La reina Isabel II aprueba la ley sobre el ‘brexit’

Faltan la firmas de Boris Johnson y los presidentes de la Comisión Europea y el Consejo Europeo.

La reina Isabel II aprobó este jueves el proyecto de ley del Brexit elaborado por el gobierno de Boris Johnson, dándole fuerza de ley, anunció el ejecutivo británico a ocho días de la salida de la Unión Europea. Además, el acuerdo superó su primera votación en la Eurocámara. “Su majestad la reina ha dado su asentimiento real” al texto que regula los términos del divorcio con la UE, anunció en Twitter el ministro de Brexit, Steve Barclay. “Esto permite al Reino Unido salir de la UE el 31 de enero“, agregó, poniendo fin a 47 años de complicada relación. La aprobación de la legislación por la monarca se dio tras el respaldo de la Cámara de los Lores este miércoles a la ley promulgada por el primer ministro Boris Johnson y es uno de los últimos pasos antes de que el Reino Unido se convierta en el primer país en abandonar el bloque, tras más de tres años de arduas negociaciones. Horas después de la aprobación de la reina, el acuerdo superó la primera votación en la Eurocámara con 23 votos a favor y tres en contra. Faltan ahora la firma del Tratado de Retirada por Johnson y los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el Consejo Europeo, Charles Michel, y que el Parlamento Europeo ratifique el acuerdo en una sesión prevista para el próximo miércoles. A partir del 1 de febrero se iniciará un periodo de transición de once meses, hasta el 31 de diciembre, en el que el Reino Unido continuará ligado a las estructuras comunitarias y cumpliendo las normas de la Unión. En ese plazo, Londres y Bruselas deben negociar los términos de su futura relación bilateral, que no están detallados en el acuerdo de salida. “Nos interesa enormemente, a ambos lados del canal (de la Mancha), llegar a un magnífico acuerdo de libre comercio con cero tarifas y cero cuotas”, sostuvo Johnson en una intervención en Facebook. En las últimas semanas, Bruselas advirtió sin embargo que once meses es un plazo demasiado corto para alcanzar un acuerdo comercial completo con Londres. Decidido por 52% de votos en el referéndum en 2016, cuyo resultado conmocionó dentro y fuera del país, el brexit estaba inicialmente previsto para el 29 de marzo de 2019. Pero la pugna en el Parlamento entre partidarios y detractores del Brexit, situados tanto a la izquierda como a la derecha del espectro político, llevó a un bloqueo que obligó a posponer la fecha tres veces.