Corte de apelaciones bloquea temporalmente entrega de documentos de Trump relativos al asalto al Capitolio

La Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia aceptó la solicitud de los abogados del presidente, quienes apelaron la decisión de una jueza federal que dictaminó que este no podía invocar el ‘privilegio ejecutivo’ para evitar que el comité que investiga el ataque a la sede del Congreso reciba documentos de la Casa Blanca de aquella jornada. El expresidente Donald Trump logró este jueves que la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia ordenada la detención temporal de la entrega de documentos de su equipo de la Casa Blanca al comité del Congreso que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero que estaba prevista que se realizara a mas tardar el viernes por la tarde. Los abogados del expresidente presentaron horas antes una apelación a la decisión de una jueza federal que días atrás dictaminó que Trump no podía invocar el ‘privilegio ejecutivo’ para mantener esos papeles en secreto, si la actual Casa Blanca no apoyaba la solicitud. La corte de apelaciones detiene ahora la entrega de los documentos a la espera de tomar una decisión de fondo sobre la apelación presentada. «En esta apelación, la Corte considerará cuestiones constitucionales novedosas e importantes de primera impresión relacionadas con la separación de poderes, los registros presidenciales y el privilegio ejecutivo», escribieron los abogados de Trump. La jueza Tanya Chutkan el miércoles por la noche ratificó que el ‘privilegio ejecutivo’ es una potestad de la oficina, que ejerce el presidente de turno, y no de los individuos que han sido mandatarios. Antes del bloqueo de la corte de apelaciones, los Archivos Nacionales tenían plazo hasta el viernes a las 6:00 pm para entregar los papeles que solicita el comité de la Cámara de Representantes que investiga el ataque al Capitolio, una vez que la jueza Chutkan determinó que el expresidente no puede reclamar el ‘privilegio ejecutivo’ para evitarlo. Se trata de unos 46 registros, incluidos llamadas de la Casa Blanca, registros de visitantes, borradores de discursos y tres memorandos escritos a mano por el entonces jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows.  La lista de documentos que Trump deberá entregar al Congreso sobre el día del asalto al Capitolio

Ni rey, ni presidente

“Los presidentes no son reyes y el demandante ( Donald Trump) no es el presidente», fue el preámbulo usado por la jueza Chutkan, para rechazar la solicitud del expresidente de que se le permita usar el llamado ‘privilegio ejecutivo’ para impedir que el comité del Congreso que investiga el asalto al Capitolio obtenga ciertos documentos de la Casa Blanca. «Esta es una disputa entre un expresidente y el actual presidente (…) Y la Corte Suprema ya ha dejado en claro que, en tales circunstancias, se concede mayor peso a la opinión del titular», sentenció la jueza Chutkan, con lo que abrió las puertas para que el comité selecto de la Cámara de Representantes reciba los documentos que requiere esta semana. El ¡privilegio ejecutivo’ es un mecanismo que busca proteger comunicaciones sensibles que se producen entre un presidente y sus asistentes es potestad del mandatario en ejercicio (Joe Biden) y este puede aceptar o no la solicitud de un predecesor.

 

 

En este caso, la Casa Blanca ha dicho que considera esencial que los congresistas puedan acceder a la documentación que les permita aclarar lo que pasó ese día, que el gobierno considera uno de los ataques más peligrosos que ha sufrido la democracia.

UNA LARGA LISTA DE DOCUMENTOS

«Los archivos del jefe de gabinete de la Casa Blanca Mark Meadows, los archivos del asesor principal del presidente Stephen Miller«, además de los archivos de un asesor legal y director de información de la presidencia.

«El diario de la Casa Blanca, que es un registro cronológico de los movimientos, llamadas telefónicas, viajes, sesiones informativas, reuniones y actividades del presidente».

«Diarios presidenciales, horarios, información de citas que muestra a los visitantes de la Casa Blanca, registros de actividades, registros de llamadas y listas de verificación de cambio de turno de la centralita telefónica que muestran las llamadas al presidente y al vicepresidente, todo… abarcando enero 6, 2021».

