Quién es Michèle Flournoy, favorita para ser la primera mujer al frente del Pentágono

El presidente electo Joe Biden estudia hacer este nombramiento histórico y elegir como secretaria de Defensa a una política conciliadora que ya fue funcionaria durante los gobiernos de Bill Clinton y Barack Obama.

La Clasa Blanca de 2021 se perfila como un hito para la historia de las mujeres en la política de Estados Unidos. La senadora Kamala Harris será la primera vicepresidenta y otra mujer podría liderar por primera vez la mayor agencia del gobierno: el Departamento de Defensa.

El nombre de Michèle Flournoy (Los Ángeles, 1960) ya sonaba en 2016 para el cargo en un eventual gobierno de Hillary Clinton que finalmente no fue. El propio Joe Biden, en un encuentro político en junio de ese año, hizo un guiño a ese secreto a voces: “Bueno, señora secretaria”, le dijo. Y añadió: “Estoy escribiendo una recomendación para ella, ya saben”. Biden y Flournoy ya trabajaron juntos en el gobierno de Barack Obama, donde la veterana política fungió como subsecretaria para la política de defensa, el tercer puesto civil más importante del Pentágono. La carrera de Flournoy en el Departamento comenzó durante la presidencia de Bill Clinton, donde fue subsecretaria adjunta de defensa para estrategia. Después, pasó varios años en el Center for Strategic and International Studies y cofundó -en 2007- el influyente Center for a New American Security (CNAS), un centro de estudios bipartidista enfocado en el futuro de la seguridad nacional. Con su liderazgo en el CNAS, se convirtió en una figura muy visible en la comunidad de defensa, lo que la impulsó para ocupar un papel destacado en el equipo de transición de Barack Obama para el Pentágono.

Una figura conciliadora

Flournoy es una figura respetada tanto por demócratas como por republicanos y su visión de la Defensa es ortodoxa, por lo que cabría esperar que su confirmación en el Senado no presente complicaciones, independientemente de si los conservadores retienen el control. Según los expertos, la mayor oposición a Flournoy provendrá del ala progresista del Partido Demócrata, crítica con su historial en intervenciones militares y con su gestión como consultora de riesgos estratégicos en el grupo WestExec Advisors, que fundó después de que Clinton perdiera las elecciones de 2016 y desapareciera su opción de liderar el Pentágono. De Flournoy no se pronostica que revolucione el Departamento de Defensa, al contrario, de su liderazgo se esperan políticas tradicionales y capacidad de conciliación: una figura estable después de cuatro años tormentosos bajo el gobierno de Donald Trump, quien continúa sacudiendo la agencia en los últimos meses de su presidencia con purgas políticas. Entre las posiciones conocidas de Flournoy está su apuesta por una gran inversión en tecnologías emergentes para poder competir en mejores condiciones con China, país al que considera la mayor amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos a largo plazo. También es bien sabido su deseo de equilibrar la relación entre civiles y militares dentro del Pentágono. Flournoy es la favorita para ser secretaria de Defensa en el futuro gobierno de Biden, aunque su nombre no es el único sobre el que se especula. También se habla de Susan Rice, que fue consejera de seguridad nacional de Obama y muy cercana al exvicepresidente; de la senadora Tammy Duckworth, veterana de la Guerra de Irak, y de Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional con Obama.

100201-D-7203C-002
Under Secretary of Defense for Policy Michele Flournoy conducts a press conference with Director of DoD Force Structure Vice Adm. Steve Stanley to discuss the Quadrennial Defense Review and Ballistic Missile Defense Review in the Pentagon on Feb. 1, 2010. DoD photo by Cherie Cullen. (Released)