Presidente Trump cede ante criticas por niños en la frontera

Tras la separación de familias en la frontera, ‘Time’ se pregunta “¿qué clase de país somos?” con esta poderosa portada La revista publicó este jueves su nueva portada, dedicada a un análisis sobre la política migratoria del presidente Donald Trump y analiza las consecuencias de la “tolerancia cero”. La revista Time ha publicado este jueves su nueva portada. En ella se puede ver al presidente Donald Trump frente a la menor inmigrante fotografiada hace varios días y que puso rostro a la política de separación de familias en la frontera. Sobre un fondo rojo, se puede leer “Welcome to America (Bienvenida a Estados Unidos, en español)”. “Los presidentes (de Estados Unidos) tienen muchos trabajos, y no de esos es decirnos quiénes somos”. Así comienza el artículo publicado en la página web y titulado “Una evaluación después de la política de separación de fronteras de Trump: ¿qué tipo de país somos?”. El autor, Karl Vick, pone de manifiesto que el actual mandatario -al contrario que sus predecesores- ha cambiado el discurso público al no utilizar en sus intervenciones de manera frecuente palabras como democracia, humanidad o igualdad. “Trump se adhiere a otro tipo de valores”, resalta Vick, quien recuerda que Trump “habla a menudo de patriotismo, aunque en el sentido estricto del deber militar, o como el tipo de prueba de lealtad que ha pedido a los jugadores de la NFL”. En el artículo, se recoge la política de “tolerancia cero” implementada por la administración y se resalta que las intenciones del presidente se han “revelado completamente” en las últimas semanas: “llevando la atención a la frontera, el tema principal de su campaña, Trump intentaba forzar una votación en su tan largamente prometido muro fronterizo antes de que las elecciones de medio término puedan acabar con la mayoría del Partido Republicano en el Congreso”. “Es posible que Trump haya retrocedido en la práctica específica de la separación familiar (al firmar una orden ejecutiva), pero la pregunta más importante aún persiste. En el equilibrio entre la integridad de la frontera de los Estados Unidos con México y el amor de un padre por un niño, ¿dónde nos posicionamos?”, se cuestiona el autor. El artículo acaba con otra interrogación. “‘Sin una frontera, un país no existe’, escribió el presidente el 19 de junio. Todo el mundo sabe eso. La pregunta es: ¿qué tipo de país?”.

ONU: ‘inadmisible’ separar niños de padres en frontera EE. UU.-México

La medida también genera el rechazo de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump. El máximo funcionario de derechos humanos de Naciones Unidas llamó este lunes a Estados Unidos a detener su “inadmisible” política de separar por la fuerza a niños de padres inmigrantes que ingresan de manera irregular al país a través de México.

  • Funcionarios estadounidenses dijeron el viernes que casi 2.000 niños fueron separados de los adultos en la frontera entre mediados de abril y finales de mayo, en momentos en que la administración del presidente Donald Trump implementa políticas fronterizas más estrictas. Autoridades del gobierno dijeron que la táctica es necesaria para asegurar la frontera y sugirieron que la medida servirá para disminuir la inmigración ilegal. Pero Zeid Ra’ad al-Hussein, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, dijo que estas políticas “castigan a los niños por las acciones de sus padres”. “La idea de que cualquier estado busque disuadir a los padres infligiendo ese tipo de abuso sobre los niños es inadmisible. Llamo a Estados Unidos a poner fin inmediatamente a la práctica de separación forzada de estos niños”, dijo Zeid en su discurso final al Consejo de Derechos Humanos de la ONU antes de que termine su período en el cargo. La delegación estadounidense, liderada por el diplomático basado en Ginebra Jason Mack, no hizo referencia a temas migratorios en su subsiguiente discurso, en el que defendió los derechos LGBT y denunció la violencia y discriminación contra los homosexuales y las personas transgénero. Melania Trump detesta ver a los niños separados de sus familias y espera que los dos lados del Congreso puedan por fin acordar una reforma migratoria exitosa. Reuters citó a activistas y diplomáticos el jueves diciendo que las conversaciones con Estados Unidos sobre cómo reformar el principal organismo de derechos humanos de la ONU no habían cumplido con las demandas del país norteamericano, especialmente sobre el trato de Israel, y sugirieron que el gobierno de Trump podría abandonar el foro.