«Borradores de discursos, declaraciones y correspondencia sobre los hechos del 6 de enero de 2021».

«Tres notas escritas a mano sobre los hechos del 6 de enero de los archivos del Sr. Meadows.

«Archivos de las Operaciones de la Oficina Oval de la Casa Blanca; los archivos de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany».

Trump también busca afirmar privilegio ejecutivo para conservar ‘secretos’ los siguientes documentos:

«Páginas de múltiples carpetas que contienen puntos de conversación propuestos para la secretaria de Prensa, intercalados con un número… de declaraciones y documentos… principalmente relacionados con acusaciones de fraude electoral, seguridad electoral y otros temas relacionados con la elección del 2020».

«Calendarios de actividades presidenciales y una nota manuscrita relacionada para el 6 de enero de 2021». «El borrador del texto de un discurso presidencial para la Marcha Save America del 6 de enero de 2021″.

«Una nota manuscrita de los archivos de Mark Meadows que enumera las reuniones informativas y las llamadas telefónicas programadas o potenciales sobre la certificación de las elecciones el 6 de enero».

«Un proyecto de orden ejecutiva sobre el tema de integridad electoral». «Registros de los archivos del abogado adjunto de la Casa Blanca, Patrick Philbin, incluido un memorando aparentemente originado fuera de la Casa Blanca con una posible demanda… contra varios estados que ganó el presidente Biden«.

«Una cadena de correo electrónico que se originó en un funcionario estatal sobre cuestiones relacionadas con las elecciones… puntos de conversación sobre supuestas irregularidades electorales en un condado de Michigan… un documento que contiene conclusiones presidenciales sobre la seguridad de las elecciones presidenciales de 2020 y que ordena varias acciones».

Lo que Trump ‘quiere esconder’: documento revela las cosas que el expresidente busca negarle al Congreso

Un expediente judicial detalla que son unas 800 páginas de documentos que Trump busca mantener fuera del alcance del comité del Congreso que investiga el asalto al Capitolio. Entre ellas, el discurso que tenía preparado para ese día, comunicaciones del exasesor Stephen Miller y el registro de sus llamadas telefónicas. El expresidente Donald Trump está intentando mantener ocultas unas 800 páginas de documentos para que el comité selecto de la Cámara de Representantes que investiga el asalto el Capitolio del pasado 6 de enero no pueda acceder a ellas, según señala un documento judicial. El expediente en cuestión fue presentado este sábado en un tribunal del Distrito de Columbia (Washington DC). En el documento se lee el testimonio de John Laster, quien es director de relaciones con la Casa Blanca de la Administración de Archivos y Registros Nacionales (NARA, por sus siglas en inglés), y da detalles de los documentos sobre los que Trump busca mantener el secreto. Trump busca lograr eso mediante la cita de un privilegio ejecutivo, mecanismo por el cual los presidentes pueden limitar acceso a ciertos documentos alegando razones de seguridad nacional.

Esta es la lista de documentos:

 

«Los archivos del jefe de gabinete de la Casa Blanca Mark Meadows, los archivos del asesor principal del presidente Stephen Miller» además de los archivos de un asesor legal y director de información de la presidencia.

«El diario de la Casa Blanca, que es un registro cronológico de los movimientos, llamadas telefónicas, viajes, sesiones informativas, reuniones y actividades del presidente».

«Diarios presidenciales, horarios, información de citas que muestra a los visitantes de la Casa Blanca, registros de actividades, registros de llamadas y listas de verificación de cambio de turno de la centralita telefónica que muestran las llamadas al presidente y al vicepresidente, todo… abarcando enero 6, 2021».

«Borradores de discursos, declaraciones y correspondencia sobre los hechos del 6 de enero de 2021».

«Tres notas escritas a mano sobre los hechos del 6 de enero de los archivos del Sr. Meadows.

