Senador Menéndez Pide al Departamento de Justicia que Investigue el Trabajo del ex-Congresista David Rivera

como Agente del Régimen de Nicolás Maduro

El Senador Bob Menéndez (D-N.J.), Miembro de Más Alto Rango en el Comité de Relaciones Exteriores, hoy pidió al Departamento de Justicia que investigue si el ex-Congresista Republicano de Florida, David Rivera, violó la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA, por sus siglas en inglés) en su trabajo para el régimen del dictador venezolano Nicolás Maduro y la compañía petrolera estatal de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA). La carta del Senador prosigue reportes de prensa que señalan que la estatal petrolera ofreció pagar millones de dólares al ex-Congresista Republicano por “servicios de consultoría estratégica.”

 

“Reportes recientes de prensa y una demanda sugieren que el ex-Congresista David M. Rivera (R-FL-25) trabajó en nombre de un cliente extranjero y realizó actividades cubiertas bajo los requisitos de registro de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA). Por lo tanto, solicito que el Departamento de Justicia revise si el Sr. Rivera cumplió con la ley FARA, incluso si tiene la obligación de registrarse retroactivamente como agente extranjero en nombre del régimen de Maduro,” escribió el Senador Menéndez en una carta dirigida al Fiscal General Adjunto John Demers.

 

“Si queremos que se tome en serio al gobierno de los Estados Unidos en nuestros esfuerzos por defender y proteger al pueblo venezolano de la tiranía del régimen de Maduro, lo último que deberíamos tolerar es que un ex-miembro del Congreso potencialmente viole las leyes de los Estados Unidos para hacer el trabajo sucio del régimen,” agregó el Senador Menéndez.

Senador Menéndez y Colegas Instan al Departamento de Salud a Detener Esfuerzo para Socavar Medidas Anti-discriminación del Obamacare Durante Pandemia del COVID-19

‘El Departamento debe centrarse en ayudar a las personas a obtener la atención médica que necesitan, no en ayudar a otros a discriminar a los pacientes y negarles esa atención’

‘El Congreso diseñó la Sección 1557 del Obamacare para ampliar, no reducir, el acceso a la atención médica integral para todas las personas’

El Senador Bob Menéndez (D-N.J.), miembro del Comité de Finanzas del Senado que establece la política nacional de salud, junto a la Senadora Patty Murray (D-Wash.), miembro de más alto rango del Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones (HELP, por sus siglas en inglés), lideraron a un grupo de 29 colegas en enviar una carta al Secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés) en la que critican la intención de la Administración de modificar el reglamento que implementa la Sección 1557 de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés), mejor conocida como Obamacare. El reglamento propuesto por HHS revertiría las protecciones contra la discriminación para millones de pacientes estadounidenses, incluyendo aquellos con un dominio limitado del idioma inglés, en un momento en el que estas protecciones son especialmente críticas, debido a la emergencia de salud pública por la pandemia del COVID-19.

“Los cambios malintencionados en el reglamento propuesto socavarían gravemente las protecciones antidiscriminatorias de la atención médica para personas LGBTQIA +, mujeres, personas con dominio limitado del inglés, personas con discapacidades y otros, incluidos aquellos que enfrentan múltiples formas de discriminación. Si bien estos cambios en las políticas serían perjudiciales en cualquier momento, la finalización de esta regla durante la pandemia de coronavirus (COVID-19) reduciría el acceso de las comunidades vulnerables a los servicios de salud en medio de una emergencia de salud global,” escribieron los Senadores al Secretario Alex Azar. “El Departamento debe centrarse en ayudar a las personas a obtener la atención médica que necesitan, no en ayudar a otros a discriminar a los pacientes y negarles esa atención. Le recomendamos encarecidamente que reconsidere este reglamento.”

“La regla propuesta tiene implicaciones amplias y perjudiciales más allá de los esfuerzos para socavar las protecciones contra la discriminación basada en la identidad de género y la orientación sexual,” continuaron los Senadores

El reglamento propuesto por el Departamento de Salud, busca debilitar los requisitos establecidos por la ley Obamacare, de que los proveedores de atención médica tomen medidas razonables para proporcionar acceso a los pacientes con dominio limitado del inglés, como incluir traducciones en documentos escritos y publicar avisos sobre la disponibilidad de intérpretes. Por ende, a los pacientes con dominio limitado del inglés y a los pacientes con discapacidades se les podría negar la misma oportunidad de acceder a información sobre sus propias decisiones de salud y atención médica.

“Socavar las protecciones contra la discriminación en la atención médica en cualquier momento es cruel, pero hacerlo ahora tendrá consecuencias mortales para algunas de las poblaciones más vulnerables durante esta pandemia. El Congreso diseñó la Sección 1557 del ACA para ampliar, no reducir, el acceso a la atención médica integral para todas las personas,” concluyeron los Senadores. “Al alejarse de la intención expresa del Congreso, estos cambios de política causarán un daño real a nuestros pacientes más vulnerables.”

La solicitud de los Senadores Demócratas es apoyadaa por las siguientes organizaciones: AIDS United, American Civil Liberties Union, Asian & Pacific Islander American Health Forum, Association of Asian Pacific Community Health Organizations, Center for American Progress, Family Equality, Lambda Legal, Leadership Conference on Civil and Human Rights, National Center for Transgender Equality, National Health Law Program, National Partnership for Women and Families, y el National Women’s Law Center.

Al inicio del mes, el Senador Menéndez lideró a un grupo de colegas para instar a la Administración Trump a garantizar que las personas con dominio limitado del inglés y las personas con discapacidades puedan acceder a la información necesaria para recibir los beneficios federales por la pandemia del COVID-19 que el Congreso ha aprobado recientemente.

