Congresistas alcanzan un acuerdo presupuestario final para 2018 que excluye a los dreamers

Demócratas y republicanos revelaron este miércoles un plan para financiar el gobierno por un año, en el que se incluyeron fondos para seguridad fronteriza y para atender la crisis de los opioides, entre otras cosas. Este acuerdo, sin embargo, deja por fuera un reemplazo o alternativa para DACA.

Líderes de ambos partidos en el Congreso llegaron este miércoles a un acuerdo sobre el presupuesto federal para 2018, dos días antes de la fecha límite que tienen para aprobarlo y evitar otro cierre de gobierno.

Entre otras cosas, el plan otorga 1,600 millones de dólares a la administración del presidente Donald Trump para protección fronteriza, pero no incluye una solución para los cientos de miles de jóvenes indocumentados conocidos como dreamers.

El presupuesto, que contiene más de 2,200 páginas, le dará 1,300,000 millones al gobierno para el año fiscal 2018, que comenzó el pasado octubre y termina a fines de septiembre. Aunque no ha pasado a voto en la Cámara de Representantes o en el Senado, fue promulgado en la noche del miércoles por líderes de ambos partidos.

El republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, aseguró que el documento incluye fondos para lidiar con asuntos que considera urgentes, como reconstruir la milicia y comenzar a lidiar con la crisis de adicción.

“Este proyecto incluye recursos significativos para luchar la epidemia de opioides que acecha nuestras comunidades. Aumenta los fondos para nuestros agentes del orden y para la seguridad fronteriza, incluyendo millas de nuevas estructuras en nuestra frontera sur. Y otorga cientos de millones de dólares para salud mental, entrenamiento y programas para la seguridad en las escuelas para mantener a nuestros niños seguros”, afirmó Ryan en un comunicado.

Aunque Ryan aseguró en Twitter que la medida “da inicio a la construcción del muro”, fuentes demócratas aseguraron en un correo que los fondos en el presupuesto serían para construir 33 millas de verjas y para nuevas tecnologías de seguridad fronteriza, algo que no incluiría dinero para un muro de concreto.

Tampoco incluiría un aumento en las camas en centros de detención ni en agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), aseguraron los demócratas.

Chuck Schumer, el líder de la minoría demócrata en el Senado, compartió detalles del acuerdo en Twitter, asegurando que incluye algunas de las medidas que su partido considera prioritarias mientras que cede a algunas que exigían los republicanos.

“Cada proyecto de ley requiere un compromiso y en este hubo muchos, pero al final del día los demócratas nos sentimos muy bien, porque muchas de nuestras prioridades para la clase media fueron incluidas”, aseguró. “Desde el financiamiento para combatir la crisis de los opioides hasta la banda ancha rural, desde los préstamos estudiantiles hasta el cuidado infantil, este proyecto de ley pone a los trabajadores y las familias primero”, agregó.

La propuesta incluye un aumento significativo en los fondos para las fuerzas militares, explicó Ryan en Twitter, dando un aumento en salario a los miembros de las fuerzas armadas.

“Estamos presentando el mayor aumento en fondos de defensa en 15 años. Reportes de accidentes e incidentes durante entrenamientos muestran una crisis de preparación, y este proyecto de ley cumple nuestra promesa de reconstruir las fuerzas armadas de la nación”, aseguró.

El presupuesto también enviaría dinero a los estados para proteger sus sistemas de votación de cualquier intrusión durante las elecciones de noviembre. Además aclararía que los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) pueden hacer investigaciones sobre la violencia de armas, algo en lo que insistieron los demócratas luego del tiroteo en una escuela secundaria en Parkland, Florida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.