Guaidó se tomará la sede de la embajada de Venezuela en Washington

Con el aval del gobierno de Trump, que la semana pasada retiró a todo su personal de Caracas, la oposición venezolana se hará en breve al control de la sede diplomática ubicada en el corazón de Georgetown. Carlos Vecchio, representante de Guaidó en EE. UU., ocupará, en un primer paso, la sede de la agregaduría militar.

En un hecho diplomático inusual, los líderes de la oposición venezolana en  Estados Unidos se alistan a ocupar en los próximos días la sede diplomática de su país en Washington, cuyo gobierno ya retiró a su personal diplomático en Caracas y dio vía libre a la acción el jueves pasado, en una reunión que se celebró en la Casa Blanca, entre el delegado de Donald Trump para Venezuela, Elliot Abrams, y el representante de Guaidó en este país, Carlos Vecchio.

El Espectador estableció que la reunión del jueves entre Abrams y Vechio fue el último paso a un prolongado proceso en el que los líderes de la oposición venezolana, en asocio con diplomáticos de otros gobiernos latinoamericanos, instaron en un primer momento al Departamento de Estado y luego, directamente a Trump, a dar vía libre a la ocupación de la sede diplomática en Washington como “un golpe más de deslegitimación del régimen de Maduro” y un “claro mensaje al mundo de que le llegó la hora de irse”, según fuentes presenciales en la reunión.

 “La administración (Trump) se mostró en un principio muy cautelosa frente a este hecho debido al temor de las represalias que pudiera tomar Maduro en contra de su personal en Caracas. Ellos no logran superar lo que les sucedió en Libia. En 2012, tras la supuesta emisión de un video con lenguaje ofensivo para los musulmanes, el consulado estadounidense en Bengasi fue violentamente atacado. El saldo: el embajador, Christopher Stevens, murió junto a otros tres funcionarios estadounidenses.

La Administración Trump quiso evitar al máximo que una situación similar se repitiera. Pero una vez sacaron a todo su personal, la semana pasada, el Gobierno Trump dio luz verde a la operación”, añadió la fuente.

Carlos Vecchio, que reside en Miami, regresará este lunes antes del mediodía a Washigton para ponerse al frente del primer escalón en el camino a la ocupación de la sede diplomática venezolana ubicada en el prestigioso sector de Georgetown: hacerse al control de la sede de la agregaduría militar. “Este es un buen primer golpe de opinión para los líderes opositores porque ocupan la que fue considerada la Joya de la Corona en Estados Unidos por los generales y otros mandos que hoy apoyan a Maduro”, agregó la fuente.

Si todo sale como está previsto, los líderes opositores a Maduro convocarán a la prensa internacional acreditada en Washington al acto de ocupación de la sede diplomática que se realizaría el miércoles próximo durante el cual, Vecchio y su equipo, en compañía del secretario general de la OEA y embajadores de gobiernos opositores a Maduro, estarán presentes.

Como lo anticipó El Espectador desde hace dos meses, el equipo de Vecchio cuenta con una oficina en la Embajada de Colombia en Washington, que ha sido ocupada por delegados suyos y usada por éste en más de una ocasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.