El Senado inicia el tercer juicio político de la historia de EEUU al recibir los cargos del ‘impeachment’ contra Trump

Una nueva fase del proceso contra Donald Trump empezó este jueves en el Senado, que establecerá las bases para procesar la acusación contra el presidente. “Donald J Trump ha desafiado de forma categórica los pedidos de información de la Cámara de Representantes”, dijo Schiff. “Como parte de la investigación se emitieron pedidos de información (…) en respuesta, sin una razón legal, el presidente pidió no cumplir con esos pedidos”, agregó el legislador demócrata. Los siete managers de la Cámara de Representantes comienzan a leer los artículos del ‘impeachment’ contra Trump El representante Adam Schiff es el encargado de leer las acusaciones: abuso de poder y obstrucción al Congreso.
“Donald J Trump ha abusado de su posición como presidente (…) al solicitar al Gobierno de Ucrania que anunciara investigaciones que beneficiarían a su reelección”, leyó Schiff. El presidente cometió estos actos y “comprometió la seguridad de Estados Unidos (…) ignorando los intereses de la nación”.
El Senado se prepara para escuchar los artículos de ‘impeachment’
Los senadores tienen previsto recibir en cualquier momento a los managers de la Cámara de Representantes que leerán las acusaciones en contra de Trump. La oficina de presupuesto de la Casa Blanca violó la ley al frenar la ayuda militar a Ucrania, determina la GAO La Oficina de Rendición de Cuentas del gobierno estadounidense (Government Accountability Office, GAO) dijo este jueves que la oficina de presupuesto de la Casa Blanca quebró la ley al frenar la ayuda militar a Ucrania. “Una ejecución fidedigna de la ley no permite que el presidente sustituya con sus prioridades políticas lo que el Congreso ha promulgado como ley”, determinó la GAO en un informe. El asunto está en el centro del juicio político contra el presidente Donald Trump, acusado en la Cámara de Representantes por haber condicionado la ayuda a Ucrania a cambio de que su par ucraniano, Volodymyr Zelensky, anunciara una investigación al exvicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter (quien laboró para la energética ucraniana Burisma). “No estamos muy preocupados por eso”, dice la Casa Blanca sobre las explosivas declaraciones de Lev Parnas Parnas, asociado de Rudy Giuliani, abogado del presidente Trump, dijo en dos entrevistas que el mandatario “sabía exactamente lo que estaba pasando” cuando buscó información dañina en Ucrania sobre el exvicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter (quien laboró en la energética ucraniana Burisma). Pero, esta mañana, la Casa Blanca salió al paso de las fuertes declaraciones intentando desestimar la legitimidad de quien las dijo. “No estamos muy preocupados por eso”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, citada por The Washington Post. “El presidente ha dicho que no lo conoce”, agregó sobre Parnas, quien fue acusado de armar una conspiración para donar de manera ilegal cientos de miles de dólares a las campañas de congresistas y políticos estadounidenses en las elecciones de 2018 a cambio de ganar influencia para funcionarios del gobierno de Ucrania y lucrativos contratos para los aliados del presidente Trump.
