El raro caso de la niña que nació con ‘máscara’ de Batman en su rostro

La pequeña ha sido sometida a tres cirugías que buscan mejorar su condición. Un grupo de cirujanos de la Clínica Regional de Krasnodar, ciudad ubicada en el suroeste de Rusia, realizaron una operación para quitar una marca de nacimiento de color negro que cubre gran parte del rostro de una bebé estadounidense. Luna Fenner nació en una familia de origen brasileño. Padece una condición dermatológica en su rostro denominada ‘nevus melanocítico congénito gigante’. Además, ya se había sometido a este tipo de procedimiento en dos ocasiones, es decir, esta fue su tercera cirugía. En esta ocasión los médicos desinfectaron su mejilla para evitar posibles infecciones y realizaron una terapia fotodinámica con láser, área en la que está especializada la clínica. Así lo explicó el director ejecutivo del hospital, Andréi Alexutkin, al medio de comunicación ruso ‘RIA Novosti’. El portal periodístico reportó que los médicos rusos encontraron una publicación en internet sobre Lunna y se interesaron en tratar y estudiar su marca de nacimiento, por lo cual se pusieron en contacto con la familia. La madre, Karolina, comenzó a llevarla al tratamiento el 19 de octubre de 2019. Esa fue la primera operación de las seis u ocho que los profesionales médicos tienen previstas. “Tenemos tiempo hasta el año nuevo, pero luego tienen que irse por el régimen de visas. Durante este período solo tendremos tiempo para controlar el proceso de curación de la piel y quitar las cicatrices que han aparecido. El resto de procedimientos se harán el próximo año.”, dijo Andrei Aleksutkin a ‘RIA Novosti’.  “Todavía desconocemos cómo disponer los detalles porque estamos en medio de una pandemia mundial”, dijo el cirujano. Además, aclaró que le extirparon a la niña “alrededor del 70% de la mancha y ahora el proceso de regeneración de tejidos está en marcha”. Anteriormente, la clínica anunció que el tratamiento tardaría cerca de un año y medio. A principios de marzo de este año, también se informó que después de Luna Fenner otra pequeña estadounidense de un año de edad, proveniente de Texas, voló a Krasnodar para extirpar un ‘nevus congénito’ en su rostro.