«Estamos cavando nuestra propia tumba»: líderes del mundo se reúnen para tratar la emergencia del cambio climático

Los líderes mundiales se reúnen en la cumbre sobre cambio climático COP26 en Glasgow, Escocia, para intentar alinear acciones y agendas para combatir el calentamiento global. El evento llega apenas semanas después del último lapidario informe de la ONU sobre las catastróficas consecuencias que nos deparan si no logramos bajar las emisiones en la próxima década. Sigue las últimas noticias de la conferencia aquí.  «Salvar la humanidad»: líderes se reúnen en la cumbre sobre cambio climático con la emergencia de bajar las emisiones para evitar una catástrofe Líderes de más de 120 países se comenzaron este lunes la cumbre en torno a la COP26 en Glasgow, Escocia, bajo la presión de «salvar a la humanidad» frente al cambio climático, en palabras del secretario general de la ONU, Antonio Guterres. «Es hora de decir basta… Basta de maltratar la biodiversidad. Basta de tratar la naturaleza como un retrete. Basta de quemar, perforar y minar a mayor profundidad. Estamos cavando nuestra propia tumba», advirtió Guterres. El primer ministro británico y anfitrión, Boris Johnson, dijo que esta cita que no puede permitirse fracasar: «Todas esas promesas no serán más que bla, bla, bla y la ira y la impaciencia del mundo serán incontenibles a menos que hagamos de esta COP26 el momento en que abordamos en serio el cambio climático».El calentamiento nos está llevando a un «terreno desconocido»

La COP26 de Glasgow llega tras ser cancelada el año pasado a causa de la pandemia de covid-19. Su objetivo es desarrollar el Acuerdo de París de hace seis años, que fijó como gran objetivo limitar el calentamiento del planeta a 2.7 grados F (1,5 ºC). Pero la realidad es que la Tierra se dirige a un aumento de 2,7 ºC, y con esas cifras, su clima, sus ecosistemas, entran en «territorio desconocido», según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). El mundo emite anualmente más de 50 gigatoneladas de gases de efecto invernadero, según cálculos de la ONU. Una gigatonelada representa 1,000 millones de toneladas. «Nuestros estudios indican que se producirá un incremento de emisiones del 16% en 2030, cuando deberíamos registrar una reducción del 45%», resumió la secretaria ejecutiva del órgano de la ONU para el cambio climático, la mexicana Patricia Espinosa. Y aunque públicamente existe la conciencia de que esa situación debe cambiar, subsisten grandes interrogantes sobre el modelo energético alternativo. «Esta es la década decisiva»: Biden dice que la lucha climática es urgente pero también es una «increíble oportunidad» para la economía mundial

El presidente Joe Biden dijo este lunes en la cumbre COP26 de Glasgow que la respuesta masiva necesaria para detener la crisis climática debe verse como «una increíble oportunidad» para todas las economías del mundo. «Dentro de la creciente catástrofe creo que hay una increíble oportunidad, no solo para Estados Unidos, sino para todos nosotros», afirmó ante los líderes de 120 países reunidos en un encuentro calificado como clave para salvar al planeta del cambio climático. Biden llamó a la unidad para luchar contra la que se considera la mayor amenaza contra la especie humana, que es la catástrofe climática que se avecina si los niveles de emisiones de gases que están impulsando el calentamiento del planeta no se controlan drásticamente.

 