    Zeid también instó al organismo de 47 miembros a establecer comisiones internacionales sobre las presuntas violaciones a los derechos humanos en Venezuela y Nicaragua.

Ovación de pie

Zeid dijo que violaciones “graves y sistemáticas” de los derechos humanos continuaban en Corea del Norte e instó a Pionyang a cooperar con el investigador de la ONU sobre el aislado país, cuyo mandato no reconoce.
También citó claros indicios de que “ataques bien organizados, extendidos y sistemáticos” seguían ocurriendo contra los musulmanes rohinyá en Myanmar, lo que “posiblemente representa un acto de genocidio”, mientras el conflicto escala en los estados de Kachin y Shan.
Por otro lado, Zeid acusó a China de evitar que activistas independientes brinden su testimonio ante organismos de derechos humanos de la ONU y expresó preocupación de que las condiciones se estaban “deteriorando rápido” en las regiones autónomas del Tíbet y Xinjiang. Zeid, cuyo mandato de cuatro años termina a fines de agosto, recibió una ovación de pie al terminar su discurso.

 

La primera dama de los Estados Unidos, Melania Trump, quien dijo que “odia ver” cómo niños son separados de sus padres en la frontera con México por las políticas de migración. En Washington, la primera dama Melania Trump pidió el domingo una política que dé lugar al “corazón” y un rápido acuerdo bipartidista sobre las leyes migratorias en el Congreso, donde legisladores de la oposición demócrata han denunciado la práctica como “diabólica”.
En una inusual incursión en la escena política, la esposa de Trump dijo que “detesta ver a los niños separados de sus familias y espera que los dos lados del Congreso puedan por fin acordar una reforma migratoria exitosa”. “Piensa que el país debe respetar la ley pero también debe gobernar con el corazón”, explicó a CNN la directora de comunicación de la primera dama, Stephanie Grisham.

6 puntos para entender qué cambia en la frontera con la orden ejecutiva de Donald Trump

El decreto, que entró en vigencia inmediatamente, impide que el gobierno siga quitándole sus hijos a los padres indocumentados, pero no resuelve la situación de los 2,300 que han sido separados en las últimas semanas. El presidente Donald Trump cedió este miércoles a una enorme presión y firmó una orden ejecutiva para poner fin a la práctica de separar familias migrantes en la frontera que su propio gobierno había establecido desde principios de mayo dentro de la política de “tolerancia cero”. La firma de este decreto llega luego de semanas de que tanto el presidente como miembros de su gabinete afirmaran una y otra vez que quien debía poner fin a la separación de niños de sus padres en la frontera sur era el Congreso. Este cambio de opinión repentino llega por la enorme presión nacional e internacional y feroces críticas de demócratas, republicanos y la sociedad en general. Aún así el presidente dijo que continuará con la política de “tolerancia cero” y que seguirá reforzando la seguridad fronteriza. “Tendremos fronteras fuertes, muy fuertes, pero mantendremos juntas a las familias”, dijo Trump desde la Casa Blanca.

Aquí, algunos puntos para entender qué cambia la orden ejecutiva firmada por Trump:

¿Qué pasaba hasta ahora en la frontera?

Desde hace semanas los cruces ilegales estaban siendo tratados cada vez más como delitos penales como parte de la política de “tolerancia cero” del gobierno de Trump. Si la persona fue detenida haciendo un ingreso no autorizado, el adulto recibe cargos criminales y se lo separa de los niños. Y mientras el adulto enfrenta su proceso penal bajo custodia del Departamento de Justicia (DOJ), los menores quedan al resguardo del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS).

¿Qué cambia la orden ejecutiva firmada por Trump?

Este decreto firmado despeja el camino para que DHS mantenga bajo custodia a las familias juntas.

– Ordena que las personas que ingresaron al país por sitios no autorizados puedan ser procesadas por entrada ilegal sin ser enviadas al Departamento de Justicia (DOJ) y así mantiene a padres e hijos juntos.

– Las familias mantienen su unidad bajo custodia del DHS hasta que se complete el caso criminal que haya contra los adultos y el caso inmigratorio de la familia.

