Nueva ley para financiar la salud de las mujeres

Proyectos de ley patrocinados por la líder mayoritaria del Senado Loretta Weinberg, el presidente del Senado Steve Sweeney, el senador Christopher “Kip” Bateman y la Senadora Linda Greenstein que restablecería los fondos en el presupuesto estatal actual FY2018 para los centros de planificación familiar y los centros de cuidados de salud para mujeres en el estado fueron firmado ley hoy.  La primera ley, S-120, restablecería $ 7,45 millones en recortes de fondos del 2010 que estaban destinado para las clínicas de planificación familiar las cuales brindan una amplia gama de servicios para mujeres. La segunda ley, S-105, proporcionaría cobertura de Medicaid para servicios de planificación familiar a personas con ingresos de hasta el 200 por ciento del nivel de pobreza federal, el cual incrementa el porcentaje actual desde  138 por ciento del nivel de pobreza federal. Esta expansión daría derecho a Nueva Jersey hasta nueve dólares en reembolsos federales por cada dólar adicional que el Estado gaste en servicios de planificación familiar proporcionados a través del programa Medicaid. “La planificación familiar ha sido una prioridad para nosotros en los últimos ocho años y ahora que tenemos a un gobernador que comparte nuestros valores, lo logramos. Todos estamos comprometidos a la salud de las mujeres porque entendemos la importancia al acceso del cuidado de salud para las mujeres, para sus hijos y para sus familias”, dijo la Senadora Weinberg (D-Bergen). “Hemos puesto estas legislaciones como primera prioridad en esta sesión para que iniciemos a trabajar de inmediato en la recuperación del daño causado por la ultima administración y para restaurar el acceso de los servicios de planificación familiar el cual es de suma importancia para la salud y el bienestar de las mujeres y las familias.  “Nunca paramos de luchar en la restauración de los fondos de planificación familiar porque sabemos que el acceso a la planificación familiar, a la prevención, los exámenes de detección de cáncer, pruebas de ITS y otros servicios es de vital importancia para la salud de nuestros residentes”, dijo el Senador Sweeney. “Estos son servicios básicos que pueden hacer la diferencia en la prevención problemas de salud muy serios y en la identificación de problemas de salud antes de empeorar. Estamos orgullosos de haber avanzado rápidamente estos proyectos de ley en la nueva sesión y agradecido de que ahora se convirtieron ley. Finalmente veremos una ampliación de la cobertura de servicios de planificación familiar y la restauración de fondos para que las instalaciones de atención médica como Planned Parenthood estén disponibles y sean accesibles para las mujeres en este estado”. “Los servicios de planificación familiar son vitales para la salud de los residentes de Nueva Jersey. En los últimos 8 años hemos abogado consistentemente por la financiación para poder ayudar en las necesidades de nuestros residentes. Es una vergüenza que la última administración decidió vetar nuestra legislación y dejar en la mesa de Washington los valiosos dólares federales”, dijo la Senadora Greenstein (D-Mercer-Middlesex). “Me alegro de que finalmente estamos cambiando la página y avanzando con la financiación de estos servicios y la obtención de dinero del gobierno federal que está disponible para nosotros y que deberíamos haber estado recibiendo durante años”. El presupuesto del año fiscal 2011 eliminó $ 7.5 millones en subsidios para servicios de planificación familiar. Debido a los recortes, Planned Parenthood se vio obligado a cerrar seis clínicas de salud para mujeres. Planned Parenthood Action Fund de NJ ha informado que desde que hubo recortes en su financiamiento para servicios de planificación familiar del presupuesto en 2010, la cantidad de casos de enfermedades de transmisión sexual ha aumentado en un 35 por ciento en todo el estado. En la mitad de los condados de Nueva Jersey, el aumento ha sido casi del 50 por ciento o más. Las subvenciones proporcionarían información y asesoramiento sobre opciones reproductivas, exámenes físicos, pruebas de detección del cáncer, diagnóstico y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, asesoramiento prenatal y programas de abuso de sustancias, entre otros importantes servicios de salud para las mujeres que no pueden pagar o que no pueden acceder a ellos. Ampliar la elegibilidad de Medicaid a mujeres que no están  embarazadas con ingresos de hasta 200 por ciento del nivel federal de pobreza el cual es el mismo limite utilizado para mujeres embarazadas  proporcionaría un mayor acceso a servicios de planificación familiar y abordaría disparidades sustanciales y las brechas de cobertura para los residentes de Nueva Jersey.

S-105 fue aprobado por un voto de 35-5 en el Senado y 52-20-0 en la Asamblea; S-120 fue aprobado por una votación 29-10 en el Senado y 47-20-6 en la Asamblea. El Gobernador Murphy lo firmó como ley hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.