Paso a paso, así será el juicio político en el Senado
Luego de que la Cámara Alta escuche al mediodía de este jueves las acusaciones en contra del presidente Donald Trump por parte de los managers o fiscales enviados por la Cámara de Representantes, esto es lo que debe ocurrir en el juicio político que podría llevar a la destitución del mandatario: Tras recibir los artículos y llamar al cuerpo para que considere las acusaciones, el Senado debe convocar al ‘demandado’, es decir, informarle al presidente la fecha en la que debe comparecer y presentar su respuesta a las acusaciones. En esa fecha, Trump puede presentarse o delegar a un abogado que lo represente. “En caso de que no comparezca personalmente, el proceso avanza como si se hubiese declarado ‘no culpable'”, estipulan las reglas. El presidente puede objetar argumentando que “los cargos presentados no constituyen fundamentos suficientes” para su posible destitución, agregan las normas. “Usualmente, la Cámara presenta una réplica a la respuesta del demandado”, precisan. Al concluir el lapso en el que se presentan los alegatos, el Senado determina una fecha para avanzar el juicio. Inmediatamente, el Senado debe pedirle a los administradores designados por la Cámara de Representantes o a sus asesores legales que le presenten al sargento de armas del Senado la información sobre los testigos que debe llamar. Como el Senado estará enjuiciando al presidente, el proceso debe ser encabezado por el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, quien puede decidir sobre las reglas de la evidencia u otros asuntos, pero no puede hacerlo si en algún momento un senador difiere con alguna decisión suya y pide que ese asunto en particular se lleve a votación en el pleno. Durante el juicio, todos los senadores pueden recibir la evidencia o tomar testimonios o bien pueden conformar un comité que se encargue de ello y luego presente una transcripción certificada con la evidencia y los testimonios al pleno. Es importante saber que “el Senado no ha adoptado reglas estándar de evidencia para este tipo de juicio”, aclaran las reglas. “El funcionario que encabeza el proceso tiene la autoridad para decidir sobre todas las preguntas en torno a la evidencia”, aunque también puede decidir si las lleva a votación en el pleno, agregan. Al final, ambos lados presentan los argumentos de cierre. El primer turno será para los administradores de la Cámara de Representantes. Tras la presentación de la evidencia y de los argumentos de los dos lados, el Senado se reúne en una sesión cerrada para deliberar, estipulan las normas. Luego se realiza una sesión abierta para votar los artículos con las acusaciones. Como ocurrió en la Cámara Baja, cada artículo se vota por separado. Para que sea aprobado, debe contar con el visto bueno de dos terceras partes de los senadores presentes. “Si es convicto en uno o más artículos en su contra, el presidente del proceso pronunciará el fallo”, dicen las reglas. Si llega a aprobarse el primer artículo, no necesariamente significa que se puede realizar la votación sobre el segundo, porque desde el punto de vista legal, el presidente ya ha sido destituido.
Comienza una nueva fase del juicio político contra Trump: ¿Qué ocurrirá hoy?
• Los siete managers o ‘administradores’ de la Cámara de Representantes regresarán al Senado para leer en voz alta los artículos de juicio político.
• El presidente de la Corte Suprema, John G. Roberts Jr., tendrá la responsabilidad de fungir como presidente del juicio y tomará juramento a los 100 senadores, que levantarán la mano y jurarán ejercer una “justicia imparcial”.
• La llegada de los representantes de la Cámara Baja está planificada para el mediodía, mientras que la del juez Roberts está agendada para las 2 pm. Posteriormente a la jura del juez como presidente del proceso legal, tendrá lugar la de los senadores, seguido por la firma de un libro que quede como constancia legal del compromiso con la justificia y la imparcialidad de los legisladores en este proceso.
