Elecciones en Florida: Dan ganador al republicano DeSantis y en la contienda al Senado habrá recuento manual

Los resultados no oficiales muestran que DeSantis virtualmente aseguró la gobernación al derrotar al demócrata Andrew Gillum. El margen entre el senador Bill Nelson y Rick Scott todavía es lo suficientemente pequeño como para que haya una segunda revisión.

Los resultados no oficiales de las elecciones en Florida muestran que la contienda para la gobernación parece haberse resuelto después del recuento con máquinas, dando ganador al republicano Ron DeSantis. Pero la pelea por el escaño al Senado federal irá a un recuento manual, según lo reportó AP. Los resultados publicados en el sitio web del secretario de Estado de Florida muestran que el republicano DeSantis virtualmente aseguró el triunfo. Tras el recuento de más de 8 millones de votos DeSantis acumuló 4,075,445, mientras que el demócrata Andrew Gillum sumó 4,041,762. El margen de victoria fue suficiente para que DeSantis, excongresista estatal por Jacksonville, evitara un recuento manual de boletas cuestionables reservadas para su posterior revisión. Incluso ya había terminado de armar su equipo de transición para prepararse a asumir el cargo como el 46º gobernador de Florida. En todo caso, Gillum no ha reconocido aún la derrota. Tanto él como sus partidarios creen que todavía hay posibilidad de que la diferencia se cierre y que incluso tome la delantera. Por ello se espera que haya demandas que podrían provocar que se sumen votos aún no contabilizados y que solo un proceso manuel puede agregar a su favor. “Un voto denegado es justicia denegada: el Estado de Florida debe contar todos los votos emitidos legalmente”, dijo Gillum en una declaración después de que se publicaron los totales del recuento. “Como lo demuestran los informes no oficiales de hoy (jueves) y los recientes procedimientos judiciales, hay decenas de miles de votos que aún no se han contado. Planeamos hacer todo lo posible para asegurar que cada voz se escuche en este proceso. Los votantes deben saber que su decisión de participar en esta elección, y en cada elección, es importante. No se termina hasta que se cuenta cada voto emitido legalmente”. Mientras tanto, el margen entre el senador demócrata Bill Nelson y el gobernador Rick Scott todavía es lo suficientemente pequeño como para que haya una segunda revisión, esta vez manual. Como parte del proceso manual, los condados tienen hasta el domingo para inspeccionar las boletas que no registraron un voto cuando se sometieron a las máquinas. La ley estatal requiere un recuento manual de contiendas con márgenes de 0.25 puntos porcentuales o menos. Esas boletas se vuelven a examinar para ver si el votante se saltó un voto específico o marcó la boleta de una manera que las máquinas no la pueden leer, pero se pueden descifrar. La elección será certificada el próximo martes.

Se acabó el plazo

Este jueves a las 3:00 pm se acabó el plazo establecido por el estado para terminar el recuento de votos de las elecciones de mitad de periodo en Florida, pero no todos los condados llegaron a tiempo. Esto, minutos después de que un juez federal negara extender el proceso.

Como ya lo habían advertido, Palm Beach fue uno de los condados que no alcanzó a hacer el recuento de todas las papeletas antes de la fecha límite. La supervisora de elecciones de ese condado, Susan Bucher, dijo el domingo que era “imposible” que lograran la meta. De acuerdo a las autoridades de Palm Beach, se presentaron problemas con algunas de las máquinas de votación. En contraste, el condado de Broward, que fue uno de los más problemáticos en estas elecciones, acaparó todas las miradas y llegó a ser acusado de cometer fraude, sí alcanzó a contar la papeletas antes de las 3:00 pm del jueves. Eso, a pesar de haber comenzado a recontar con tres días de retraso. Miami-Dade fue de los condados que más rápido terminó el proceso. Para el lunes al mediodía, ya había terminado de contabilizar la mitad de los más de 800,000 votos recibidos. Y el miércoles, informaron que había culminado la totalidad del recuento. Además, aseguraron que estaban listos para comenzar el recuento manual, en caso de que fuera necesario. En cumplimiento con lo que marcan las leyes estatales, el pasado sábado las autoridades electorales de Florida ordenaron recontar los votos en tres carreras principales: senador, gobernador y comisionado de agricultura. De acuerdo con el reglamento estatal y según lo confirmó Sarah Revell, directora de comunicaciones del Departamento de Estado de Florida, si un condado no presenta el recuento antes de la fecha límite, se toman como válidos los resultados archivados hasta ese momento.

