Derecho a poseer armas, no es un derecho para matar

El derecho a la posesión de armas consiste en el derecho a la tenencia, uso y transporte de armas, con fines defensivos, deportivos, cinegéticos (como medio de supervivencia o deporte), escolta privada o de otra naturaleza, sin perjuicio de otras actividades legales que pudieran realizarse con las mismas. Este derecho suele estar asociado con Estados Unidos de América, donde está plénamente reconocido con pocas limitaciones por parte de la ley. Es el país donde hay más armas en manos de particulares que en cualquier otro país del mundo. En realidad sus orígenes son más antiguos y su interpretación original dista de la actual. La expresión original, en inglés, es «right to bear arms«. El verbo «bear«, polisémico, equivale aquí a «portar».

Orígenes

El derecho a la posesión de armas surgió en Inglaterra en la Edad Media, cuando eran sentados los precedentes del Derecho anglosajón (Common Law) y la monarquía parlamentaria. En 1181 Enrique II promulgó una ley que requería a todo hombre libre a tener armas al servicio del rey. Es decir, el derecho a la posesión de armas estaba ligado al servicio militar. En 1689 fue reconocido el derecho a poseer armas para defensa personal -únicamente para los protestantes –en la que es su interpretación moderna. Este derecho formó parte de la Declaración de Derechos (Bill of Rights) del mismo año, que se incluye en la actual Constitución no escrita del Reino Unido. El derecho a poseer armas, como el resto del derecho anglosajón, fue exportado a Estados Unidos, Canadá, Australia y otros territorios. Ahora bien, en las décadas siguientes a la promulgación, el Parlamento británico impuso numerosas restricciones que acabaron por abolir este derecho. La excepción fueron las Trece Colonias inglesas en Norteamérica: no sólo lo mantuvieron, sino que la metrópolis le cedió su regulación a sus autoridades locales. Y con la Independencia de los Estados Unidos la posesión de armas se convirtió en un derecho consagrado.Los partidarios del control se justifican en el supuesto incremento de la delincuencia y la criminalidad, un hecho ampliamente discutido, ​ y a menudo apelan también a las «amenazas a la seguridad nacional». Por ejemplo, en el período de entreguerras los estados europeos controlaban las armas como prevención ante el comunismo, y actualmente el terrorismo islamista es esgrimido como nuevo argumento. Por su tradición, Estados Unidos aplica una solución contraria y permite a los ciudadanos tener armas para su defensa. De cualquier modo la mayoría de los países se reservan el control de las armas, impidiendo el acceso a los ciudadanos. Otro motivo esbozado como argumento para el porte de armas, es que representa una forma para los ciudadanos de protegerse ante un eventual dominio armado del Estado por sobre la ciudadanía. Al tener los ciudadanos una milicia, estos se protegen de un potencial Estado tirano. La Segunda Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos recogió el derecho a poseer armas tanto en su interpretación medieval como en la moderna. Literalmente reza «A well regulated militia being necessary to the security of a free State, the right of the People to keep and bear arms, shall not be infringed.» (traducido al español, «Siendo una milicia bien regulada necesaria para la seguridad de un estado libre, el derecho del Pueblo a tener y portar armas no será vulnerado»). Por tanto, para los partidarios del control de armas sólo alude a entidades oficiales como el ejército, mientras que para los defensores de la enmienda reconoce el derecho de todo individuo a poseer armas. Lo cierto es que los redactores de la Segunda Enmienda seguían la segunda interpretación, destacando James Madison y Alexander Hamilton. Para James Madison el fin de este derecho es garantizar al ciudadano su defensa en caso de que el Estado se extralimite (ver Movimiento de Milicias en EEUU). Madison fue de los primeros políticos en reconocer que el ejército puede amenazar la libertad de la nación. Y además señaló cómo los estados europeos restringían el acceso a las armas por los civiles -precisamente por asegurar su poder. Alexander Hamilton señaló sus ventajas de cara a la creación de milicias. En Estados Unidos no hay más ejército que el federal, de modo que ningún estado de la Unión puede tener un ejército propio (aunque en cada estado hay una rama de la Guardia Nacional, bajo el control del gobernador del estado). Pero gracias al derecho a usar armas los gobiernos locales pueden formar milicias con los ciudadanos mejor preparados. Así no necesitan un ejército propio, y si excepcionalmente el ejército federal no puede actuar en algún estado, su gobierno podrá tomar la iniciativa. Los defensores del derecho a poseer armas esgrimen también la Novena Enmienda. Ésta declara que ninguna ley puede violar derechos de los ciudadanos previamente reconocidos. Es decir, como el derecho a poseer armas existía antes que la Enmienda (y antes de la independencia de los Estados Unidos), no puede ser conculcado. Con el tiempo, tanto el gobierno federal como las autoridades locales (estados, condados y municipios) crearon diversas políticas sobre control de armas. Hay registros de armas y de sus puestos de venta, criterios de selección de sus compradores (edad, salud mental, experiencia en armas y antecedentes penales) y alguna restricción a ciertos tipos. La mayoría de estas leyes no vulneran la Segunda Enmienda, mientras que el resto es objeto de discusión. El 28 de junio de 2010 el Tribunal Supremo sentenció que ninguna ley estatal o local puede restringir el derecho a poseer o portar armas que reconoce la Segunda Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

