Nuevo gobernador de Nueva Jersey promete resistir ‘toda medida dictada por Trump’

Phil Murphy, un exejecutivo de Wall Street, fue juramentado el martes como gobernador de Nueva Jersey, reemplazando al republicano Chris Christie.Con el ascenso de Murphy, de 60 años, quedan terminados los dos períodos de Christie a la cabeza del gobierno regional y el poder regresa a manos demócratas. Murphy ha prometido asumir una postura muy distinta a la de Christie con respecto a las políticas del presidente Donald Trump. Christie era amigo y aliado de Trump pero Murphy hizo campaña su primera campaña política prometiendo resistir las políticas de Trump en cuanto a inmigración, sistema de salud e impuestos.  “Resistiremos toda medida dictada por el presidente Trump y este Congreso republicano equivocado”, dijo Murphy en su discurso inaugural. Haciendo alusión a los supuestos comentarios hechos por Trump contra ciertos países, Murphy enfatizó que Estados Unidos debe ser “un faro de luz” para los inmigrantes, incluyendo los de Haití y África. “Resistiremos todo intento de definir quién es y quién no es un verdadero estadounidense”, dijo el dirigente. Trump el domingo telefoneó a Murphy así como a otro demócrata, el recién electo gobernador de Virginia Ralph Northam, para felicitarlos. La Casa Blanca dijo que Trump y Murphy acordaron cooperar para mejorar la infraestructura del país. Una prueba importante de la posibilidad de que se concrete esa cooperación serán los planes de construir un túnel debajo del Río Hudson, algo que aliviaría el tránsito en el noreste de Estados Unidos pero que costaría 13.000 millones de dólares. Una fuente del gobierno federal dijo el mes pasado que un acuerdo previo, forjado bajo la presidencia de Barack Obama, según el cual el gobierno federal pagaría por la mitad del proyecto, “es ahora nulo”. Murphy estuvo acompañado en la toma de posesión por su esposa Tammy y sus cuatro hijos. Fue juramentado por el presidente de la Corte Suprema de Nueva Jersey, Stuart Rabner. La compañera de fórmula de Murphy, Sheila Oliver, fue juramentada como vicegobernadora. El demócrata Phil Murphy juró hoy como gobernador de Nueva Jersey con la misma biblia con que lo hizo el presidente John F. Kenendy, con un mensaje esperanzador para las familias trabajadoras y la promesa de combatir las políticas “equivocadas” de la administración del presidente Donald Trump. Murphy, de 60 años y que sin experiencia política recuperó el estado para los demócratas, sustituye al republicano Chris Christie, tras ocho años de una administración marcada por el escándalo conocido como “Bridgegate”, una conspiración que llevó a la cárcel a dos de sus ayudantes. El nuevo gobernador reiteró las promesas de su agenda progresista de impuestos para las grandes empresas, de combatir el cambio climático, de elevar a 15 dólares el salario mínimo, de luchar por la equidad salarial, de mejorar una economía que aún lucha por ponerse de pié, o de legalizar la marihuana con fines recreativos. También se comprometió a destinar más fondos para la educación primaria y superior, incentivos para atraer más empresas al estado y nuevas ayudas para las pequeñas empresas, con el objetivo de que las familias trabajadoras de Nueva Jersey tengan más poder adquisitivo para satisfacer sus necesidades. Murphy, un antiguo ejecutivo del banco Goldman Sachs de origen irlandés, ofreció un mensaje de unidad bajo el lema “Nueva Jersey más fuerte y justo” y se comprometió a combatir las acciones de la administración Trump, que ha contado entre sus aliados con el exgobernador Christie. Desde el inicio de su mensaje el también expresidente del Comité de Finanzas del Partido Demócrata nacional, dejó claro que el liderazgo que tomó las riendas hoy de Nueva Jersey es uno que trabajará por un estado en que los inmigrantes querrán llegar en busca de un mejor futuro “y eso incluye a Haití y países de África”. Murphy, que fue embajador en Alemania durante el mandato del expresidente Barack Obama, se refirió así, sin mencionar a Trump, a la última polémica que salpica al mandatario tras unos supuestos comentarios despectivos que hizo sobre esos países, obteniendo un fuerte aplauso y vítores como respuesta. Tras jurar al cargo ante el presidente del Tribunal Supremo estatal, Stuart Rabner, el nuevo gobernador destacó que su gabinete refleja la diversidad de Nueva Jersey, que incluye latinas y afroamericanas, un musulmán y el primer Sikh en la nación como fiscal general del estado, tras lo cual les presentó al público. “América contraataca”, afirmó Murphy en contraste con el lema del presidente Trump “Hagamos América grande otra vez”, que desde su llegada a la Casa Blanca hace un año se ha caracterizado por sus acciones en contra de los inmigrantes, entre ellos contra países de mayoría musulmana. Murphy aseguró que combatirá “cualquier intento de Trump y de un Congreso republicano equivocado” de dividir familias, negar acceso a educación a los “soñadores”, y que defenderá las costas de Nueva Jersey contra la orden ejecutiva del mandatario que expande la extracción de petróleo o gas frente a las costas de EE.UU. Finalmente, el nuevo gobernador de Nueva Jersey prometió combatir cualquier intento por definir quién es o no es “un verdadero estadounidense” o en contra de la comunidad LGBT. “Esta no es una nación imperfecta pero es una gran nación”, sostuvo Murphy quien anunció que la primera medida que firmará como gobernador será la de igualdad de salario para la mujer y adelantó que dentro de unas semanas enviará a la Legislatura un presupuesto “fiscal y moralmente responsable”. efeusa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.