Demócratas postergan debate sobre la reforma migratoria hasta el año 2020

El cambio obedece a la victoria demócrata en los comicios de medio tiempo del pasado 6 de noviembre, cuando ganaron el control de la Cámara de Representantes, triunfo que obligará a Trump a sentarse en la mesa de negociaciones. El debate sobre una reforma migratoria integral deberá esperar otros dos años para que regrese al Congreso de Estados Unidos. Cuatro días después de que Univision Noticias reportó en exclusiva que el tema tenía enfrentados a republicanos y demócratas pocas horas después de la elección de mitad de periodo, el líder de la minoría en el Senado, Charles Schumer (demócrata por Nueva York), anunció que existen “pocas ganas” de negociar un acuerdo en los próximos dos años. La semana pasada la oficina de Schumer se limitó a decir a Univision Noticias que la agenda de debates del pleno estaba en manos de los republicanos. “Pero el líder aún cree en una reforma migratoria integral y estaría ansioso por trabajar con los republicanos”. Sin embargo, una fuente de la oficina de Schumer dijo que el tema se posterga “hasta el 2020”, cuando los estadounidenses vuelvan a las urnas para elegir al presidente número 46.

 

Qué pasó

El cambio de estrategia obedece a los cambios generados en los últimos meses tras los debates del presupuesto 2018 en ambos plenos del Congreso. Y principalmente tras la victoria demócrata en los comicios de medio tiempo del pasado 6 de noviembre, cuando ganaron el control de la Cámara de Representantes, triunfo que obligará a Donald Trump a sentarse en la mesa de negociaciones.

Entre marzo y junio, Trump propuso al Congreso un plan de seguridad fronteriza de cuatro puntos que incluía la regularización de 1,8 millones de dreamers (los 700,000 protegidos por DACA más aquellos que no se habían inscrito y liberaba el requisito de edad del programa) a cambio de $25,000 millones para seguridad fronteriza, entre ello la construcción del muro en la frontera con México. Las conversaciones fallaron principalmente porque el plan dejaba fuera de cualquier beneficio a por lo menos 9 millones de indocumentados, entre ellos los padres de los dreamers, y los colocaba a las puertas de la deportación. Schumer anticipó este martes a The Hill que Trump está a punto de enviar al Congreso un nuevo plan de seguridad fronteriza, pero que esta vez no incluye a los dreamers.

Las negociaciones

Un grupo de republicanos moderados de la Cámara de Representantes reconocieron la semana pasada que hay conversaciones a puertas cerradas discutiendo el tema y barajando estrategias. “Se hará a través de varios pasos (el debate sobre la reforma migratoria)” , dijo a Univision Noticias el congresista Mario Díaz-Balart (reelecto por Florida). Y advirtió que cualquier tipo de negociación bipartidista debe arrancar en el mismo lugar donde se quedaron estancadas las pláticas este año, durante el debate sobre el presupuesto, y luego durante una ventana abierta por el líder Paul Ryan (republicano por Wisconsin), que fue desestimada por el pleno. Las pláticas mencionadas por Díaz-Balart se refieren al plan de cuatro pilares presentado en enero por la Casa Blanca, el que incluye la legalización de los dreamers a cambio de $25,000 millones para seguridad fronteriza.

La exigencia de Schumer

Schumer va más lejos. Advierte que la única manera de reanudar el debate migratorio en estos momentos, pasa por la aceptación de Trump de un plan bipartidista presentado en enero que financia la construcción del muro, pero a cambio de la restitución total de la Acción Diferida del 2012 (DACA). DACA fue eliminado Trump el 5 de septiembre del año pasado, pero el 9 de enero una corte federal de California lo restableció en los mismos términos que se encontraba el 4 de septiembre de 2017. Otras dos cortes federales fallaron a favor del programa y la semana pasada la Corte de Apelaciones del 9 Circuito respaldó los fallos inferiores, dejando la puerta abierta para que el gobierno le pida a la Corte Suprema de Justicia que revise el beneficio migratorio. Tres días antes del fallo del 9 Circuito, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) le pidió al máximo tribunal que no espere los fallos de los tribunales inferiores para iniciar la revisión de DACA.

Amenaza de cierre

The Hill dijo que, mientras tanto, “los republicanos esperan negociar un acuerdo sobre seguridad fronteriza que el presidente Trump pueda aceptar, incluso si no cumple con su ambición de construir un muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México”. Pero cualquier negociación posible dependerá del plan de seguridad fronteriza que la Casa Blanca envíe al Congreso en los próximos días. Poco antes de la elección, Trump dijo que esperaría hasta después de la elección de mitad de período para decidir si amenaza con un cierre del gobierno torciéndole la mano a los demócratas con el muro. El 29 de 29 de julio el presidente escribió en su cuenta de la red social Twitter: “¡Estaría dispuesto a “cerrar” el gobierno si los demócratas no nos dan los votos para la Seguridad Fronteriza, que incluye el Muro! ¡Debe deshacerse de la Lotería, Captura y Liberación, etc. y finalmente ir al sistema de Inmigración basado en MERIT! ¡Necesitamos grandes personas entrando a nuestro país!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.