«Podemos mantener el objetivo de limitar el calentamiento global a solo 2.7 grados F (1.5 grados centígrados) si nos unimos, si nos comprometemos a hacer nuestra parte en cada una de nuestras naciones… COP26 tiene que ser el puntapié inicial de una década de innovación para preservar nuestro futuro compartido», aseguró Biden. Biden enfatizó en que el cambio climático «ya está aquí». «Ya está devastado el mundo… no es hipotético, sino que está destruyendo la vida y los medios de subsistencia de las personas… Si no logramos aprovechar este momento tendremos una creciente catástrofe». «Creo que hay una oportunidad… estamos en un punto de inflexión en la historia mundial, tenemos la capacidad de invertirlo nosotros mismos y construir un futuro de energía limpia equitativo y en el proceso generar trabajos y oportunidades en todo el mundo para nuestros hijos». Una pequeña infografía que ilustra los objetivos sobre emisiones para frenar el calentamiento global (y lo atrasados que estamos) Este gráfico publicado por la agencia francesa de noticias AFP, muestra como se proyectan las emisiones de CO2 (gases de efecto invernadero que están disparando el calentamiento de nuestro planeta) hasta 2030 según los objetivos anunciados, las políticas actuales y las emisiones necesarias para limitar el calentamiento a 2.7 grados F (2ºC y 1,5ºC). La COP26 de Glasgow tiene como objetivo desarrollar el Acuerdo de París de hace seis años, que fijó como gran objetivo limitar el calentamiento del planeta a 2.7 grados F (1,5 ºC). Pero la realidad es que la Tierra se dirige a un aumento de 2,7 ºC, y con esas cifras, su clima, sus ecosistemas, entran en «territorio desconocido», según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). El mundo emite anualmente más de 50 gigatoneladas de gases de efecto invernadero, según cálculos de la ONU. Una gigatonelada representa 1,000 millones de toneladas. «Nuestros estudios indican que se producirá un incremento de emisiones del 16% en 2030, cuando deberíamos registrar una reducción del 45%», resumió la secretaria ejecutiva del órgano de la ONU para el cambio climático, la mexicana Patricia Espinosa. «El tiempo literalmente se ha agotado», sentenció el príncipe Carlos El príncipe Carlos intervino en la apertura de la COP26, en substitución de la reina Isabel II, de 95 años, que «guarda reposo» por consejo médico. Carlos llamó a las empresas a sumarse al esfuerzo mundial. «Necesitamos una amplia campaña… para reunir la fuerza del sector privado mundial» que «dispone de billones» de dólares para luchar contra el cambio climático. «Los ojos y las esperanzas del mundo están sobre ustedes», dijo Carlos a los líderes de la conferencia. «El tiempo literalmente se ha agotado … sabemos lo que debemos hacer», sentenció. ‘El Gran Deshielo’: historias desde la línea del frente del cambio climático En enero de 2009, el periodista Alister Doyle viajó a la Antártida para visitar una base de investigación en la que los científicos examinaban el efecto del deshielo en la subida del nivel del mar. Unas semanas más tarde, esta parte de la plataforma de hielo Wilkins se rompió en enormes icebergs, «probablemente después de haber estado en su lugar durante miles de años», escribe Doyle en su libro The Great Melt, publicado la semana pasada. Doyle recuerda que la entonces Secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo en una conferencia pocos días después que la ruptura de la plataforma de hielo Wilkins era un recordatorio «de que el calentamiento global ya ha tenido enormes efectos en nuestro planeta, y no tenemos tiempo que perder para afrontar esta crisis». La Antártida, del tamaño de Estados Unidos y México juntos, tiene suficiente hielo para elevar el nivel del mar mundial en 58 metros si se derritiera. Los científicos estiman que los gases de efecto invernadero producidos por el hombre están descongelando cada día hasta dos mil millones de toneladas de hielo en tierra, señala Doyle, lo que podría elevar el nivel del mar hasta siete metros en 2300.

 

«Siete metros es más alto que una jirafa», escribe. Doyle fue corresponsal de medio ambiente de la agencia de noticias Reuters entre 2004 y 2019, y asistió a 13 conferencias de las Naciones Unidas sobre el clima en todo el mundo, desde Milán hasta Bali. Al mismo tiempo, viajó a muchos lugares lejanos para observar la crisis climática con sus propios ojos. Doyle, que vive en Oslo, Noruega, habló con David Adams, de Univision, sobre lo que presenció mientras escribía su libro y sus expectativas para la COP26, que comienza el domingo en Glasgow.

Los ausentes de la cumbre y Biden como gran protagonista

El presidente Joe Biden, que proclama el regreso de su país a las negociaciones sobre el clima, es el principal protagonista de una cumbre de dos días. Una de las principales misiones de Biden es ‘convencer’ al mundo que Estados Unidos habla en serio en cuanto a acciones contra el cambio climático. Es que Biden llega con dos cuestiones a la COP26. Por un lado, los cuatro años de Donald Trump en el poder, un presidente que ha retrotraído las medidas de protección ambiental en EEUU y a nivel internacional se retiró de pactos fundamentales como el acuerdo climático de París. Por el otro, Biden llega con un proyecto ‘estancado’ que incluye la mayor inversión histórica para luchar contra el cambio climático en Estados Unidos, que no ha logrado avanzar en el Congreso. Además, la cumbre se llevará adelante con grandes ausencias como la del chino Xi Jinping, presidente del mayor país emisor de gases contaminantes, el ruso Vladimir Putin y el turco Recep Tayyip Erdogan, que canceló a última hora citando cuestiones de seguridad. Pese a no asistir, el chino Xi Jinping transmitirá un mensaje por escrito a los asistentes.

 


Diseño Web