El huracán Harvey, el desastre que el cambio climático empeoró y que el gobierno de Trump no quiere reconocer

Tal como lo predijeron los científicos, la fuerza destructiva de huracanes como el Harvey, que ya deja un saldo de nueve muertos al sur de Estados Unidos, se relaciona directamente con el cambio climático.  En 2016, el 52% de los texanos eligieron a Donald Trump como su presidente. Desde el inicio de su carrera política, Trump se ha presentado como un negacionista del cambio climático: el mismo que agravó a límites inimaginables el huracán Harvey, que desde el pasado sábado, tiene a Houston sumergida y que ya deja pérdidas que, según el gobernador del estado, Greg Abbott, ya ascienden a los “miles de millones de dólares”. (Lea:  El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) confirmó a través de su cuenta de Twitter que “este fenómeno no tiene precedentes y la totalidad de su impacto es aún desconocida y puede ir más allá de todo lo ya experimentado”. Pero, ¿por qué Harvey terminó siendo peor de lo previsto, al punto de dejar un saldo de 9 víctimas mortales y 1.200 rescatadas por los cuerpos de emergencia? Aunque los texanos prefieran creerle a su presidente y no a la ciencia, el cambio climático tuvo mucho que ver con la magnitud de la catástrofe. Su influencia podría explicar el estancamiento de Harvey, anidado por cuarto día sobre la costa del Golfo de Texas. Su aparente fijeza se debe a los vientos débiles en la superficie atmosférica. Esa presión del aire cambia de acuerdo a la temperatura; a más calor, menos presión y viceversa. No es un secreto que las olas de calor en el planeta han aumentado. De hecho, hace dos meses, los aeropuertos de Phoenix (Arizona), al oeste de Texas, cancelaron sus vuelos porque el calor había superado los 48 grados, que es el límite permitido de algunas operaciones aéreas. Y los efectos del calor no paran ahí. El aumento de las temperaturas globales calienta el océano y hace que más agua del mar se evapore en la atmósfera. El Golfo de México, a 82 kilómetros de Houston, ha sido particularmente cálido este año. Ni siquiera en invierno, su temperatura media diaria bajó de los 22 grados centígrados, lo que fue un hito para el meteorólogo Michael Lowry del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR – por sus siglas en ingles). Ese hecho podría explicar por qué Harvey ha roto las marcas históricas de lluvia en Estados Unidos. “Hasta 57 billones de litros de agua” fue la cantidad sugerida por el meteorólogo Ryan Maue, de la firma consultora WeatherBell Analytics. La acumulación de agua es tanta que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) tuvo que actualizar los gráficos de Texas e introducir en ellos una categoría de color adicional que represente la inundación. Pero aún queda un factor por fuera: el aumento del nivel del mar, que para la National Geographic se debe a la dilación del agua al calentarse, al deshielo de los glaciares y de los casquetes polares y a la Pérdida de hielo en Groenlandia y en la Antártida Occidental. Los tres impulsados por el cambio climático. Las precipitaciones sobre Houston podrían equipararse con el aumento del nivel del mar en las últimas décadas, que de 1901 a 2010 fue de 19 cm de acuerdo con la ONU. Este factor se traduce en más inundaciones y pérdidas mortales y materiales. Un ejemplo de ello es el reporte de los oficiales de la represa Addicks, la más grande de Houston, quienes alertaron que la capacidad de líquido del embalse ha sido superada y que el agua se está desbordando. La certeza es que el huracán, y luego la tormenta tropical en la que se convirtió Harvey, no fue causado por el cambio climático. Sin embargo, su embestida sobre el sur de los Estados Unidos sí empeoró a causa de este problema global.

La tormenta Harvey, en cifras

¿Qué cantidad de agua cayó?

El agua acumulada en zonas del sureste de Houston (Texas) por las intensas lluvias que arroja la ahora tormenta tropical Harvey ha alcanzado las 49,32 pulgadas (1,25 metros), un récord histórico en el estado, según informó  el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU. Se trata de una cantidad superior a las 48 pulgadas medidas en la localidad texana de Medina durante el paso de la tormenta tropical Amelia en 1978, precisó el NHC.
¿Cuántas víctimas mortales?

Según las autoridades, la tormenta habría causado al menos tres muertos confirmados oficialmente hasta el momento.

¿Cuántos afectados?

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) informó que a dado refugio a unas 30.000 personas en centros de acogida temporales. El jefe de Policía de Houston, Art Acevedo, dijo el martes que sus agentes habían socorrido a más de 3.500 personas en la metrópoli. Hasta 450.000 personas podrían necesitar ayuda de emergencia, según el director de la FEMA.

¿A cuánto ascienden los daños?

Los analistas estimaban el lunes que los daños materiales ascenderán a entre 30.000 y 100.000 millones de dólares, según la agencia Bloomberg. La mayor parte de esos daños no será cubierta por las compañías de seguros.

¿Afectó el precio de la gasolina?

Este lunes, el precio de gasolina en el mercado de futuros de Nueva York para entrega en septiembre se disparó hasta 1,72 dólares el galón (3,78 litros), con casi un 7 % de subida, lo que supone el mayor alza en un solo día en los últimos tres meses.

Aunque los precios se moderaron algo hoy martes, la tendencia alcista se prevé que se mantengan en los próximos días.

