Este lunes inician las nuevas medidas para viajeros que llegan a EEUU por aire: esto es lo que tienes que saber

El plan de Biden incluye varias medidas entre las que se encuentra que todos los viajeros que lleguen a Estados Unidos deberán presentar un test negativo de coronavirus realizado un día antes del vuelo. Este lunes entrarán en vigor las nuevas restricciones de viaje anunciadas el pasado jueves por el presidente Joe Biden como parte de una estrategia para contener la pandemia de covid-19 durante este invierno y minimizar el impacto de la variante ómicron, con la esperanza de que sus medidas no perturben demasiado la economía ni el turismo. El plan de Biden incluye medidas en las que todos los viajeros que lleguen a Estados Unidos deberán presentar un test negativo de coronavirus realizado un día antes del vuelo. «Este calendario más apretado en los tests que exigimos nos proporciona más protección mientras los científicos siguen estudiando la variante ómicron», aseguró Biden en un discurso desde la sede de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, en inglés).

¿Cuándo comienzan las nuevas restricciones?

Las nuevas medidas aplicarán para todos los vuelos que despeguen después de las 12:01 am ET del 6 de diciembre.

¿Todos deben aplicarse las pruebas un día antes del viaje?

Todos los viajeros internacionales que lleguen a EEUU deberán realizarse una prueba de covid-19 un día antes de la salida del vuelo a partir del lunes. Este nuevo marco de tiempo de prueba se aplicará a todos, «sin importar la nacionalidad o el estado de vacunación», dice el plan descrito en el sitio web de la Casa Blanca. Hasta ahora, los estadounidenses no vacunados podían ingresar al país con un examen realizado un día antes de partir hacia Estados Unidos y los ciudadanos vacunados podían realizarse la prueba en los 3 días previos al viaje. La nueva regla hará que el período de prueba sea de un día para todos.

¿Cuáles serán los requisitos para extranjeros ?

Para los extranjeros que busquen entrar al país, también deberán presentar su prueba negativa de covid-19 realizad aun día antes y, además, un comprobante de vacunación completa con alguna de las vacunas aceptadas por la Organización Mundial de la Salud. Entre estas vacunas aprobadas se encuentra Pfizer, Moderna, Jonhson & Jonhson, AstraZeneca y Sinovac.

¿Y aplica lo mismo para los niños?

La medida contempla a todos los pasajeros de dos años o más que busquen entrar por aire a territorio de EEUU.

Mascarillas obligatorias en transporte

Se extendió el requisito de usar mascarillas en aviones, viajes en tren y transporte público hasta el 18 de marzo. Las multas continuarán duplicando sus niveles iniciales por incumplimiento de los requisitos de enmascaramiento, con una multa mínima de $500 y multas de hasta $3,000 para los infractores reincidentes.

Cierre de fronteras a varios países

El mismo día en que la OMS identificó la nueva variante de ómicron, la Administración Biden anunció la restricción de viajes desde los países de la región donde se confirmó que se estaba extendiendo rápidamente La medida prohíbe la entrada a Estados Unidos de no ciudadanos procedentes de ocho países del sur de África: Botswana, Eswatini, Lesotho, Malawi, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe. Los ciudadanos estadounidenses que estén en esa región sí tienen permiso para volver a EEUU. La nueva variante del coronavirus, denominada ómicron y potencialmente más contagiosa, se sigue extendiendo por el mundo tras notificarse su epicentro en el sur de África y con un nuevo cierre de fronteras cada vez más generalizado, una situación inquietante, pero ante la que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha pedido no entrar en «pánico». Tras Israel, que fue el primer país del mundo en imponer un estricto cierre de fronteras para blindarse ante la ómicron, de la que ya hay dos casos confirmados en el país, un buen número de países se ha ido sumando a la decisión de aplicar criterios restrictivos de acceso, sobre todo para los viajeros procedentes del sur de África. El presidente de EE.UU., Joe Biden, consideró hoy que la variante ómicron «es motivo de preocupación, pero no de pánico», por lo que aseguró que los expertos no consideran que sean necesarias «medidas adicionales» en el país. En una intervención desde la Casa Blanca acompañado del epidemiólogo jefe del Gobierno estadounidense, Antony Fauci, Biden remarcó que Estados Unidos se encuentra en «mejor situación» que las Navidades del pasado año, y urgió a los ciudadanos a buscar la dosis de refuerzo de las vacunas disponibles en el país, si bien reconoció que es «casi inevitable» que «en algún momento» la nueva variante llegue a territorio estadounidense. A partir de hoy, EE.UU. ha impuesto restricciones a los viajeros procedentes de Sudáfrica y otros siete países del sur del continente africano. Canadá anunció hoy la detección de dos casos confirmados de la variante ómicron en su territorio, que serían los dos primeros de los que se tiene noticia en América. Las autoridades sanitarias de la provincia canadiense de Ontario informaron este lunes en una rueda de prensa de que esos dos casos, detectados en Ottawa, son dos individuos que llegaron al país procedentes de Nigeria. Además se sospecha que otras dos personas en la localidad de Hamilton, a unos 60 kilómetros al suroeste de Toronto, están infectadas con la variante ómicron. Canadá prohibió el viernes la entrada en el país de extranjeros procedentes de siete países del sur de África, entre los que no figura Nigeria. Las naciones afectadas por la decisión son Sudáfrica, Mozambique, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesoto y Esuatini. El riesgo que plantea globalmente la nueva variante ómicron es «muy alto», advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe técnico sobre esta nueva cepa del SARS-CoV-2.