El pistolero de la masacre en Florida compró el arma legalmente hace un año

Nikolas Cruz, que dejó 17 muertos en una escuela del sureste de Florida, utilizó una AR-15, conocida como ‘el arma de EEUU’ y que ha sido utilizada en numerosos tiroteos masivos en el país, como los de San Bernardino o Sandy Hook. Nikolas Cruz, el joven de 19 años que el miércoles entró en una escuela secundaria de Florida con una AR-15, compró hace aproximadamente un año y de manera legal el arma con la que mató a 17 personas y dejó numerosas personas heridas, según informó AP. La agencia citó a un funcionario relacionado con la investigación que, sin embargo, prefirió mantener el anonimato. Las leyes federales permiten que personas de 18 años o mayores puedan adquirir legalmente armas largas. A los 21 años se pueden comprar pistolas de un vendedor autorizado. Cruz, ex alumno de la escuela Marjory Stoneman Douglas High School de Parkland donde causó la matanza, en el sureste de Florida, había sido expulsado del centro por «razones disciplinarias», según explicó el alguacil del condado de Broward, Scott Israel, a los medios. Presuntamente, y según los testimonios de sus compañeros, el joven estaba obsesionado con las armas. «En muchas ocasiones dijo que quería matar a gente», explicó Julissa Matamoros a Noticias. Nikolas Cruz: el callado y problemático exalumno, sospechoso de la masacre en una escuela de Florida El AR-15 es llamada ‘el arma de EEUU’, de acuerdo con la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés), el principal grupo que promueve la defensa del derecho al uso de armas.

Esta arma, con sus variaciones, es un rifle de alta capacidad conocidos como ‘arma de asalto’, de las cuales el AR-15 es la más popular. Un mito es que las siglas AR significan ‘assault rifle’ o ‘rifle de asalto’, pero de hecho significan ArmaLite, la fabricante original. La AR-15 no ha sido solo la utilizada en esta última masacra, sino que también fue la que usaron los atacantes en Las Vegas y de Orlando, las masacres a mano armada más letales de la historia de Estados Unidos. Y aparece en la mayoría de los tiroteos masivos más recientes: en Umpqua, Oregon, en octubre 2015; en San Bernardino en diciembre de 2015; en el cine de Aurora en julio 2012 y en la escuela primaria Sandy Hook en diciembre 2012. ¿Por qué es tan popular? La AR-15 es económica, liviana y fácil de usar. En promedio, puede costar entre 600 y 1,200 dólares y pesar unas 8 libras. La NRA la considera una de las armas para uso civil más seguras y confiables. En 2012, había aproximadamente tres millones de rifles AR-15 para uso común en el país. «En muchas ocasiones dijo que quería matar gente»: Joven que estudió con el sospechoso del tiroteo en escuela de Florida Con cada tiroteo, la controversia y la politización del arma crece, y los usuarios de armas, temiendo que la AR-15 se vaya a prohibir, salen a comprarla antes de que esto pase Por eso, su venta aumenta aún más tras de cada masacre: después de los tiroteos de Aurora y Sandy Hook «hubo un incremento de 30% a 50%» en las ventas de rifles AR-15, según le dijo un analista de la industria de las armas, Brian Ruttenbur de BB&T Capital Markets, a CNN tras la masacre del Pulse, en Orlando en junio de 2016.