La estrategia del equipo legal de Trump: hacer un juicio exprés, sin testigos y poner en duda los cargos
Los abogados de la Casa Blanca están tratando de diseñar el juicio político más rápido en la historia de Estados Unidos, y que el presidente Trump sea absuelto sin testigos y en pocos días, según declararon funcionarios de la administración al diario The Washington Post. La Casa Blanca ha intentado ridiculizar la investigación de juicio político contra Trump alegando que ha estado motivada políticamente y basada en información de segunda mano, con evidencias poco sólidas. Para afianzar esta tesis, los abogados del presidente planean, por ejemplo, diseccionar el testimonio del embajador estadounidense ante la Unión Europea Gordon Sondland, según revelaron los altos funcionarios de la administración al diario capitalino, bajo condición de anonimato. Sondland, aunque seguidor y donante de la campaña de Trump, hizo revelaciones explosivas durante una audiencia televisada en noviembre pero cambió su testimonio varias veces entre su declaración a puerta cerrada y la audiencia pública, lo cual piensa usar el equipo de Trump para cuestionar su credibilidad. Se espera que el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, lidere el equipo del presidente durante el juicio, un consejo que dieron los republicanos a Trump, quien finalmente aceptó escoger a los miembros de su defensa fuera del Congreso. Aunque al principio Trump era partidario de convertir el juicio en el Senado en un show mediático a su favor, poco a poco se ha ido convenciendo de intentar tener un juicio lo más breve posible y sin testigos, una variante que su equipo intentará defender. Con respecto a la duración del proceso, uno de los funcionarios aseguró que dudaba que se extendiera más de 15 días: “Creo que es extraordinariamente improbable que vayamos más allá de dos semanas”, dijo el funcionario al Post. “Creemos que este caso es abrumador para el presidente y el Senado no tendrá ninguna necesidad de dedicarle tanto tiempo”, añadió. El juicio político del presidente Andrew Johnson, en 1868, duró 11 semanas y el de Clinton, en 1999, se prolongó más de un mes. El senador republicano Rand Paul amenaza a sus compañeros de partido para que no respalden las demandas demócratas El senador republicano de Kentucky Rand Paul está llevando a cabo una campaña feroz para evitar que el Senado escuche a testigos en el juicio político a Donald Trump, prometiendo a sus compañeros de partido que si respaldan las demandas demócratas de presentar nuevas pruebas, les forzará a tomar decisiones muy difíciles. Paul ha asegurado que si cuatro o más de los republicanos del Senado (con cuatro sería suficiente) se unen a los demócratas para aceptar escuchar nuevos testimonios de testigos, él forzará que el Senado llame a los testigos favoritos del presidente: el denunciante anónimo, que destapó todo la trama ucraniana, o Hunter Biden, el hijo del exvicepresidente y actual precandidato demócrata Joe Biden. Los republicanos más moderados, que podrían estar de acuerdo en revisar nuevas pruebas, no quieren llamar a esos dos testigos, con lo cual Rand Paul les advierte: si no quiere que esas dos personas se vean forzadas a declarar, terminen este juicio sin escuchar testimonios. Aunque Rand Paul ha sido crítico con el presidente Trump en algunos aspectos, con respecto al juicio político se ha posicionado dentro de la línea más dura posible en defensa del mandatario, llegando incluso a lanzar amenazas contra quien se aparte de esa postura dentro de su propio partido. Lev Parnas, asociado de Giuliani, afirma que “Trump sabía exactamente lo que estaba pasando” En una entrevista concedida a MSNBC, Lev Parnas afirmó que el presidente Trump estaba “al corriente de todos mis movimientos. No haría nada sin el consentimiento de Rudy Giuliani, o del presidente”. Parnas afirmó que él estaba “en el terreno” haciendo el trabajo de Trump y Giuliani, “y ese es el secreto que están tratando de mantener”. “¿Por qué se reuniría conmigo el círculo íntimo del presidente Zelensky, o el ministro Avakov, o todas estas personas, o el presidente Poroshenko? ¿Quién soy? Se les dijo que se reunieran conmigo”, dijo. Parnas está acusado de contribuir $ 325,000 de manera ilegal a un super PAC que apoyaba al presidente Trump. Ayer martes, los demócratas publicaron parte de la evidencia que los abogados de Parnas han compartido y en la que muestran que Giuliani solicitó una reunión privada con Zelensky. En la misma entrevista, Parnas afirma que la motivación del presidente Trump nunca fue acabar con la corrupción en Ucrania, como han defendido los republicanos, si no que “era estrictamente sobre Burisma, que incluía a Hunter Biden y a Joe Biden”. Durante la misma entrevista, Parnas afirmó que tenía instrucciones de transmitir de una manera “no agradable” que en juego no estaba solamente la ayuda militar, si no todo tipo de ayuda que Ucrania recibía de Estados Unidos y que de no acceder a las demandas del presidente Trump, la relación entre ambos países se “agriaría”. Preguntado sobre el conocimiento del fiscal general Barr en la operación, Parnas dijo que Barr estaba al corriente de las gestiones que se estaban realizando: “Estaba básicamente en el equipo”, afirmó. En otra entrevista que Parnas concedió al diario The New York Times, dijo que aunque no habló directamente con Trump sobre los esfuerzos, se reunió con el presidente en varias ocasiones y Giuliani le dijo que Trump estaba al tanto. Parnas señaló en particular los mensajes de texto, publicados por la Cámara esta semana, en los que Giuliani se refiere a un esfuerzo por obtener una visa para un exfuncionario ucraniano que niveló las acusaciones de corrupción contra Biden. Mitch McConnell: el Senado recibirá formalmente este jueves a los fiscales de la Cámara de Representante El líder de la Cámara Alta precisó que al mediodía de este jueves, ese cuerpo recibirá a los managers designados por la Cámara de Representantes para que entreguen formalmente los dos artículos de impeachment contra el presidente Donald Trump. Si bien los siete representantes demócratas caminaron hasta el Senado para entregarlos inmediatamente después los firmó Nancy Pelosi, líder de la Cámara Baja, debieron regresar minutos después con estos en la mano.
