Primera mexicana deportada con las reglas de Trump

Guadalupe García de Rayos fue detenida cuando se presentó a un cita periódica con ICE y ahora podría ser deportada al haber cambiado las prioridades que existen para la expulsión de personas sin documentos. La mexicana indocumentada Guadalupe García de Rayos se ha presentado en una oficina de ICE en Phoenix durante varios años consecutivos después de que se produjera una redada en 2008 en el parque acuático donde trabajaba y las autoridades descubrieran que estaba usando un número de seguridad social falso. Este miércoles volvió a la oficina donde, de manera rutinaria, le hacían algunas preguntas y después volvía a salir ya que no era considerada como una prioridad para la deportación durante el gobierno de Barack Obama. Sin embargo, esta vez no fue así y fue arrestada. Guadalupe, de 36 años y con dos hijos ciudadanos, ha vivido en Estados Unidos desde los 14 cuando abandonó la ciudad de Acambaro. Hace ocho años fue arrestada tras una redada ordenada por el conocido alguacil Joe Arpaio en el parque Golfland Sunsplash en Mesa, Arizona, y fue condenada por robo de identidad por usar documentos falsos. El miércoles volvió a la oficina de ICE en Phoenix, de la que ya no salió. Un abogado de inmigración después informó que había sido arrestada. Esto significa que las autoridades podrían estar comenzando el proceso para enviarla de vuelta a México, país en el que no ha estado desde hace más de dos décadas. “Todos sabíamos que algo diferente podía ocurrir esta vez con la nueva administración (de Donald Trump)”, dijo Carlos García, director del grupo proinmigrante Puente Arizona, a Los Angeles Times. “Entró con un abogado y ya no salió”, explicó. Al conocerse la noticia, un grupo de manifestantes y su familia comenzaron a manifestarse para solicitar que no fuera encarcelada. “Liberación, no deportación”, se escuchó cuando la furgoneta que trasladaba a Guadalupe salía de las oficinas de ICE. Su hija Jacqueline mostró su frustración con una pancarta en la que se leía “Ni una deportación más”. La manifestación, impulsada por el grupo activista Puente Arizona, se extendió por horas de manera pacífica. Sin embargo, varios defensores de la nujer mexicana decidieron bloquear el vehículo que la transportaba supuestamente hacia un centro de detención Un manifestante, Manuel Saldana, se ató a una de las ruedas frontales del vehículo. “Voy a estar aquí hasta que se solucione”, afirmó al diario The New York Times.  Al menos siete personas fueron arrestadas, según confirmó la policía de Phoenix. Durante el gobierno de Obama, las prioridades para la deportación eran las personas indocumentadas consideradas como una amenaza para el público o para la seguridad nacional, han cometido delitos graves o determinados delitos menores o bien tienen lazos con grupos criminales. Sin embargo, este panorama cambió con la llegada del presidente Trump. En uno de sus primeros pasos en la Casa Blanca, el presidente modificó las directrices y convirtió en prioridad para la deportación a todos los indocumentados que hayan sido condenados por cualquier delito. Abogados de dos de las principales asociaciones de derechos civiles de Estados Unidos, citados por The New York Times, consideran que Guadalupe puede ser la primera indocumentada arrestada durante una cita con oficiales de inmigración desde que Trump llegó al Despacho Oval. Su caso puede suponer que miles de personas que están en su misma situación decidan no acudir a las citas con ICE ante el miedo de que los agentes federales puedan decidir ahora que son una amenaza para la seguridad pública. “Esto tiene que ver al 100% por la orden ejecutiva (de Trump)”, afirmó a USATODAY Ray Ybarra-Maldonado, abogado que representa a la madre mexicana detenida. “Su caso no es diferente de la última vez que se presentó. Los hechos son 100% los mismos. La única diferencia es que las prioridades de expulsión han cambiado ahora”. “El único crimen que cometió mi madre fue ir a trabajar para dar a sus hijos una vida mejor”, sostuvo su hija Jacqueline tras el arresto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.