Líderes de Honduras y El Salvador piden en EEUU compasión para los inmigrantes con TPS (y por ahora se quedan sin respuesta)

Pese a que la inmigración no estaba en la agenda oficial, la extensión del Estatus de Protección Temporal para hondureños y salvadoreños se coló en el encuentro entre mandatarios de la región. El secretario de Estado echó balones fuera.

 

El secretario de estado de EEUU, Rex Tillerson, es escuchado por el presidente hondureño Juan Orlando Hernández, el guatemalteco Jimmy Morales y el vicepresidente salvadoreño Óscar Ortiz. Wilfredo Lee/AP

MIAMI, Florida.- Líderes de Honduras y El Salvador pidieron este jueves en Miami compasión a Estados Unidos para las decenas de miles de compatriotas que viven legalmente en el país bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS), un permiso temporal otorgado a países que han sufrido desastres naturales y que el gobierno de Donald Trump se está planteando si renovar o no.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue el más explícito hablando del TPS: “Hemos entregado tanto verbalmente y por escrito una posición de nuestros hondureños acogidos por el TPS”, dijo en la cumbre de cinco países, Estados Unidos, México, Honduras, El Salvador y Guatemala.

El mandatario aseguró que estuvo reunido este miércoles con algunos de los beneficiarios de este permiso temporal y dijo que es “fuerte” constatar la incertidumbre en la que la comunidad hondureña vive sumida.

“Reconocemos que es decisión soberana de Estados Unidos pero puedo asegurar que son personas migrantes con un estatus, aunque sea temporal, de lo mejor que pueden tener en este país: pagan impuestos, es gente que trabaja, con familias”, sostuvo. Por eso pidió que se renueve el TPS cuando se venza el 5 de enero de 2018 o se encuentre una forma alternativa para que esos 86,163 hondureños puedan seguir viviendo en Estados Unidos.

Menos concreto fue el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, quien dijo haber mencionado el TPS en su conversación con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

“Planteamos, en términos generales, nuestro interés y preocupación por el tema de la población con estatus temporal, que en el caso nuestro es una buena cantidad de salvadoreños dentro de ese programa”. Hay 263,282 salvadoreños bajo esta protección temporal, que se vence el 9 de marzo de 2018. Ortiz también presentó a sus compatriotas en Estados Unidos como “personas luchadoras y trabajadoras”.

La (no) respuesta de EEUU

“La autoridad para extender el TPS reside en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el secretario (John) Kelly tiene la autoridad para tomar estas decisiones”, se limitó a responder el secretario de Estado, Rex Tillerson, al lanzar la pelota a su compañero de gabinete.

Tillerson dijo también que esa decisión se toma “país por país” y que cada caso es “muy específico”.

Gobierno de Trump pone la mirada sobre los problemas centroamericanos Univision

Kelly, el responsable en cuestión, tiene previsto hablar ante la prensa en Miami este viernes, aunque el gobierno estadounidense dejó claro desde el principio que la renovación del TPS no está sobre la mesa en esta cumbre. Los gobiernos –incluido el de Trump– insisten en que el reto en Miami es hablar de economía y seguridad que, según ellos, es lo que evita a largo plazo más movimientos migratorios.

Sin hablar claro tampoco, el secretario de Seguridad Nacional sí ha lanzado mensajes que han puesto en alerta a la comunidad centroamericana. Recientemente Kelly dijo que los inmigrantes que han vivido y trabajado en Estados Unidos con el TPS quizá deberían empezar a pensar sobre volver a casa.

“¿Qué queremos?: TPS; ¿cuándo?: ¡Ahora!”

 

Pese a no estar en la agenda oficial de las conversaciones de esta cumbre, la migración y concretamente la incertidumbre la posibilidad del fin del TPS para hondureños y salvadoreños acabó siendo uno de los protagonistas de la jornada.

A las afueras del edificio de una universidad de Miami donde se celebra la conferencia, medio centenar de manifestantes de organizaciones proinmigrantes de Miami se concentraron al grito de “Los inmigrantes son bienvenidos aquí” y “¿Qué queremos?: TPS; ¿cuándo lo queremos?: ¡Ahora!”

“El secretario Kelly ha extendido el TPS a la comunidad haitiana por tan solo seis meses. En el pasado ha sido prácticamente como una orden de deportación diciendo que tengan sus cosas en orden para ser deportados”, dijo a Univision Noticias uno de los manifestantes Thomas Kennedy, de la Coalición de Inmigrantes de Florida.

“Entendemos que el TPS no solo tiene que ser extendido 18 o 24 meses más, pero el gobierno americano y el Congreso tienen que trabajar en una solución permanente para esta gente, para darles ciudadanía”, opinó Kennedy. “Esta gente ya ha estado aquí casi una década, tienen negocios, han creado familias, contribuyen al carácter cultural y económico a nuestras comunidades del sur de Florida y realmente no merecen ser deportados”.

Kelly: “TPS no es para estar aquí hasta que su país sea rico, feliz y con 0% de desempleo”

En la misma cumbre en la que Honduras y El Salvador piden a Estados Unidos compasión con los centroamericanos con TPS, el responsable de renovar este permiso temporal dice a Univision que no puede estar vigente por años.

Mientras los centroamericanos piden una solución para las decenas de miles de inmigrantes que viven legalmente con el Estatus de Protección Temporal (TPS) en Estados Unidos, el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, insiste: este permiso es temporal, no puede durar años.

Kelly, quien decidirá si renovar o no el TPS de salvadoreños, hondureños y nicaragüenses en 2018, dijo en una entrevista con Univision:
“Ese no es el punto. Por ley, es para temporalmente permitirle a gente que se quede aquí un corto periodo de tiempo por alguna situación y la situación no es económica. Es usualmente un desastre natural.”

En concreto, el TPS se creó para los hondureños y nicaragüenses en 1998 tras el huracán Mitch, y para los salvadoreños tras los terremotos de 2001. Pese a las graves crisis de violencia organizada, pobreza y nacotráfico que sufren los países centroamericanos, Kelly dejó claro que esos factores no se tienen en cuenta en este programa migratorio:

“No es para que se queden aquí hasta que su país esté reconstruido, rico, con todo el mundo feliz y con 0% de desempleo”.

Kelly dijo que los centroamericanos con TPS llevan viviendo en Estados Unidos entre 16 y 25 años, y lanzó una crítica contra los gobiernos previos al de Donald Trump:

“Eso quiere decir que la gente que tuvo mi trabajo en el pasado no hizo su trabajo, solo automáticamente lo extendieron. La ley dice que esto es temporal”.

“Por eso estoy viendo cómo podemos lidiar con este problema con Centroamérica, Haití y otros países”, aclaró. En declaraciones a principios de junio, el secretario de Seguridad Nacional dijo que el Congreso era el responsable de buscar una solución a largo plazo para los centroamericanos.

TPS: las claves

País Beneficiados Fecha de renovación
El Salvador 263,282 5 de enero de 2018
Honduras 86,163 9 de marzo de 2018
Nicaragua 5,349 9 de marzo de 2018

FUENTE: DHS, 2016 | UNIVISION

Kelly habló con Univision en Miami durante la conferencia de 5 países de América del Norte y Central sobre seguridad y economía. Líderes de Honduras y El Salvador pidieron este jueves compasión a Estados Unidos para las decenas de miles de compatriotas que viven legalmente en el país bajo el TPS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.