Melania Trump intenta aclarar su situación migratoria

La esposa de Donald Trump publicó una misiva en la que un abogado del candidato republicano explica que obtuvo su visado de trabajo y luego la residencia en forma legal, en 2001.  Después de casi dos meses de guardar silencio ante los interrogantes de su pasado migratorio, Melania Trump, la esposa del candidato presidencial Donald Trump, publicó hoy una carta explicativa de un abogado que trabaja para su esposo en la que asegura que sus trámites fueron legales. Sin embargo, el documento no contiene ninguno de los documentos aportados por ella al proceso que finalmente le permitió hacerse ciudadana estadounidense.La misiva fue escrita por el abogado Michael J. Wildes, que fue abogado de una empresa de modelos del republicano Donald Trump.  Wildes asegura que los informes de varios medios sobre el proceso migratorio que Melania atravesó “no están respaldados por los hechos”. Sostuvo que “la señora Trump no recibió su ‘green card’ (tarjeta verde de residencia) a través de un matrimonio como se ha especulado, sino que en el año 2000, ella se patrocinó a sí misma como una modelo de ‘habilidades extraordinarias’. El abogado afirma que el 19 de marzo de 2001, Melania fue admitida en Estados Unidos como residente permanente legal. Sobre la base de este precedente, agrega, la señora Trump obtuvo la ciudadanía en 2006, después de cinco años de residencia permanente continua. La carta cubre las controversias que ha suscitado el silencio de Melania en relación con sus visas de trabajo y la manera como obtuvo la ‘green card’ o residencia permanente. “Mi impresión sobre la visa de trabajo sobre lo que se hizo, por lo menos lo que dice esa carta, todo está totalmente correcto […] no hay nada fuera de lo normal’’, comentó el abogado de inmigración de Miami, Irving González. Aunque advirtió que está por verse qué tipo de documentos aportó Melania para justificar sus peticiones ante las autoridades de inmigración. En cuanto a la residencia, González explicó que es normal que los solicitantes hagan los trámites a nombre de ellos para evitar que el proceso quede anulado si la empresa que los patrocina se disuelve o prescinde de sus servicios. Lo que se supone, agregó, es que Melania tuvo que probar que ella era una de las mejores modelos del mundo. “Lo que tiene es que demostrar que ella es una de las mejores o era en ese momento una de las mejores modelos […] o que le pagaban más dinero que a otra’’, explicó González. Recordó que hay una lista de 10 requisitos. “Si uno cumple con tres de ellos se lo otorgan, si la persona puede mostrar -y en el caso de ella supongo que fue así- que es famosa en el mundo entero, no solamente aquí, (sino) que es considerada en el mundo entero la habilidad extraordinaria entonces no tiene que hacer la lista de los 10 requisitos’’, dijo González. En su carta, Wildes explica que la modelo entró por primera vez a Estados Unidos el 27 de agosto de 1996, con una visa de turista B1/B2, por lo que no es posible que hiciera fotos profesionales en 1995, como se ha señalado. La esposa del republicano, que nació en lo que hoy es Eslovenia, se había enfrentado a un escrutinio sobre su estatus legal en Estados Unidos cuando el periódico The New York Post publicó semanas atrás fotos que parecían indicar que había trabajado como modelo en territorio estadounidense sin tener el visado correspondiente. Wildes también explicó que dos meses después obtuvo una visa de trabajo H1B, y que aunque para algunos trabajadores de ciertos países el visado H1B tiene una duración de tres años, “este no fue el caso de la señora Trump”, quien usó visas H1B “cinco en total”, entre octubre de 1996 y 2001. En la carta refiere que “en una entrevista a fondo con la señora Trump, hemos comprobado que la sesión de fotos en cuestión no se produjo hasta después de que ella fue admitida en los Estados Unidos, con visa H1B, en octubre de 1996”. Wildes también explicó que dos meses después obtuvo una visa de trabajo H1B, y que aunque para algunos trabajadores de ciertos países el visado H1B tiene una duración de tres años, “este no fue el caso de la señora Trump”, quien usó visas H1B “cinco en total”, entre octubre de 1996 y 2001. En la carta refiere que “en una entrevista a fondo con la señora Trump, hemos comprobado que la sesión de fotos en cuestión no se produjo hasta después de que ella fue admitida en los Estados Unidos, con visa H1B, en octubre de 1996”. El abogado especialista en inmigración, Alex Galves, comentó que la carta de su colega Michael J. Wildes arroja más dudas sobre cómo obtuvo Melania Trump su residencia en Estados Unidos. “Consulté con un grupo de abogados y nos sorprende cómo aporta tanto detalle de las cinco HB1 y las fechas, pero salta muy rápido el procedimiento para obtener la visa de “habilidades extraordinarias” y la residencia”. Galves explicó que hay tres vías por las que la ahora señora Trump pudo obtener ese estatus: una visa EB1, de “habilidades extraordinarias, en la que demostrará que a lo largos de esos cinco años como modelo hizo muchas portadas de revistas y ganó importantes premios. También pudo ser una visa O1, en la que un patrocinante la apoya o por casamiento”. En el caso de las habilidades extraordinarias -explica Galves- el empleador debe seguir unos pasos estrictos, como demostrar que ella está entre 1 y 5% del top de profesionales de su ramo, que no existe otra modelo en Estados Unidos con sus características, y que como empleador puso anuncios para encontrar a esas modelos.1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.