Pelosi firma los artículos de ‘impeachment’ contra Trump y los envía al Senado
“Hoy haremos historia cuando los managers (administradores o fiscales en el proceso) entreguen los artículos de impeachment contra el presidente de Estados Unidos por abuso de poder y obstrucción al Congreso”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a periodistas. “Este presidente deberá rendir cuentas porque nadie está por encima de la ley”, agregó antes de firmar la resolución, aprobada previamente este miércoles en la Cámara Baja, para enviar las imputaciones al Senado. Se prevé ahora que los encargados de presentar las acusaciones contra el presidente Donald Trump acudan esta tarde al Senado a entregarlas. Sin embargo, la oficina del presidente de la Cámara Alta, el republicano Mitch McConnell, dijo que para recibir formalmente los artículos de impeachment ese cuerpo debe establecer primero una hora en específico, por lo que los llamados managers o ‘administradores’ de la Cámara de Representantes deberán regresar este jueves. Las ‘reglas de decoro’: los senadores no podrán usar sus celulares ni hablar entre sí durante el juicio político La rutina del Senado posiblemente cambiará significativamente la próxima semana cuando se espera que arranque allí el juicio político que podría convertir a Donald Trump en el primer presidente de Estados Unidos en ser destituido. Durante el mismo, los senadores deberán ceñirse a estrictas reglas que garanticen el debido proceso. Estas son algunas de ellas:

• Los legisladores deberán abstenerse de hablar entre sí mientras los representantes demócratas designados por Nancy Pelosi presentan su caso contra Trump, acusado de condicionar la ayuda a Ucrania a cambio de que ese país anunciara una investigación al hijo del exvicepresidente Joe Biden, su potencial rival en las elecciones de este año.
• No se permitirán teléfonos celulares ni dispositivos electrónicos en la Cámara Alta.
• En caso de que se realice alguna votación durante el juicio, los senadores deberán levantarse y votar desde sus escaños.
• Pero deberán permanecer sentados durante el resto de los procedimientos, sin caminar por el piso como suele ocurrir habitualmente.
La Cámara de Representantes aprueba enviar al Senado los artículos de ‘impeachment’ contra Trump La resolución aprobada por la Cámara Baja también dio luz verde a la designación de los siete representantes demócratas que servirán como fiscales en el juicio político en el Senado. Mientras la Cámara Baja debate, Trump habla sobre la firma de la primera fase de un acuerdo comercial con China Sin embargo, el presidente no pudo evitar referirse a la votación que tiene previsto realizar la Cámara de Representantes próximamente para enviar al Senado los artículos de impeachment en su contra. Mientras hablaba sobre la firma de la primera fase de un acuerdo con China, Trump dijo a los representantes republicanos presentes en el salón: “Preferiría que estén votando a que estén aquí esperando que los presente”.