– Ordena al DOJ que priorice los casos migratorios de familias detenidas, por sobre los casos individuales, lo que puede forzar a las cortes migratorias a tomar los casos familiares primero que los individuales.

– Habilita, en caso de ser necesario, a otras dependencias del gobierno -incluidos militares- a asistir en el otorgamiento de albergue a las familias de inmigrantes.

– También ordena que, de ser necesario, se construyan instalaciones o se adapten existentes para albergar familias.

 

¿A partir de cuándo comienza a regir la orden ejecutiva?

En una conferencia de prensa telefónica dada por la Casa Blanca, Gene Hamilton, indicó este miércoles que “la orden ejecutiva entra en vigor de inmediato”.

¿Qué pasa con las familias que ya han sido separadas?

La orden ejecutiva no hace referencia alguna a los términos con los que se hará la reunificación de familias ya separadas.

Kenneth Wolfe, vocero de la Administración para Niños y Familias del Departamento de Salud y Servicios Humanos indicó a The New York Times que los más de 2,300 niños que ya han sido separados de sus padres no serán reunidos de inmediato con sus familias mientras los adultos permanecen bajo custodia federal durante sus procedimientos de inmigración.

“Para los menores actualmente en el programa de niños extranjeros no acompañados, el proceso de patrocinio continuará como de costumbre”, indicó Wolfe.

Y si bien esta orden busca frenar la separación de familias, hay una excepción que sí lo permite: si el niño está en riesgo o existe alguna preocupación por el bienestar del niño si queda a cargo de los adultos con quienes cruzó la frontera.

¿Qué pasa con el llamado ‘Acuerdo Flores’?

La orden firmada por Trump pide que el DOJ haga gestiones para modificar el llamado ‘Acuerdo Flores’, que impide que el gobierno federal mantenga niños detenidos por más tiempo del ‘necesario’ y que sean llevados a un centro de detención.

Bajo el mandato del presidente Barack Obama, los tribunales decidieron que 20 días era el límite “razonable”, pero prácticamente ningún proceso migratorio tarda tan poco tiempo. Por eso, Trump ordena al fiscal Jeff Sessions que solicite a la Justicia que declaren la detención familiar como algo legal (para poder detenerlas juntas por más tiempo que 20 días, potencialmente por tiempo indefinido).

Hay un detalle allí: aunque este decreto no intenta saltarse este acuerdo que requiere que los niños sean liberados de la detención dentro 20 días, busca iniciar un proceso para cambiarlo.

Podría ser un proceso largo por el cual el gobierno buscaría poder detener a las familias bajo custodia del gobierno federal de modo indefinido. Pero, claro, en el camino la administración Trump podría encontrarse innumerables trabas legales.

Gene Hamilton, consejero del fiscal Sessions, dijo este miércoles que la administración necesitará convencer a la jueza que dicatminó en el caso Flores, la magistrada Dolly Gee, para que revierta parte del acuerdo. Hamilton indicó que el ‘Acuerdo Flores’ “puso al Ejecutivo en una posición insostenible”.

Algunas dudas sin resolver aún:

– Según expertos en inmigración, los casos de familias buscando asilo puede extenderse por meses. La orden ejecutiva de Trump preocupa debido a que puede provocar más demoras a los ya dilatados procesos migratorios que se acumulan en tribunales de inmigración.

– También hay dudas sobre cómo y dónde se ubicarán a las familias si desde hace semanas las autoridades de inmigración dicen que sus instalaciones están colapsadas.

– Ahora el gobierno entra en un periodo de ‘espera’ en el que deberá aguardar a que un juez federal de o no permiso para que las familias detenidas puedan mantenerse juntas por más de 20 días.

Sobre este punto, Tyler Houlton, secretario de prensa de DHS (agencia que ahora procesará a las familias completas), dijo a Univision Noticias: ” El DHS hará lo que sea posible para responsabilizar a los que cruzan la frontera de modo ilegal al tiempo que mantiene unidas a las familias mientras la ley lo permita. La única solución es que el Congreso autorice la detención y la pronta expulsión de familias y menores ilegales”.

“La acción del presidente nos ayuda a prevenir la separación de las familias extranjeras ilegales mientras alentamos al Congreso a encontrar una solución de largo plazo para cerrar lagunas en nuestro sistema de inmigración que resultan en la captura y liberación”, añade.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.