Con relación a la Ley de Prácticas Laborales Justas para los Trabajadores Agrícolas

La Ley de Prácticas Laborales Justas para los Trabajadores Agrícolas en el Estado de Nueva York, está nuevamente para votación en la legislatura estatal.  Los defensores de los inmigrantes y los derechos de los trabajadores ya es estan organizando para defenderla.  Esta es la ley que otorgaría a los trabajadores agrícolas, los derechos mas básicos que le son negados segun la ley existente – pero que son garantizados a los demas trabajadores: derecho a al menos un dia libre a la semana, pago por tiempo extra, derecho al desempleo, compensación por accidente y otras seguridades. La Conferencia Catolica del Estado envio esta mañana un memo a la legislatura apoyando la legislación y pidiendo su aprobación este año.  El texto del memo esta insertado abajo.

La Ley de Prácticas Laborales Justas para los Trabajadores Agrícolas abordaría algunas de las exenciones en las leyes laborales, de salud pública y de compensación laboral de Nueva York, que actualmente impiden que los trabajadores agrícolas accedan a los derechos y privilegios disponibles para otros trabajadores. La Conferencia Católica del Estado de Nueva York apoya aeste proyecto de ley e insta encarecidamente a la legislatura, a promulgarlo desde hace mucho tiempo.

“Durante años, la Iglesia Católica ha abogado por la igualdad de derechos y el trato justo para los trabajadores agrícolas”, dijo Timothy Cardinal Dolan, arzobispo de Nueva York. “Es un asunto de derechos humanos”.

Los trabajadores agrícolas están excluidos de muchas de las leyes que establecen protecciones para los trabajadores, incluyendo el pago de horas extra, las contribuciones del empleador al desempleo y los fondos de compensación para trabajadores, y las protecciones de salud pública, incluyendo los estándares de salubridad y vivienda. Además de poner fin a estas exclusiones, este proyecto de ley les otorgaría derechos de negociación colectiva y exigiría que los trabajadores agrícolas tengan un día de descanso de 24 horas en cada semana calendario que coincidiría con el día tradicional para el culto religioso, siempre que sea posible.

En diciembre de 1999, se promulgó una ley que elimina la exención de los trabajadores agrícolas de las leyes de salario mínimo. Sin embargo, en los 20 años posteriores, no hemos logrado ningún progreso adicional en el logro de la igualdad laboral para estas personas de quienes dependemos para los alimentos que comemos.

No hay una razón legítima para tratar a los trabajadores agrícolas de manera desigual. No buscan un trato especial; simplemente piden que ya no sean excluidos de los mismos derechos y protecciones que goza el resto de la sociedad.

Reconociendo los derechos de los trabajadores agrícolas y las aportaciones únicas de la agricultura, Nueva York puede desarrollar políticas que brinden equidad económica, seguridad y dignidad a la producción de productos agrícolas de los cuales todos nos beneficiamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.