Te acercas mucho a los demás, el rango de distancias

Un estudio muestra que en las regiones cálidas las personas se acercan a desconocidos, pero se alejan de los familiares. El antropólogo estadounidense Edward Hall ya escribió en los 60 que culturas como las del sur de Europa, América Latina y Oriente Próximo tienden más a las distancias interpersonales cortas y a un mayor contacto físico, al revés de lo que sucede en América del Norte, norte de Europa y Asia. Incluso, se han definido ciertas características del espacio personal que se intalan en categorías.

  • Distancia íntima: corresponde a aquellas interacciones que se basan en el contacto físico. Esta es la distancia de las relaciones amorosas, de los intercambios afectivos de amistad y de la relación de los niños con sus padres. En esta distancia las personas pueden percibir sus alientos y olores corporales y las comunicaciones se realizan mediante susurros o en voz baja.
  • Distancia personal: aquella en las que los interlocutores están separados por distancias de entre 45 y 120 centímetros. Esta distancia suele ser la utilizada con amigos y conocidos y es característica de las conversaciones distendidas, cuando las personas conversan de manera cercana, relajada y manteniendo un tono de voz suave.
  • Distancia social:  sitúa las interacciones en distancias comprendidas entre 1,20 y 3,5 metros. Esta distancia se caracteriza porque en ella las relaciones adquieren un matiz más impersonal, como cuando se relaciona el empleado de una tienda con un cliente o al interaccionar personas de diferente status social.
  • Distancia pública: que es aquella en las que las interacciones se sitúan entre los 3,5 y los7 metros. Se manifiesta en contextos eminentemente sociales tales como mítines, discursos e incluso en la escuela, cuando el profesor interactúa con el grupo de alumnos.

 

Sin embargo, la hipótesis de Edward Hall no se ha confirmado en ningún estudio. Hay otros análisis como el de la psicóloga de la Universidad de Breslau, en Polonia, la doctora Agnieszka Sorokowska, que botan datos acerca del tema. El trabajo de  Sorokowska contó con la participación de casi 9.000 personas de 42 países, a quienes a quienes se les preguntó por la distancia preferida a la hora de interactuar con un desconocido, un conocido o una persona cercana. Según el estudio, la distancia está determinada parcialmente por el género, la edad y el clima, además de por las preferencias personales.

 

Diferencias por género: las mujeres prefieren una mayor distancia que los hombres a la hora de hablar con desconocidos. Estos resultados no coinciden con los de estudios previos. Según los autores, estos trabajos anteriores son de hace “muchos años”, por lo que podrían haber cambiado algunos condicionantes culturales. Además, en su trabajo “no se especifica el sexo del individuo con el que se entabla conversación” y es posible que esta distancia difiera dependiendo de este dato.

Diferencias por edad: las personas mayores guardan más distancia que los jóvenes cuando están interactuando con conocidos y con íntimos.

Diferencias por clima: en los países fríos tanto hombres como mujeres prefieren mantener una mayor distancia que en los cálidos cuando se conversa con un extraño o con un conocido.

Las diferencias por clima se dan incluso en el mismo país: “En Estados Unidos, la gente de latitudes más cálidas mostraba un comportamiento físico más cercano y con más contacto que en climas más fríos”.  En cambio, en los países fríos la gente se acerca más cuando interactúa con un amigo íntimo o una pareja. Según los investigadores, “es posible que algunos efectos negativos del frío se vean aliviados gracias a las distancias íntimas más cortas”. Es decir, en los cálidos nos acercamos más a los extraños y a los conocidos, pero no tanto a los familiares.

Los autores del estudio recuerdan que hay estudios que muestran que nos sentimos invadidos y reaccionamos con emociones negativas cuando otra gente irrumpe en nuestro espacio personal. Y, al contrario, las personas que interpretan de forma correcta el espacio que deberían dejar al hablar con los demás tienden a gustar más y a ser más persuasivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.