Centro de controversia

El rifle semiautomático AR-15 es quizá el modelo más controversial en el debate sobre el control de armas. El rifle estuvo prohibido bajo la Ley de Prohibición de Armas de Asalto, que aprobó el expresidente Bill Clinton en 1994 y que no fue renovada en 2004 cuando se cumplió su fecha de vigencia. Los fans del AR-15 aún no se lo perdonan a Clinton. Uno de ellos es Chuck Berwick, dueño de Banger’s, una tienda de armas que también es un campo de tiro en el pequeño pueblo de Winslow, en Nueva Jersey. Aunque esa prohibición expiró en 2004, bajo algunas de sus modificaciones, el arma sigue prohibida hoy en muchos estados, como Nueva Jersey o California. Por eso el arma que usaron los atacantes de San Bernardino, por ejemplo, tenía modificaciones que la hacían ilegal bajo las leyes de ese estado. Para Berwick y sus clientes, las armas son un estilo de vida, su sustento y su recreación. Ellos dicen que legislar y prohibir cierto tipo de armas no tendría ningún efecto en el número o intensidad de los tiroteos. Para ellos, al igual que la postura oficial del Partido Republicano, el problema no son las armas sino otros temas como la salud mental. Cerca de 8 millones de personas en EEUU poseen un AR-15, el rifle utilizado por Nikolas Cruz en tiroteo en Parkland Univision

 

Armas legales e ilegales

La diferencia entre un AR-15 que está bajo la ley y uno que no es mínima, explicó Berwick Noticias, y solo profesionales entrenados o expertos en armas pueden distinguirlas.Ambas son semiautomáticas, lo que significa que hay que apretar el gatillo con cada disparo.Las automáticas, como las metralletas, pueden disparar ráfagas ilimitadas, o limitadas tan solo por la cantidad de municiones que le quepan al arma. Aunque ambas son pesadas, el AR-15 es más liviano y al dispararlo el contragolpe o culatazo es menos fuerte. Los disparos, en ambos casos son ensordecedores y se requiere usar tapones para los oídos y gafas transparentes para los ojos, para protegerse cuando salta el casquillo en el momento en que la bala se dispara. Las diferencias entre las armas que han usado los diferentes atacantes de las últimas masacres son mínimas. La Sig Sauer que usó Omar Mateen, el atacante de la masacre de Orlando, por ejemplo, no es muy distinta al AR-15. Aunque tiene una estructura interna diferente, es casi idéntica estéticamente. El folleto del manufacturador de la Sig Sauer incluso la describe como un arma «corta, ligera y silenciosa» que cuenta con varias características al «estilo AR». Y lo más importante: también es un rifle de «alta capacidad», que según las leyes de los estados que las prohíben, significa que puede disparar más de 10 rondas. Al cargador de la Sig Sauer le caben 30 rondas. En el ataque de Orlando murieron 49 personas y resultaron heridas 50, la peor matanza en la historia de EEUU, hasta que ocurrió la masacre de Las Vegas, donde murieron 58. «Nosotros somos responsables por las atrocidades de este país», dice un senador sobre el tiroteo en Florida Univision  En ese caso, Stephen Paddock usó otro dispositivo casi igual de controversial que la misma AR-15, los bump stocks, o gatillos de repetición, que permiten disparar a mayor velocidad casi igual que un arma automática. Entre usuarios de armas, el AR-15 también es popular porque se puede adaptar a la medida de hasta 17 maneras diferentes. Se puede modificar con diferentes colores, como este rifle rosado de 437.99 dólares, o añadir una mira para apuntar mejor. También se puede montar sobre un trípode y añadirle un silenciador, como lo hizo el atacante de Las Vegas. O se le puede acortar el barril para ajustarse a personas más pequeñas, como mujeres o niños. Los defensores de la política de restricción de armas tradicionalmente han señalado al AR-15 como un rifle a prohibir, sobre todo después de que ocurren masacres como esta reciente de Parkland.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.