Jane Fonda revela que tuvo cáncer de labio. ¿Sabías que existía? Explicamos en qué consiste

Con toda naturalidad la actriz de 80 años dio la noticia para explicar por qué había asistido a un evento con una gran banda adhesiva que cubría la parte inferior de su boca. “El mundo se está viniendo abajo, qué importa un labio. Sí, me lo quitaron (el cáncer) y voy a estar bien, gracias”, aseguró.  Al asistir a un programa de televisión para promocionar la nueva temporada de la serie que protagoniza en Netflix, Grace and Frankie, Jane Fonda apareció con un vendaje que cubría su labio inferior. Y ante de que todos se pusieran a especular, la actriz de 80 años explicó con toda naturalidad el motivo: “Me acaban de extirpar un tumor cancerígeno del labio. Pensé que se iba a curar a tiempo antes de venir aquí, pero está bien. Simplemente quiero explicarlo, normalmente no salgo así”. Para Fonda, este traspiés de salud, no debe ser motivo ni de conmoción ni de revuelo. “A ver, el mundo se está viniendo abajo. Qué me importa un labio. Sí, me lo quitaron (el cáncer) y voy a estar bien, gracias. He tenido mucha suerte. Lo encontramos a tiempo y fue un procedimiento no invasivo”, aclaró durante el show de Howard Stern. Si es la primera vez que escuchas sobre el cáncer de labio, no eres el único. Es muy poco conocido, pero contrario a lo que se piensa, no es una rareza.  Aunque pocas veces caigamos en cuenta, los labios forman parte de la piel y como tales, pueden desarrollar tumores. El cáncer de piel es el más común en Estados Unidos, pero muchas veces en los despistajes los labios no son tomados en cuenta. Lo bueno es que por ser una zona visible apenas hay señales se le detecta con facilidad en las etapas tempranas cuando es bastante tratable. Fonda informó que habían encontrado el bulto hace semanas y los doctores concluyeron que el cáncer no se había extendido. En 2010 también le quitaron un tumor en el seno.

Susceptibles al sol, como el resto de la piel

Se estima que el cáncer de labio representa el 0,6% de los cánceres en el país. Según la Skin Cancer Foundation, los hombres son de tres a 13 veces más propensos a desarrollarlo. Entre los factores de riesgo está la exposición a los rayos ultravioleta del sol, el uso de tabaco y el consumo de licor. De los dos labios, el inferior (justamente en el que Fonda tuvo la lesión) es más susceptible al cáncer debido a que está más expuesto al sol. Según la web Cancer Treatment Centers of America, los síntomas pueden confundirse con un “resfriado que no se va o un persistente dolor de diente”. Otras señales de alerta son dolor constante en la boca, un bulto en el cuello, enrojecimiento de una parte de las encías, la lengua o amígdalas, o la sensación de que hay algo atascado en la garganta. Los tratamientos para erradicar el cáncer de labio suelen ser efectivos. Se usan la cirugía, la radiación y la crioterapia. Las probabilidades de reincidencia oscilan entre 5% y 35%. Si el cáncer llega a expandirse a los nódulos linfáticos las probabilidades de supervivencia bajan consideramente.

Cómo prevenirlo

Usar labiales con protector solar reduce las proabilidades de padecer este tipo de cáncer. El problema está en que mucha gente no está consciente de que hay que cuidar la boca de los rayos del sol con el mismo esmero que otras áreas de la piel. Un estudio concluyó que 94% de personas asiduas a ir a la playa estaban conscientes del daño del sol a la piel en general, pero 70% no se protegía los labios al estar en el sol, dice la Skin Cancer Foundation en su web. Como cualquier protector solar, los de labio deben aplicarse de forma uniforme y con frecuencia, advierten los expertos. Ni el éxito ni el dinero garantizan la salud: estos famosos revelaron sus luchas contra enfermedades en 2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.