Republicanos y democratas arriesgan mucho con juicio politico

 

 

Con el proceso, Trump podría perder votos claves. Demócratas tienen desafío de actuar con rapidez.  El explosivo lanzamiento, por la oposición demócrata en EE. UU., de un procedimiento de destitución contra Donald Trump esta semana desencadenó una dura batalla política que plantea dudas sobre el proceso y las consecuencias que tendrá para el mandatario y sus opositores.

¿Qué impacto tendrá en Trump?

No hay duda de que el proceso enfurecerá a los seguidores. “Trump tiene razón, un juicio político movilizará a sus bases”, dijo Donald Wolfensberger, de The Wilson Center. Pero, incluso si el intento de derrocar a Trump se estanca en el Senado, liderado por los republicanos, como se espera, hay más peligros para el presidente.

Los extremos de ambos lados no se verán influenciados por el proceso de destitución, “pero los votantes de en medio (independientes o más moderados) podrían” cambiar de opinión, señaló John Hudak, experto en gobernanza de The Brookings Institution Un debate legislativo de alto perfil sobre las acusaciones al presidente por abuso de poder podría influir en los votantes moderados que apoyaron a Trump en 2016, electores que él no puede permitirse perder debido a que su margen de victoria fue muy pequeño. “Si yo fuera el presidente, estaría preocupado por esto”, señaló Hudak.

¿Y los demócratas?

Los demócratas no están fuera de riesgo. Su base liberal ha clamado por el juicio político, pero les podría estallar en la cara, según expertos. “Existe la posibilidad de que los demócratas desaprovechen la oportunidad de conseguir que se aprueben artículos del proceso de destitución, desmovilizando la base demócrata”, dijo Larry Sabato, jefe del Centro para Política de la Universidad de Virginia. Christopher Arterton, profesor emérito de gestión política de la Universidad George Washington, afirmó que no hay salida ahora para los demócratas. “Si ellos no hacen la votación de destitución (…), Trump exigirá exoneración total”, afirmó. Además, los demócratas enfrentan un calendario apretado, pues si no actúan rápidamente, el asunto se mantendría vivo durante toda la campaña del 2020. También hay que ver qué tanto puede afectar el proceso a Joe Biden, el aspirante que lidera las encuestas, si se abren indagaciones contra él o su hijo.

 

¿Qué significa el juicio político para Washington?

La respuesta corta es: más colapso. Hasta ahora, los republicanos y los demócratas han tenido desacuerdos sobre asuntos como inmigración, infraestructura y armas. Arterton aseguró que no anticipa “ningún progreso real en los problemas que los han enconado” de aquí a la elección. Existe la posibilidad de que los demócratas desaprovechen la oportunidad de conseguir que se aprueben artículos del proceso de destitución, desmovilizando la base demócrata Una larga lucha no solo paralizaría a Washington: podría dominar mucho el debate en la campaña presidencial. Los demócratas estarían “consumidos por el juicio de destitución y no estarían con la capacidad de hablar de su agenda”, dijo Arterton.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.