Se esperan muchas diferencias entre Eric Adams y Bill De Blasio en la alcaldía de Nueva York

Ambos son demócratas y ambos empezaron sus carreras políticas detro del partido en Brooklyn. Sin embargo, hay notables diferencias de personalidad y enfoque que presagian cambios en el manejo de la ciudad más grande del país. A la llegada del Año Nuevo, Eric Adams se convertirá en el alcalde número 110 de Nueva York dando continuidad al dominio demócrata en la ciudad con mayor número de habitantes del país. Sin embargo, algunos esperan que sea un manejo diferente del que ha hecho por ocho años su copartidario Bill De Blasio. Adams ganó con el 66.14% de los votos en las elecciones generales de según el reporte publicado el viernes por la Junta Electoral de la Ciudad de Nueva York. Su oponente, el republicano Curtis Silwa logró el 28.8% de los votos.  El policía retirado, exsenador estatal y presidente del municipio de Brooklyn en dos periodos recibió el apoyo oficial de De Blasio en agosto. Dos meses antes, el diario The New York Times, había reportado que el alcalde estaba trabajando tras bambalinas para sumar apoyos para Adams. Adams y de Blasio no son extraños. Ambos llaman a Brooklyn su “hogar” y surgieron a través de la misma maquinaria política del Partido Demócrata del Condado de Kings (nombre oficial del partido en la zona). No obstante, el alcalde electo ha dejado claro que su administración tendrá diferencias importantes respecto a la saliente administración.

El sector empresarial es quizás uno de los más optimistas con el cambio de mando en la ciudad.  De Blasio tuvo una relación tensa con la élite empresarial de la ciudad durante sus dos mandatos. Una posición que anticipó desde su primera campaña, en el 2013, cuando prometió poner fin a la desigualdad en la ciudad y que hoy asegura que ha atacado con proyectos como la creación de viviendas asequibles y la expansión de la educación preescolar.  Adams ha mantenido su agenda más conciliadora a los empresarios. «Démosle un ‘reset’. Comprendemos que no teníamos una buena relación (con las empresas)», dijo el miércoles Adams en una entrevista con CNBC. “Cuando me reúno con los CEOs (directivos) de compañías, y me indican que no se han reunido con el alcalde de la ciudad que llamamos el ‘Empire State’. ¿Cómo no nos hemos reunido con ellos que tienen emporios . Me hace pensar que, cuando le demos ‘reset’, todos esos recursos, la experiencia y todos esos datos que nos brindarían pueden ser usados para ayudar a las personas que salgan del estado de pobreza en el que están”, añadió. Adams, quien es capitán de policía retirado, también ha hablado de un plan para «reiniciar» la relación entre el ayuntamiento y los uniformados, haciendo referencia a la tensa relación entre De Blasio y el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, reportó Gothamist. «Vamos a comenzar una nueva relación», dijo Adams y prometió que visitará todas las comisarías de policía de la ciudad al asumir como alcalde.  El cambio de administración se da cuando los tiroteos en la ciudad han disminuido respecto al año pasado. Y aunque los actos de delincuencia se elevaron en medio de la pandemia, los delitos violentos se mantienen bajos en el Bronx y el Alto Manhattan.

Tras la pandemia, la posición de De Blasio ha sido que los neoyorquinos acaudalados que dejaron la ciudad durante la crisis simplemente seríann reemplazados por otros. El alcalde saliente consideraba que las políticas de recuperación no debíann desarrollarse en torno a ellos.  El punto de vista de Adams es diferente. «Sí, somos más de 8 millones de personas. Pero, ¿sabe que 65.000 pagan el 51 por ciento de nuestros impuestos sobre la renta?”, dijo Adams en octubre durante un evento de recaudación de fondos de un comité de acción política, según reportó la publicación especializada Politico. “Estamos perdiendo gente indispensable. Hay gente que dice: ‘¿Y qué con qué se vayan?’. Váyanse ustedes, yo quiero que ellos se queden «, dijo entonces Adams dando a entender que la ciudad necesitaría recursos para afrontar la recuperación. Adams adelantó durante la campaña que considera imponer una orden de vacunación obligatoria para todos los escolares cuando la vacuna contra el coronavirus recibiera la aprobación de las autoridades de salud.  Actualmente, la vacuna está disponible para los niños de entre 5 y 17 años. “Ya contamos con un sistema que establece que, antes de comenzar la escuela, recibes la vacuna. Es para proteger al niño y la población estudiantil «, dijo Adams a la radioemisora WCBS 880. La administración De Blasio ordenó la vacunación para los maestros de la ciudad, pero no para los estudiantes. El plan anunciado por De Blasio en octubre para eliminar gradualmente los programas para estudiantes superdotados y talentosos de las escuelas primarias estará en la lista de tareas del nuevo alcalde. «Hay un nuevo alcalde el próximo año, ese alcalde debe evaluar cómo va a lidiar con el programa de superdotados y talentosos», dijo Adams en una entrevista con CNN en octubre.  El programa, según un grupo de educadores, discriminan a los niños negros e hispanos que asisten al sistema de escuelas públicas más grande del país. El programa admite anualmente solo 2,500 alumnos de los 65,000 niños que asisten al jardín de infantes en la ciudad.  El criterio de Adams, por el contrario, es expandir el programa para aumentar las oportunidades, además de reconsiderar aplicar una prueba de admisión.