«Archivos de las Operaciones de la Oficina Oval de la Casa Blanca; los archivos de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany».

El exmandatario ha sostenido falsamente que él ganó las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 y pese a que se han hecho auditorías, algunas lideradas por republicanos, no se han encontrado pruebas fraude alguno. Todas las demandas que el equipo de la campaña de Trump entabló para poner en duda los resultados electorales en estados claves, se cayeron por falta de mérito o pruebas o han sido retiradas por los propios abogados que las interpusieron. En la mañana del 6 de enero, día en que los resultados de las elecciones presidenciales se certificaban en el Congreso, la última instancia protocolar para ‘sellar’ el resultado, Trump convocó a una marcha y a un evento frente a la Casa Blanca (a pocas cuadras del Capitolio) en el que tanto él como sus aliados y familiares usaron discursos incendiarios azuzando falsedades sobre las elecciones. Al terminar el evento, los seguidores de Trump marcharon hacia el Capitolio, irrumpiendo en el edificio e interrumpiendo el proceso de certificación de la victoria de Biden. En el asalto murieron 5 personas, incluidos un oficial de la Policía del Capitolio. El ataque es considerado de los peores embates a la democracia de la historia de EEUU.

Investigaciones bloqueadas

Los republicanos en el Congreso impidieron que se formara una comisión bipartidista que investigara los hechos de ese día. La Cámara de Representantes terminó conformando el comité selecto al que ahora Trump quiere bloquearle acceso a la documentación que busca determinar cómo se gestó el asalto. Trump ha insistido en que ejercerá el privilegio ejecutivo para no colaborar con la investigación, tal como ha hecho en anteriores instancias con sus registros financieros. Para invocar el privilegio ejecutivo, un expresidente debe contar con la venia de la actual administración (de Biden), algo que la actual Casa Blanca ya dijo que no convalidaría en el caso de los documentos que pide la comisión del Congreso. Sin embargo, la portavoz presidencial Jen Psaki aseguró que están dispuesto a analizar futuras nuevas solicitudes caso por caso para garantizar que las consideraciones de seguridad nacional son respetadas.

Un hombre que participó en el asalto al Capitolio pide asilo en Bielorrusia

Evan Neumann, de 48 años y oriundo de California, aseguró en una entrevista con la televisión bielorrusa que los cargos en su contra son parte de “una persecución política”. La televisión estatal de Bielorrusia transmitió una entrevista con un fugitivo estadounidense que actualmente es buscado por el FBI por su presunta participación en el asalto al Capitolio de Estados Unidos, ejecutado por partidarios del expresidente Donald Trump el pasado 6 de enero. Evan Neumann, de 48 años y oriundo de California, aseguró que los cargos de los que se le acusa por su participación en el intento violento de interrumpir la certificación de los resultados electorales en las elecciones de noviembre de 2020, en las que resultó ganador el actual presidente Joe Biden, son parte de una “persecución política”.

Bielorrusia es gobernada por Aleksandr Lukashenko, un exmilitar de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), quien lidera un régimen que ha sido señalado por persecución en contra de opositores y quien además es cercano al presidente de Rusia, Vladimir Putin. Amnistía Internacional califica de “autoritario” el gobierno de Lukashenko, quien lleva 26 años en el poder. Neumann apareció el domingo por la noche en un programa llamado Belarus 1 TV y reconoció que la idea de que un ciudadano estadounidense pidiera asilo en la exrepública soviética era increíble. Las autoridades de Estados Unidos acusan a Neumann de seis delitos federales por sus actos el 6 de enero, cuando se unió a una turba de simpatizantes de Trump que recién habían asistido a un mitin liderado por el entonces todavía presidente, quien les dijo que “pelearan como endemoniados” poco antes de que el Congreso comenzara el proceso de certificación de los resultados de la elección. En el asalto murieron cinco personas, entre ellos el policía Brian D. Sicknick.


Diseño Web