La portada de un diario y un tuit de Trump: los mensajes que “ponen en riesgo la vida” de la congresista Ilhan Omar

La representante demócrata Ilhan Omar hizo un polémico comentario al referirse a los atentados del 9/11 como que “algunas personas hicieron algo”, que fue malinterpretado y el diario The New York Post sacó de contexto en una incendiaria portada. Trump se sumó con un video editado con imágenes del ataque terrorista y las palabras de Omar, lo que advierten muchos analistas solo incita a la violencia en contra de la congresista.

Todo empezó con un evento al que la congresista Ilhan Omar asistió en marzo en el Consejo de Relaciones Islámico-estadounidenses (CAIR). Allí, la representante de Minnesota hablaba sobre la creación de esta institución y su importante labor en la lucha contra la islamofobia en el país luego de los ataques terroristas del 9/11 en Nueva York y Washington DC.Omar cometió el error que fue confundir la fecha de creación del CAIR y decir que fue justo después del atentado, cuando en realidad nació en 1994. Pero ese no fue el comentario que encendió la controversia, sino lo que dijo inmediatamente después: “CAIR fue fundado luego del 9/11 porque ellos reconocieron que algunas personas hicieron algo y que todos nosotros estábamos empezando a perder acceso a nuestras libertades civiles”. Cuando se conoció el video de estas declaraciones de Omar, una de las primeras mujeres musulmanas elegidas al Congreso, grupos conservadores no tardaron en arremeter en su contra y hacer todo tipo de críticas por haber dicho esto. Desde “increíble”, como lo calificó el representante de Texas Dan Crenshaw, hasta comentarios de “tienes que preguntarte si es estadounidense primero” que hizo al aire el presentador de Fox Brian Kilmeade. Pero no era la primera vez que esta congresista era criticada por sus puntos de vista. Hasta ahí todo parecía la dinámica de siempre, pero este jueves The New York Post decidió entrar en la discusión y publicó una polémica portada con una foto de las Torres Gemelas en llamas, el día del ataque terrorista, y un mensaje directo a Omar. Era la misma interpretación de los que consideraron una falta de respeto su comentario sobre el atentado. “Aquí está tu algo”, decía el titular de la portada del diario amarillista. Ante esta incendiaria publicación, los comentaristas liberales reaccionaron también y advirtieron que se trata de racismo, islamofobia y una provocación, un mensaje que incita a la violencia en contra de la congresista, quien en el pasado ha recibido numerosas amenazas, algunas de ellas de muerte. “Esta no es de ninguna manera una representación justa de lo que ella dijo. El odio a una mujer negra musulmana congresista es simplemente sorprendente”, publicó en Twitter la escritora Jill Filipovic.

“Esto es absolutamente vil intolerancia, que podría muy posiblemente incitar violencia contra los musulmanes”, escribió Ryan Cooper en The Week. Y ahí no paró el escándalo. Este viernes el presidente Donald Trump decidió también aportar su opinión al respecto por su vía preferida, Twitter. Aunque esta vez no con un simple tuit de texto. Su equipo se tomó el trabajo de editar un video con las palabras de Omar, solo la parte que querían resaltar de un mensaje que ya todos saben que fue mucho más amplio que eso. De nuevo, la frase que termina en “algunas personas hicieron algo” y de fondo imágenes de los atentados, luego de nuevo ese polémico comentario en texto y en boca de la congresista demócrata una y otra vez, intercalado con video de archivo del ataque. Sin mencionar la música de fondo, para agregar dramatismo a un clip que termina con el mensaje “Septiembre 11, 2001. Nosotros recordamos”. “¡Nunca lo olvidaremos!”, escribió junto al video el presidente, en mayúsculas y en un tuit que dejaron destacado como principal en su cuenta. Varios colegas demócratas han salido en defensa de Omar desde el principio y criticado que este tipo de reacciones de los republicanos pueden resultar peligrosas. Es el caso de la congresista Rashida Tlaib, también musulmana, quien aseguró que la portada del tabloide pone en riesgo la vida de su colega. “The New York Post sabe exactamente lo que está haciendo, sacando citas de contexto y evocando imágenes dolorosas para esparcir odio y poner en riesgo la vida de la representante Omar. Debería darles vergüenza”, expresó a través de un tuit. “Estamos llegando a un punto donde esto es una incitación a la violencia en contra de las mujeres de color progresistas”, advirtió por su parte la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, quien ha defendido a Omar también en otras ocasiones. Pero las acciones de Trump fueron este viernes más lejos. El video que posteó incluye imágenes de los aviones impactando las Torres Gemelas, a pesar de que las cadenas de televisión decidieron dejar de mostras esas escenas específicamente en años recientes por el trauma que estas generan. Estudios demostraron que cuando las personas veían estos videos podían desarrollar estrés traumático, incluso aquellas que no estuvieron cerca de donde sucedió el ataque. Tampoco es la primera vez que el mandatario ataca a esta congresista, a quien ha querido pintar como una extranjera que simpatiza con los musulmanes extremistas, lo que solo alimenta el odio y la islamofobia en su base de seguidores. En repetidas ocasiones ha atacado a Omar por “agredir a los judíos” (por llamar a su asesor Stephen Miller un “nacionalista blanco”) y ha exigido su renuncia por criticar al gobierno de Israel. Tan solo la semana pasada Omar estuvo bajo amenaza de muerte por un hombre que dijo que “amaba al presidente”, quien fue arrestado por llamar a la oficina de la representante y decir que la iba a matar. ¿Cómo reaccionó Trump? Durante un discurso un día después de que esto sucedió, se burló de ella. El sospechoso llamó por teléfono y le dijo –según el informe oficial– a quien contestó: “¿Por qué trabajas para ella (Omar)? Es una (insulto) terrorista, le voy a meter una bala en su (insulto) cráneo”. El hombre le dijo a los agentes que tenía un rifle calibre .22 en su casa cuado fue arrestado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.