Expolicía Eric Adams elegido nuevo alcalde de Nueva York

Asumirá su cargo el 1 de enero que deja el impopular Bill de Blasio y tendrá que enfrentar las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19.

El presidente del distrito de Brooklyn y excapitán de policía Eric Adams asumirá en enero la Alcaldía de Nueva York tras arrasar en la elecciones municipales de este martes (02.11.2021), tras una campaña en las que incidió en su infancia pobre y en su capacidad para dirigir la ciudad y especialmente atajar el aumento de la violencia y la pobreza. «Crecí pobre en Brooklyn y Queens. Llevaba un chaleco antibalas para proteger a mis vecinos. Serví a mi comunidad como senador estatal y presidente del distrito de Brooklyn», reza el primer mensaje que se puede leer en la cuenta oficial de Twitter de este vegano confeso de 61 años. Armado siempre con su sonrisa y una desmesurada confianza en sí mismo Adams, que pronto se convirtió en la apuesta oficial del Partido Demócrata, ha conseguido forjar alianzas transversales en todos los distritos de la ciudad para hacerse con la alcaldía. Desde las comunidades más castigadas como la afroamericana, a la que él mismo pertenece, o la latina; hasta las grandes fortunas de la élite empresarial neoyorquina, como el dueño de los Mets, Steve Cohen, o la heredera de la corporación Loews, Laurie Tisch, Adams ha buscado apoyos en todos los rincones de la Gran Manzana.

Ayudas que, traducidas en donaciones, casi han llegado a los nueve millones de dólares, desde que el año pasado comenzó su carrera electoral como candidato a las primarias del partido, en las que logró desbancar a los aspirantes de corte más progresista.

De hecho, su postura oficialista y moderada dentro del Partido y sus críticas abiertas contra el socialismo le han valido los reproches de los demócratas más a la izquierda, que le recriminan su acercamiento a la clase más adinerada de la ciudad.

Se autodefine como un «obrero”

Desde las filas de su partido también han recordado los casos de corrupción abiertos contra él y de los que salió absuelto; su supuesta defensa de métodos de detención agresivos, que él niega; o su hábito de supuestamente pasar gran parte del tiempo en una residencia del vecino estado de Nueva Jersey y no en la ciudad.

Adams sufrió la pérdida de su madre, Dorothy Adams, el pasado marzo, en plena campaña electoral para las primarias del partido y desde entonces, el futuro regidor de la ciudad, que se describe como un «obrero», no ha dudado en sacar a colación a su progenitora en numerosos momentos, a veces emotivos y que terminaron en lágrimas.

Lo ha hecho para recordar, sobre todo, su origen humilde con el que intenta identificarse con el votante de a pie que, como sostiene, ha sufrido tanto como él las fallas del sistema.

«Mi madre fue traicionada (por las autoridades), al igual que otros padres y madres y familias. Fue traicionada cuando no pudimos comprar comida y fuimos en busca de alimentos que nos ofrecía la ciudad y que se trataba de comida que causaba enfermedades crónicas (…)», dijo Adams inmediatamente después de ejercer su derecho a voto el pasado 22 de junio durante las primarias demócratas.

En la jornada electoral de ayer, Dorothy volvió a cobrar protagonismo cuando Adams se presentó a votar en su colegio electoral de Brooklyn con un retrato de su madre.


Diseño Web