Cámara de Representantes aprueba proyecto de ley que busca desmantelar Obamacare

“Es un excelente plan”, insistieron los republicanos desde la Casa Blanca donde celebraron la victoria junto al presidente Donald Trump. Pero expertos en salud pública y organizaciones que representan a enfermos se encuentran en alerta, pues la legislación que ahora deberá votarse en el Senado no ofrece protecciones a los más vulnerables. Por una estrecha mayoría de 217 votos, los republicanos en la Cámara de Representantes aprobaron este jueves el proyecto de ley que intenta desmontar el Affordable Care Act (ACA), o la ley de salud asequible, también conocida como Obamacare. La iniciativa pasa ahora al Senado donde se espera que enfrente aún mayores desafíos, debido a que se necesitarían votos demócratas para su aprobación. Los republicanos insisten en que se trata de un “excelente plan”. Dicen que no hay perdedores, que no se le quitará a nadie su cobertura médica y que están protegiendo a las personas con enfermedades preexistentes. Pero la realidad es distinta: esta ley cortaría dramáticamente el programa de ayuda a personas de bajos recursos (Medicaid), millones de personas perderían su seguro y para aquellos ya enfermos, el costo de las primas se dispararía. El presidente Donald Trump ha insistido en que esta versión “es tan buena para las condiciones preexistentes, como lo es Obamacare”. Expertos creen que la ley está muy lejos de reflejar esa promesa. Aunque la nueva propuesta incluye un fondo de $8,000 millones de dólares para cubrir las enfermedades preexistentes, no alcanza para todos. La nueva versión del American Health Care Act (AHCA) da a los estados la posibilidad de excluir uno o varios beneficios esenciales, que estaban garantizados por ley en el ACA, y que incluyen la cobertura de servicios de hospitalización, salud mental, emergencia y medicamentos entre otros. Esto es vital, sobre todo en el caso de enfermedades crónicas como la diabetes, que afecta a un gran número de latinos en Estados Unidos. Otro aspecto crítico que podría quedar por fuera son los servicios preventivos.

Voto apurado

Poco antes del voto, el presidente de la Cámara, el republicano Paul Ryan, insistió que Obamacare está destinado al fracaso, afirmación que desmienten expertos en políticas de salud. La iniciativa que se aprobó este jueves no fue evaluada por ningún comité. Llama la atención que haya decidido votarse sin tiempo de que los congresistas la leyeran y analizan con detenimiento, a pesar de que modifica el acceso a servicios de salud de millones de personas. Eso significa que no se sabe cuánto dinero costará, ni tampoco cuántas personas exactamente se verían afectadas por su aprobación. La noticia de que se votaría llegó de sorpresa en la noche de este miércoles. La primera versión de la ley aprobada este jueves estuvo a punto de ser discutida a finales de marzo y fracasó en su intento de ser votada. En esa ocasión, fue evaluada por la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), que advirtió que 14 millones de personas podrían quedar sin seguro en 2018, mientras que 24 millones de asegurados perderían su cobertura en 2024. Tan pronto se conoció la aprobación, manifestantes acudieron al Capitol Hill para expresar su rechazo, tal y como lo han hecho antes en otras protestas o llamando a sus congresistas. A principios de esta semana el presentador y comediante Jimmy Kimmel incluso compartió la historia de su hijo recién nacido para llamar la atención sobre la cobertura de las enfermedades preexistentes. “Audra y Justin. Su hijo tiene un tumor cerebral inoperable. Recibe su tratamiento a través de Obamacare. Republicanos: tiene 7 años. ¿Y ahora qué?, escribió en Twitter la actriz y comediante estadounidense de origen mexicano Grace Parra, presentadora del documental ‘¡Salud! Yes, please’, en el que activistas como Dolores Huerta destacan la importancia de que todos los ciudadanos accedan a servicios de salud y de que no se politice un asunto como este: “Es un derecho humano”.

“Enfermos desprotegidos”

El gobernador de Nueva York, Bill De Blassio, afirmó antes de la votación que sólo en ese estado un millón de personas perderán su cobertura si el proyecto llega a ser aprobado en la Cámara Alta. Incluso algunos demócratas se han adelantado a decir que la derogación de Obamacare es una sentencia de muerte para los pobres y los enfermos. El congresista demócrata Joe Kennedy III aseveró que el voto republicano fue “un acto de maldad”. En el mismo sentido, la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, calificó la iniciativa republicana como “un intento malicioso para destruir el sistema de salud” de millones de estadounidenses. Para la American Diabetes Association, la derogación de Obamacare dejaría desprotegidos y sin acceso a servicios preventivos a quienes padecen enfermedades crónicas.  “La provisión de los beneficios esenciales asegura que los pacientes con diabetes tengan acceso a servicios y medicamentos necesarios para manejar su condición. Eliminarlos deja a estas personas en riesgo de no poder tener acceso a los recursos necesarios para sobrellevar su enfermedad”, dijo a Univision Noticias LaShawn Mclver, vicepresidente senior de Goverment Affairs and Advocacy de esta organización. Expertos ya vaticinan que fracasará en el Senado, pues necesitaría votos demócratas para su aprobación.

 

¿Qué cambios hay entre Obamacare y el plan aprobado por los republicanos de la Cámara Baja?

