El exgobernador Mark Sanford se lanza para disputarle a Trump la candidatura republicana

se lanza para disputarle a Trump la candidatura republicana

Sanford, de 59 años, ha sido un crítico abierto de Donald Trump desde 2016, aunque terminó apoyándolo en las elecciones presidenciales de ese año. Fue gobernador de Carolina del Sur, cargo al que renunció en 2009. Con él, suman tres los aspirantes que competirán con Trump en las primarias republicanas.

Mark Sanford, exgobernador de Carolina del Sur y exlegislador por ese estado, lanzó este domingo su campaña para tratar de arrebatarle la candidatura presidencial del Partido Republicano al presidente Donald Trump, quien es el amplio favorito.

“Estoy aquí para decirles que me postulo”, declaró Sanford en el programa de noticias Fox News Sunday. “Este es el inicio de un largo camino”, agregó el republicano.

Cuando se le preguntó cómo pensaba ganarle a Trump, contestó: “Es necesario tener una conversación sobre qué significa ser un republicano. Como Partido Republicano, hemos perdido la brújula”.

Sanford, de 59 años, ha sido un crítico abierto de Trump, cuestionando con frecuencia sus motivaciones y calificativos antes de las elecciones presidenciales de 2016. En aquel entonces dijo que la candidatura de Trump era “una píldora particularmente difícil de tragar”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, al final, Sanford dijo que apoyaría a Trump en las elecciones generales de 2016, aunque “no tenía estómago para su estilo personal y su inclinación por degradar a los demás con regularidad”.

Mark Sanford se convierte así en el tercer candidato en desafiar a Trump y presentarse a las primarias del Partido Republicano para escoger a su candidato a los comicios de 2020.

Cuando Sanford buscaba reelegirse como representante de Carolina del Sur en 2018, enfrentándose a una contendiente que respaldó a Trump, el presidente se interesó en la carrera. Aunque es poco probable que haya tenido un impacto significativo en los resultados, el mandatario respaldó a la representante estatal Katie Arrington, solo unas horas antes de que cerraran las urnas, tuiteando que Sanford “no me ha sido de mucha ayuda en mi campaña” y que “está mejor en Argentina”, una referencia a cuando el excongresista viajó a Sudamérica en 2009, por una aventura extramarital, mientras sus colaboradores le decían a los periodistas que estaba haciendo senderismo en los Apalaches.

Cuando se le preguntó el domingo si ese incidente podría ser una distracción para su campaña, Sanford dijo que las consecuencias lo habían obligado a alcanzar un nuevo “nivel de empatía”.

“Me disculpo profundamente por eso”, agregó, y señaló que los votantes de Carolina del Sur posteriormente lo perdonaron políticamente y lo enviaron de vuelta al Congreso.

Sanford no podrá competir en su estado natal de Carolina del Sur, que este sábado, junto con Nevada y Kansas, anunció que no celebrará una votación para la nominación presidencial republicana en 2020, poniéndoselo aún más difícil a aquellos que pretendan desafiar a Trump por la nominación de su partido para buscar la presidencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.