Tormenta Harvey: por quiebre de un dique, ordenan evacuación al sur de Houston

El área de Columbia Lakes se encuentra al sur de Houston, cuarta ciudad de Estados Unidos, que permanece en buena parte bajo agua cuatro días después de que el huracán tocara tierra en la costa del GolfoLas inundaciones provocadas por la tormenta Harvey en Estados Unidos causaron la rotura de un dique al sur de la ciudad de Houston, dijeron autoridades el martes, instando a los residentes a abandonar el sector inmediatamente. “El dique en Columbia Lakes se rompió!!”, dijo el gobierno del condado de Brazoria en su cuenta oficial en Twitter. “¡¡SALGA AHORA!!”  El área de Columbia Lakes se encuentra al sur de Houston, cuarta ciudad de Estados Unidos, que permanece en buena parte bajo agua cuatro días después de que Harvey tocara tierra en la costa del Golfo de Estados Unidos, provocando masivas inundaciones. “Esta zona ha estado bajo orden de evacuación obligatoria durante los últimos días. Pero algunas personas no prestaron atención a las advertencias”, dijo Sharon Trower, portavoz del condado de Brazoria. “Son unas 50 casas” las involucradas por esta orden de evacuación, precisó a la AFP. El condado de Brazoria está ubicado sobre el golfo de México, cerca del área metropolitana de Houston, y tiene una población de 350.000 habitantes.  Un comunicado publicado en el sitio web oficial del condado indicó que los evacuados pueden dirigirse a un refugio en el Centro de Exposiciones en Bell, unos 370 kilómetros al noroeste. Y agregó: “¡Las mascotas son bienvenidas!”

Organismo meteorológico mundial califica tormenta Harvey de “pesadilla total”

El presidente Donald Trump al estado de Texas para evaluar el daño causado Harvey, que ha dejado ciudades inundadas, casi una decena de fallecidos y decenas de miles de desplazados. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) dijo este martes que la tormenta tropical Harvey ha creado en Texas, en el sur de Estados Unidos, “un escenario de pesadilla”, y anticipó que la situación continuará siendo crítica en los próximos días. “Pesadilla es la palabra que nosotros usaríamos. El área afectada es gigante y para dar una idea de lo que representa basta decir que es prácticamente del tamaño de España”, dijo en una rueda de prensa la portavoz de la organización, Claire Nullis. Los científicos consideran que lo que está haciendo a esta tormenta tropical tan grave es que “parece moverse muy lentamente y no se aleja, como normalmente ocurre con las tormentas de este tipo (…) Simplemente se está quedando”, explicó la portavoz. Asimismo, indicó que es probable que el nivel de urbanización de Houston esté impidiendo la evacuación de las aguas. Sobre la relación entre este desastre y el cambio climático, Nullis dijo que estos eventos meteorológicos concretamente no están causados por este fenómeno, mientras que su impacto en la intensidad que alcanzan o el aumento de su frecuencia “no está claro”. Según los últimos datos de las agencias meteorológicas de EE.UU., la lluvia adicional que se pronostica para las próximas horas “empeorará la situación en el sureste de Texas y en partes de Luisiana”. Los niveles acumulados de agua van desde los 50 centímetros hasta los 1,2 metros en ciertas zonas de la ciudad de Houston. Nullis indicó, en referencia a la gravedad de la situación, que los meteorólogos “no son personas propensas a la exageración y prefieren evitar los superlativos, pero la descripción que hacen de la situación da una idea de lo que está pasando”. Recordó que el Centro Nacional Meteorológico de EE.UU. señaló este fin de semana que se trata de un desastre natural “sin precedentes” y que su impacto “va más allá de todo lo que podemos haber experimentado”. La tormenta Harvey ha causado tanta lluvia que esa entidad tuvo que actualizar sus gráficos e introducir una categoría de color adicional para representar la cantidad de lluvia acumulada (por encima de los 76 centímetros), recordó Nullis. En las próximas horas la caída de lluvia decrecerá, pero solo ligeramente, “así que no hemos visto el final de este desastre”, agregó.

Trump pone rumbo a Texas para evaluar los daños de Harvey

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, partió hoy al estado de Texas para evaluar el daño causado por el huracán Harvey, convertido en tormenta tropical y que ha dejado ciudades inundadas, casi una decena de fallecidos y decenas de miles de desplazados. “¡Saliendo ahora para Texas!”, dijo en Twitter Trump, quien estará acompañado durante su visita por la primera dama, Melania. La pareja presidencial visitará primero Corpus Christi, una ciudad de 320.000 habitantes que el viernes recibió el fuerte impacto de Harvey cuando tocó tierra con unos vientos de 215 kilómetros por hora y una potencia de categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5. En Corpus Christi, el presidente de EE.UU. se reunirá con líderes locales y algunas de las organizaciones que han estado ayudando en las labores de rescate y reconstrucción. Posteriormente Trump y Melania viajarán a Austin, la ciudad desde donde el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, ha estado coordinando la respuesta al ciclón. El huracán Harvey es el primer desastre natural al que se enfrenta Trump y muchos analistas están atentos a su respuesta para evaluar sus capacidades de mando. Trump ya dijo durante el fin de semana que trata de evitar los errores que cometió en 2005 el presidente George W. Bush con el huracán Katrina. Bush fue duramente criticado por la tardanza en la respuesta que dio a la devastación que dejó en Nueva Orleans (Luisiana) el Katrina. Cuando ocurrió la tragedia, Bush disfrutaba de sus vacaciones en su rancho de Texas, un descanso que no interrumpió y, a su término, dos días después del paso de Katrina, viajó directamente a Washington sin detenerse en Luisiana. Para evitar una situación similar, en el mismo momento en el que el huracán tocó Estados Unidos, Trump firmó una declaración de desastre para Texas, que le permite enviar asistencia federal para ayudar en las labores de reconstrucción. Además, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. declaró ayer la emergencia pública sanitaria en Texas y pidió a las clínicas y hospitales que atiendan a los pacientes que se benefician de los programas de Medicare, destinado a las personas mayores de 65 años, y de Medicaid, para aquellos con bajos ingresos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.