Queda preso el hispano acusado de asesinar a un imán

La comunidad musulmana insistió en que no habrá paz hasta conocer por qué Oscar Morel mató a Maulama Akonjee y a Thara Uddin. La jueza Karen Gopee, de la corte criminal de Queens, decidió este martes en la tarde que Oscar Morel permanezca tras las rejas y sin derecho a fianza hasta el jueves 18 de agosto, cuando debe regresar al tribunal representado por un abogado especializado en casos como el suyo. A Morel, de origen dominicano y residente de Brooklyn, se le acusa de asesinar al imán Maulama Akonjee y a su acompañante, Thara Uddin, el pasado sábado, a la 1:50 de la tarde, en el condado de Queens. El hispano, de 35 años, ha sido identificado como el hombre que se observa en un video dispararle a ambos en la parte posterior de la cabeza. El lunes en la noche fue arrestado y acusado de un cargo de asesinato en primer grado, dos de asesinato en segundo grado y otros dos por posesión criminal de un arma de fuego. De resultar culpable, Morel se expone a una condena de cadena perpetua, sin derecho a libertad bajo palabra. El próximo jueves, debe regresar al tribunal representado por un abogado criminalista que se le asignará en las próximas horas, según informó la fiscalía de Queens. Musulmanes agradecen el arresto, pero quieren saber el motivo El martes, la comunidad musulmana agradeció el arresto de Oscar Morel, pero quienes los conocieron tienen más dudas que respuestas en torno al caso. “Estamos agradecidos por el arresto y el interés de la policía para resolver las muertes, pero no tendremos paz absoluta hasta no saber qué motivó el horrendo crimen”, dijo Badrul Khan, asesor principal de la mezquita Al-Furqan Jame Masjid, a la que asistían las víctimas. “Necesitamos respuestas a todas las preguntas que nos inquietan”. Khan comentó que las familias de Akonjee y Uddin y la comunidad reclaman una “explicación precisa”, especialmente porque las víctimas “eran hombres religiosos y de paz que no tenían enemigos”. “No tendremos tranquilidad hasta no conocer todos los detalles”, insistió Khan, quien dirigió el servicio funerario de Akonjee y Uddin. La policía aún no determina el motivo del doble homicidio, aunque el lunes arrestó a Morel luego de encontrar en su vivienda un revólver y la ropa que vestía cuando presuntamente cometió los asesinatos. Su casero lo describe como “tranquilo… parecía buena persona” El casero de Oscar Morel no puede creer que el “buen inquilino” que vivió en su sótano por los últimos ocho meses sea el responsable de los asesinatos del imán Akonjee y su colaborador Thara Uddin. El dominicano Amado Baptista, de 59 años, dijo que hace 10 meses compró la propiedad situada en la Avenida Miller, en el vecindario de East New York, Brooklyn. Después, contrató a un agente de bienes raíces para conseguir “inquilinos decentes”, así fue como conoció a Morel, un hombre que le pareció “reservado y tranquilo”.  “Jamás dio problemas”, dijo Baptista. “Pocas veces hablamos. Yo trabajo todo el día y no lo veía, pero pagaba la renta a tiempo y parecía una buena persona”. Baptista, quien vive en East New York hace 30 años, admitió que conocía poco de su inquilino y de su familia. “Supe que sus tíos tienen un supermercado muy grande en Queens, que sus padres son dominicanos y que él nació en la Ciudad de Nueva York. En realidad no sabía qué clase de persona alquilaba mi sótano”, expresó. El casero dijo que Morel tenía una novia que lo visitaba con frecuencia y que la policía la interrogó el lunes. Por su parte, el hermano de Morel, Alvin, escribió en su cuenta de Facebook: “No puedo creer que esto está pasando. No puedo creer esta injusticia. Dios, ayuda a mi hermano, mi madre, mi padre y a mí”.

1 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.