 

Teniendo en cuenta las elevadas mutaciones de ómicron, con potencial de ser más resistentes a la inmunización y más contagiosas, el riesgo de que la variante se transmita en todo el mundo es «alto», se afirma en el documento. Ante estos riesgos, la OMS pide a sus Estados miembros que tomen determinadas acciones prioritarias, entre ellas «acelerar la vacunación, especialmente entre población de riesgo que siga sin vacunar». Los ministros de Sanidad del G7 resaltaron hoy la importancia de impulsar los programas de vacunación contra la covid-19 en los países en desarrollo, sobre todo tras la aparición de la variante ómicron. En una reunión de urgencia convocada por la presidencia británica, los representantes de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá y Japón, más la Unión Europea (UE), convinieron en la «relevancia estratégica» de extender la inmunización. El grupo de países desarrollados abordaron la necesidad de mejorar la capacidad de los más pobres para recibir millones de vacunas e implementar programas de vacunación a gran escala, para lo cual necesitan «asistencia operacional». El G7, que en la cumbre de líderes de junio se comprometió a donar mil millones de vacunas, reiteró hoy su voluntad de «avanzar» hacia el cumplimiento de ese compromiso. El presidente de China, Xi Jinping, afirmó hoy que su país facilitará a África mil millones de dosis de vacunas para combatir la covid-19 en el continente. Xi hizo el anuncio en la inauguración por vía telemática de la octava conferencia ministerial del Foro de Cooperación China-África (FOCAC), que busca reforzar las relaciones entre ambas partes y que se celebra en Dakar hasta este martes. «Para contribuir a la consecución del objetivo fijado por la Unión Africana de vacunar al 60 % de los población africana contra covid-19 para 2022, aquí anuncio que China proporcionará a África mil millones de dosis de vacunas adicionales», señaló el presidente chino, que precisó que esa oferta implica «600 millones en forma de donación y 400 millones en otras formas como producción conjunta entre empresas chinas y países africanos concernidos». Además, «China llevará a cabo diez proyectos de salud para países africanos y enviará 1.500 profesionales médicos y expertos en sanidad pública», subrayó Xi, cuyo país asegura que ha suministrado, hasta la fecha, cerca de 200 millones de dosis a una cincuentena de países de la Unión Africana. El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo hoy estar «profundamente preocupado por el aislamiento de los países del sur de África» ante las nuevas restricciones de viaje impuestas por la aparición de la variante ómicron. Con su mensaje, Guterres hace referencia a la cancelación, en los pasados días, de los vuelos procedentes del África austral anunciada por una gran cantidad de países. Guterres volvió a criticar el desigual reparto de vacunas en el mundo, y concretamente el bajo nivel de vacunaciones en el continente africano, «caldo de cultivo de las variantes» del virus de la covid-19, afirma. «Las naciones de África no pueden cargar con la culpa del nivel inmoralmente bajo de vacunas disponibles en África, ni deben ser penalizadas por identificar y compartir información científica y de salud crucial para el mundo», dice Guterres en referencia a la alerta temprana lanzada por el Gobierno de Sudáfrica al detectar la nueva variante del virus. España comunicó hoy el primer caso de la variante ómicron, detectado por el servicio de microbiología del hospital Gregorio Marañón de Madrid. Este servicio, en su cuenta en Twitter, indica que se trata de un viajero procedente de Sudáfrica, que según el Gobierno regional de Madrid tiene 51 años y regresó el pasado 28 de noviembre con sintomatología leve.

 

El paciente, que se encuentra en aislamiento guardando cuarentena, regresó el pasado domingo de Sudáfrica con escala en Ámsterdam. La incidencia del coronavirus sigue en aumento en España, mientras se extiende la exigencia del pasaporte covid en la vida diaria. La incidencia alcanza los 199 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días, tras un fin de semana en el que se notificaron 22.911 nuevos contagios, una cifra elevada en el país, que desde el pasado agosto no superaba los 20.000 en un fin de semana, según datos oficiales difundidos hoy. Esta cifra hubiera situado a España en riesgo alto de contagios según los indicadores que hasta hace unos días aplicaba el país, que fueron modificados para dar mayor relevancia a otros como la presión hospitalaria.


Diseño Web