Junto a los Senadores Menéndez y Murray, los Senadores Tammy Baldwin (D-Wis.), Dick Durbin (D-Ill.), Sherrod Brown (D-Ohio), Richard Blumenthal (D-Conn.), Kamala D. Harris (D-Calif.), Edward J. Markey (D-Mass.), Tammy Duckworth (D-Ill.),  Jeffrey A. Merkley (D-Ore.), Tim Kaine (D-Va.), Bernard Sanders (I-Vt.), Michael F. Bennet (D-Colo.), Jack Reed (D-R.I.), Maggie Hassan (D-N.H.), Chris Murphy (D-Conn.), Tina Smith (D-Minn.), Amy Klobuchar (D-Minn.), Kirsten Gillibrand (D-N.Y.), Elizabeth Warren (D-Mass.), Cory A. Booker (D-N.J.), Catherine Cortez Masto (D-Nev.), Mazie K. Hirono (D-Hawaii), Sheldon Whitehouse (D-R.I.), Benjamin L. Cardin (D-Md.), Gary C. Peters (D-Mich.), Patrick Leahy (D-Vt.), Jacky Rosen (D-Nev.) Chris Coons (D-Del.), Ron Wyden (D-Ore.) y Bob Casey, Jr. (D-Penn.) firmaron la misiva.

Senadores Menéndez y Cassidy Presentan Proyecto de Ley Bipartidista para Ayudar a Estados y Comunidades en la Primera Línea de Lucha contra el COVID-19

WASHINGTON, D.C. – Los Senadores Bob Menéndez (D-N.J.) y Bill Cassidy, M.D. (R-La.) presentaron hoy formalmente un proyecto de ley bipartidista para entregar recursos federales críticos a los estados y las comunidades en la primera línea de la lucha COVID-19. El fondo de Asistencia Estatal y Municipal para la Recuperación y Transición (SMART, por sus siglas en inglés) tiene como objetivo asignar $500 mil millones en fondos de emergencia para cada estado, condado y comunidad en el país, al tiempo que prioriza la asistencia a las áreas con mayor necesidad.

Los Senadores Joe Manchin (D-W.Va.), Cindy Hyde-Smith (R-Miss.), Cory Booker (D-N.J.) y Susan Collins (R-Maine), quienes representan una muestra representativa del amplio espectro político del país, son copatrocinadores del proyecto, lo que demuestra que este es el único camino bipartidista para proporcionar a los estados y las comunidades asistencia federal directa muy necesaria.

“En medio de una emergencia nacional, el gobierno federal no puede cruzarse de brazos y ver a nuestras comunidades caer en la bancarrota. Este no es un problema de estados demócratas o republicanos. Es un problema de todos y por eso requiere una respuesta nacional,” dijo el Senador Menéndez. “El fondo SMART es un enfoque de sentido común, razonable y bipartidista que nuestros estados y comunidades en la primera línea necesitan para brindarles la financiación flexible necesaria para derrotar al COVID-19, mantener servicios críticos, evitar despidos masivos y aumentos de impuestos, así como acelerar nuestra recuperación económica.”

“Los estados y las comunidades locales cerraron cuando el gobierno federal solicitó y luego perdieron miles de millones en impuestos de ventas y otros ingresos. En estos estados, solo hay la opción de recibir ayuda antes de que tengan que despedir a sus trabajadores y esa ayuda es la que da el fondo SMART. Este fondo evitará que los bomberos y los maestros sean víctimas del COVID-19 y mantiene nuestras comunidades vivas,” dijo el Senador Cassidy.

Presentado por primera vez por los Senadores Menéndez y Cassidy el mes pasado, el fondo SMART responde al llamado bipartidista de los gobernadores al proporcionar $500 mil millones en fondos flexibles a los estados para ayudar a cubrir los crecientes costos para combatir COVID-19 y la pérdida de ingresos debido a la paralización de la economía. Sin esta asistencia federal, los gobernadores, alcaldes y líderes locales han advertido sobre recortes profundos a los servicios esenciales, despidos de policías, bomberos, paramédicos, maestros, sanidad, salud pública, empleados de obras públicas y otros trabajadores fundamentales para nuestras comunidades.

El fondo SMART se fundamenta en los $150 mil millones proveídos en la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (CARES, por sus siglas en inglés) para ayudar a los gobiernos estatales y locales, creados por el Senador Jack Reed (D-R.I.). Este fondo elimina el umbral actual de 500,000 habitantes, permitiendo que cada estado, condado, municipio, territorio, y el Distrito de Columbia califiquen para recibir asistencia federal directa, independientemente de su tamaño.

 

Todos los estados, incluyendo a Puerto Rico y el Distrito de Columbia, recibirían un mínimo de $2 mil millones en asignaciones bajo este fondo. Adicionalmente, el fondo SMART destina fondos a las áreas de mayor necesidad en función de las tasas de infección y las pérdidas de ingresos, y anula la orientación errónea del Departamento del Tesoro que impuso restricciones indebidas sobre cómo los gobiernos estatales y locales podrían usar los fondos de estabilización CARES.

 

Los Congresistas Mikie Sherrill (D-N.J.) y Peter King (R-N.Y.) presentaron una legislación bipartidista similar en la Cámara de Representantes. El proyecto de ley de la Cámara está copatrocinado por los Representantes Josh Gottheimer (DN.J.), Tom Reed (RN.Y.), Tom O’Halleran (D-Ariz.), Fred Upton (R-Mich.), Ted Lieu (D-Calif .), Brian Fitzpatrick (R-Pa.), Debbie Dingell (D-Mich.) y Elise Stefanik (R-NY).

 

 


Diseño Web