Informe de los relatos del horror en iglesia de Pensilvania

Tenemos que detallar los hechos y testimonios para realmente entender y comprender la magnitud de los mismos y sus consecuencias, debemos comenzar con profunda vergüenza ajena los relatos sin ánimo de realizar descripciones morbosas. El informe del gran jurado hallo evidencias creíbles, de acuerdo al Fiscal General de Pensilvania John Shapiro quien señaló que hubo un encubrimiento sistemático por altos cargos de la Iglesia. El informe judicial elaborado por la Corte Suprema del Estado de Pensilvania tiene más de 1400 páginas y señala que muchos de los menores fueron manipulados con alcohol o pornografía y otros obligados a “masturbar a sus agresores” o fueron manoseados por ellos. ” …Nosotros los integrantes del jurado, necesitamos que ustedes escuchen esto … Quizás algunos de ustedes han escuchado algo similar antes … Pero nunca en esta escala …Para muchos de nosotros este tipo de historias ocurrieron en otro lugar, en algún lugar lejano. Ahora sabemos la verdad: que ocurren en todas partes. El gran jurado descubrió una red de sacerdotes depredadores que “compartían datos o información sobre las victimas” que crearon pornografía con las víctimas y que se “intercambiaban víctimas entre sí”; “Este grupo de sacerdotes utilizaba látigos, violencia y sadismo cuando violaban a los menores. Algunos niños fueron violados oralmente, vaginalmente y analmente. En otro caso un religioso coleccionaba orina, vello púbico y sangre menstrual. Había una red de pornografía en la que actuaban en grupo con fustas, violencia y sadismo. Hay confesiones de los culpables. Fines personales inhumanos, comportamientos indecentes e inapropiados como besos, pornografía infantil, comunicaciones inapropiadas con menores, … Los sacerdotes enseñaron a los niños no solo que ese abuso era normal, sino que era sagrado. Justificaron sus agresiones con el argumento de que “la Virgen María tuvo que lamer a Jesús para limpiarlo tras nacer”. Emplearon rituales religiosos y símbolos de la fe para abusar de ellos, un cura ato a una de sus víctimas con una cuerda dentro de un confesionario en “una posición de oración»; cuando el menor se negó a mantener relaciones sexuales, el enojado sacerdote empleo un crucifijo de 18 centímetros (siete pulgadas) para agredirlo sexualmente. También utilizaron el sacramento de la confesión como una oportunidad para abusar, tocar y agredir a los menores, así como la amenaza de una eternidad en el infierno una verdadera arma de la fe, emplearon la fe de sus víctimas, su confianza en ellos como líderes religiosos para abusar de ellos y silenciarlos. Otra víctima fue obligada a posar desnuda en la cruz mientras le tomaban fotos, todos se reían y decían que las imágenes serian utilizadas como referencia para nuevas esculturas religiosas para las parroquias. Los niños recibían regalos tales como cadenas con cruces de oro; ellas eran un método de identificación clara de que estos niños eran víctimas del abuso sexual. Eran una señal para los demás depredadores, de que los niños ya estaban insensibilizados al abuso y podían ser blanco de más victimización y que ya habían sido violados. una de las victimas aún tiene la cruz y la mostro al gran jurado. Uno de ellos acariciaba sexualmente a los niños y les decía que lo hacía para hacer una revisión de cáncer. Otro cura conto a un niño que estaba acariciando que lo que hacía estaba bien porque él era “un instrumento de Dios”. Otro sacerdote habría violado a una niña de 7 años cuando la visito en el hospital después que ella tuvo una operación para retirarle las amígdalas. Otro sacerdote forzó a un niño de 9 años a que le realizo sexo oral y después lavo la boca del menor con agua bendita para purificarlo. Un sacerdote reconoció abusar de niños, pero negó los reportes de dos niñas que lo acusaron “No tienen pene”, explico”. Otro sacerdote, ante la pregunta de si había abusado de sus feligreses, respondió de manera evasiva “Con mi historial” dijo “todo es posible”. Otro sacerdote al final decidió renunciar después de años de haber enfrentado denuncias, pero pidió –y recibió-una carta de recomendación para su siguiente trabajo, en Disneylandia . En otro caso, un sacerdote violo a una niña; la embarazo y organizo que abortara. Un obispo escribió su sentir en una carta de apoyo: “Este es un momento muy difícil en tu vida y me doy cuenta de lo mal que te sientes. Yo también comparto tu pesar” Sin embargo, esa carta no iba dirigida a la menor violada, sino al religioso que la violo. Una de las victimas comento que cada uno de los sacerdotes tenían un grupo de niños preferidos a los que llevaban de viaje. Otros alegaron que fueron maltratados golpeados por miembros de su familia que no creyeron sus historias sobre los abusos. Otro sacerdote conoció una familia que lo acogió como su sacerdote, En la familia había ocho niñas y un niño, Comenzó a abusar de las niñas casi inmediatamente después de ser nombrado a la parroquia. El abuso sexualmente de cinco de las ocho menores, también abuso de otros integrantes de la misma familia. Su conducta incluyo una serie de delitos punibles según la ley de Pensilvania.

Los funcionarios de la iglesia calificaron los abusos de “manera rutinaria y deliberada” como “juegos bruscos” “peleas” “conductas inapropiadas” no era ninguna de esas cosas era abuso sexual infantil incluyendo la violación. Algunos sacerdotes decían a los padres de las victimas sobre las recomendaciones “la única precaución que le doy es que se abstengan de buscar más información sobre eventos pasados, porque puede atraer la atención a gente que no está involucrada”. Deberé pronunciarme sobre otras organizaciones religiosas en su momento, debo manifestarles que no se alegren por estos relatos , ya que en sus organizaciones también hay más de lo mismo, así como timadores de dinero y falsos profetas que engañan y mienten a sus feligreses. Seguiremos haciendo expiación de nuestros pecados, compromiso para garantizar que las atrocidades no se repitan y que no vuelvan a ocurrir nunca más. En este momento los abogados de los monstruos retirados y en funciones se encuentran presentando una respuesta grupal diciendo que el informe está repleto de “aseveraciones inapropiadas”, “descripciones erróneas crasas”, “simplificación excesiva” y “conclusiones simplemente erróneas”. Y usted estimado lector me podría decir que opine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.