Las claves de la crisis politica en Ecuador

Hace una semana, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, presentó en cadena nacional un paquete de medidas económicas y futuras reformas que dieron inicio a una serie de manifestaciones ciudadanas que continúan hasta hoy.

¿Sus protagonistas? Mayoritariamente el gremio de los transportistas, quienes respondieron cortando carreteras y bloqueando las principales avenidas de una veintena de provincias.

Esto provocó que el mandatario decidiera decretar estado de excepción en el país, aumentando el número de agentes de seguridad para controlar los desórdenes. Pese a esto, las manifestaciones no cesaron y continuaron los enfrentamientos entre la policía y los ciudadanos.

Además, aumentó la cantidad de detenidos y heridos. En una de las protestas, incluso, una persona falleció.

Aunque el viernes los transportistas anunciaron el fin del paro -despejando las calles y volviendo a tomar pasajeros-, de acuerdo al diario El Comercio de Ecuador en las calles de Quito todavía no circulan taxis. Muchas instituciones educacionales, por su parte, han decidido suspender las clases por precaución y solidaridad a los movimientos sociales.

Otro factor complica a Moreno: varias comunidades indígenas se sumaron al descontento ciudadano y durante el fin de semana bloquearon las principales rutas de transportes de al menos seis provincias, y amenazan con avanzar hasta la capital ecuatoriana.

El jefe Estado hizo un llamado al diálogo durante el fin de semana, pero los pueblos originarios rechazaron conversar con el Ejecutivo.

El día de ayer, y amparado por el estado de excepción y el incremento de los enfrentamientos, Moreno decidió trasladar la sede de gobierno a Guayaquil tras acusar un intento de golpe de Estado, organizado presuntamente por el ex mandatario de ese país Rafael Correa y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Indígenas del sur andino arribaron a pie a Quito para protestar por el aumento de tarifas de combustibles en hasta 123%. A su ingreso a la ciudad, los manifestantes atacaron y quemaron un tanque del Ejército.

“Estaremos llegando más de 20 mil indígenas”, anunció Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie).

Por otro lado, el ministerio de Educación decidió suspender las clases de hoy martes a nivel nacional, aunque según los reportes, las escuelas están vacías desde el pasado jueves.

¿Cuáles son las medidas económicas que iniciaron las movilizaciones?

Moreno dio a conocer seis medidas económicas y 13 propuestas de reformas laborales. La más polémica fue el término del subsidio al precio de los combustibles. Un beneficio que regía hace más de 40 años en el país y que, de acuerdo a Moreno, “ha beneficiado durante décadas principalmente quienes no lo necesitan o a los que viven del contrabando”.

En relación a las reformas laborales, también se esperan modificaciones relacionados con los empleados públicos, como la reducción de sus vacaciones y nuevas modalidades de contratos para los reemplazos.

Las propuestas de Moreno además incluían reducción de impuestos en materias primas, insumos, el establecimiento de un impuesto único para el banano y cambios en el sistema de pensiones.

Según indicó el ministro de Economía de ese país, Richard Martínez, la iniciativa del Palacio de Carondelet responde a un acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) respecto a un préstamo que deben devolver durante los próximos tres años.

Por su parte, el FMI reconoció y aplaudió la propuesta del gobierno ecuatoriano. A través de un comunicado, el organismo indicó que,“tienen como objetivo mejorar la resiliencia y la sostenibilidad de la economía ecuatoriana”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.