Republicano presenta un proyecto para los ‘dreamers’

La propuesta de Carlos Curbelo daría a los jóvenes indocumentados la posibilidad de quedarse en el país e incluso optar por la ciudadanía si cumplen con ciertos requisitos. El congresista cree que la Casa Blanca ha mostrado más disposición hacia los ‘dreamers’ y puede llegar a apoyar un proyecto así, pese a las duras medidas antimigratorias de Trump. Con órdenes ejecutivas centradas en ampliar el muro en la frontera con México, crear más centros de detención y recortar fondos a las ‘ciudades santuario’, este no parece ser el momento más propicio para presentar un proyecto de ley que ayude a los indocumentados. Pero Carlos Curbelo, congresista republicano de Miami, cree que hay un grupo particular que despierta la compasión del presidente Donald Trump: los ‘dreamers’, como se conoce a los miles de jóvenes sin papeles que fueron traídos al país siendo niños por sus padres. Por eso ha decidido volver a presentar un proyecto de ley que le daría un estatus legal a los ‘dreamers’ e incluso brindaría una vía a la ciudadanía a los que ingresaron a Estados Unidos antes del 1 de enero de 2012 con 16 años o menos y no tengan un historial delictivo grave, entre otros requisitos. El proyecto se llama “Ley para Reconocer a los Hijos de América”.  “Esta Casa Blanca ha enviado un mensaje muy fuerte de preservar la orden ejecutiva que protege a estos jóvenes”, dijo Curbelo en una entrevista al periódico Miami Herald. “Sabemos que han sido agresivos cuando se trata de política migratoria, por eso llama la atención el hecho de que no se metieron con la orden ejecutiva DACA”, agregó.

Trump y DACA

Desde que asumió la presidencia, Trump ha sido un poco más cuidadoso en lo que respecta a los ‘dreamers’ y el programa de acción diferida DACA, con el que el gobierno de Barack Obama concedió permisos de trabajo y estudio a unos 750,000 jóvenes indocumentados. En comentarios hechos a la prensa, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, señaló que los beneficiarios de DACA no estaban entre las prioridades del nuevo gobierno. Eso dio esperanzas a la comunidad inmigrante de que el Congreso, controlado por los republicanos, esté dispuesto a encontrar una solución permanente para los ‘dreamers’. Ya en enero, un grupo bipartidista presentó un proyecto de ley llamado BRIDGE, por sus siglas en inglés, que, de ser aprobado, extendería por tres años la protección que brinda DACA. La propuesta de Curbelo, que cuenta con nueve patrocinadores republicanos, va un paso más allá. A grandes rasgos, el proyecto brindaría a los jóvenes indocumentados un estatus legal ‘condicional’ de cinco años. Si en ese período se gradúan de un centro de educación terciaria, sirven por tres años en el ejército o trabajan de forma sostenida con una autorización válida, pueden aplicar a otros cinco años de estatus permanente y abrir un camino para obtener la ciudadanía. La congresista por Florida Ileana Ros-Lehtinen, que al igual que Curbelo dice que no haber votado por Trump y ha criticado algunas de sus medidas migratorias más extremas, dijo que se sentía “orgullosa” de unirse como patrocinadora del proyecto de ley. “En mis años en el Congreso, he sido una fuerte partidaria de proteger a estos jóvenes porque son el alma de muchas comunidades y tan estadounidenses como cualquier otro”, afirmó en un comunicado. Pese a que los ‘dreamers’ despiertan más simpatías de ambos lados del espectro político, la propuesta de Curbelo, un republicano moderado, enfrentará resistencias en una Cámara de Representantes con facciones más conservadoras, dijo a Noticias Eduardo Gamarra, analista de la Universidad Internacional de Florida (FIU). Dicho esto, “los ‘dreamers’ tocan una fibra emotiva”, según Gamarra, con lo cual una propuesta enfocada en ellos podría llegar a avanzar dependiendo de cómo sea presentada en la cámara baja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.