parece no estar modulada y no se ha repetido como en otras ocasiones. Y se entiende que si fuese una señal alienígena se repetiría para llamar la atención. “Si un equipo independiente en un observatorio independiente puede recuperar la misma señal, entonces sí. Apostaría dinero a que no lo harán, pero me encantaría equivocarme”, añade.


Diseño Web