La Cámara de Representantes aprobó este jueves el American Healthcare Act (AHCA), el proyecto de ley que busca desmantelar el Affordable Care Act (ACA), después de que en marzo una primera versión fracasara. Univision Noticias repasa los cambios entre el plan de salud de Obama y las dos versiones republicanas de la legislación. Por una estrecha mayoría de 217 votos, los republicanos en la Cámara de Representantes finalmente aprobaron este jueves por la tarde el proyecto de ley que intenta desmontar el Affordable Care Act (ACA) , o la ley de salud asequible, también conocida como Obamacare. La iniciativa en la que se ha implicado a fondo el presidente Donald Trump pasa ahora al Senado donde se espera que enfrente aún mayores desafíos, ya que se necesitarían votos demócratas para su aprobación. Fue aprobada en la Cámara Baja a pesar de que una primera versión de la ley fracasó en su intento por llevarlo a votación en marzo. Aquí les contamos cuáles son los cambios entre Obamacare, el primer proyecto republicano y la segunda versión que fue aprobada este jueves.

Coberturas a personas con enfermedades preexistentes

OBAMACARE

Los estadounidenses pueden obtener un seguro de salud incluso si están enfermos prohibiendo que las aseguradoras nieguen la cobertura a las personas que tienen enfermedades preexistentes. Las aseguradoras no pueden cobrar a los consumidores enfermos más por la cobertura.

AHCA

Novedad del segundo borrador de ley: Los estados podrían permitir a las aseguradoras cobrar diferentes precios a los enfermos y a las personas sanas. Para ello los estados deben crear un programa para ayudar a que los pacientes de alto riesgo consigan seguro. Agrega un fondo de 8,000 millones de dólares para emplear en cinco años con el fin de ayudar a las personas con las condiciones médicas preexistentes en un intento por satisfacer los republicanos que expresaron su preocupación por los efectos de las exenciones.

Límites a precios más altos para los mayores

OBAMACARE

Las aseguradoras no pueden cobrar a los asegurados mayores más de tres veces más que a los más jóvenes.

AHCA

Las aseguradoras podrían cobrar a los asegurados mayores cinco veces más que a los más jóvenes. Novedad del segundo borrador: los estados pueden cobrar aún más que ese ratio.

Cobertura básica obligatoria

OBAMACARE

Las aseguradoras deben ofrecer un conjunto básico de beneficios, incluyendo maternidad, emergencias y medicina preventiva.

AHCA

Novedad del segundo borrador de ley: Permite a los estados elegir qué beneficios básicos son obligatorios.

Cobertura a los menores de 26 años

OBAMACARE

Permite a los hijos seguir siendo cubiertos por las polizas de sus padres hasta cumplir los 26 años.

AHCA

Se mantiene esa cobertura.

Obligación de estar asegurado (mandato individual)

OBAMACARE

Toda persona está obligada a comprar un seguro de salud. De no hacerlo, deberá pagar una multa a pagar en sus

AHCA

La sanción impositiva por no tener seguro de salud se eliminaría, pero los consumidores se enfrentarían a un tipo diferente de sanción: Cualquiera sin seguro por más de dos meses se enfrentaría a un recargo de la prima del 30% cuando traten de comprar un nuevo plan.

Salud de las mujeres

OBAMACARE

Las compañías de seguros no pueden cobrar a las mujeres más que a los hombres por el mismo plan de salud. Las aseguradoras están obligadas a proporcionar un conjunto básico de beneficios que incluyen atención de maternidad, atención pediátrica y anticonceptivos. Planned Parenthood recibe fondos federales para la planificación familiar y otros servicios médicos utilizados por los beneficiarios de Medicaid, el programa de salud para los pobres. El aborto no puede ser financiado con dinero federal.

AHCA

Las compañías de seguros todavía tienen prohibido cobrar más a las mujeres. Los estados podrían solicitar exenciones para permitir a las aseguradoras abandonar algunos beneficios básicos, como la atención de maternidad y los anticonceptivos. Medicaid ya no tendría que ofrecer estos beneficios, lo que afectaría a las mujeres de bajos ingresos. Medicaid no podría ofrecer fondos para cualquier clínica de salud que provea servicios de aborto, incluyendo Planned Parenthood.

Medicaid

OBAMACARE

El gobierno federal y los estados comparten el costo de asegurar a los pobres. La cantidad de dinero que Washington le da a cada estado varía dependiendo de cuánto cuidado médico reciben los pacientes de Medicaid del estado. El gobierno federal cubre casi todo el costo de expandir la cobertura de Medicaid a adultos de bajos ingresos sin niños en los 30 estados (y el Distrito de Columbia) que han elegido expandir sus programas.

AHCA

Un “límite per capita” fijo o una “subvención en bloque” reemplazaría al sistema actual de décadas de antigüedad. Cada estado tendría una cantidad fija de dinero por año. Esa cantidad aumentaría anualmente en un porcentaje vinculado a la tasa de inflación. El financiamiento federal adicional que cubría la expansión de Medicaid sería eliminado en 2020.

Impuestos

OBAMACARE

La mayor parte de los impuestos a los ricos y compañías de salud establecidos bajo Obamacare para pagar por subsidiar el seguro serían eliminados.

AHCA

La propuesta del Partido Republicano no incluye ningún nuevo impuesto para compensar la pérdida de ingresos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.