Trump agradeció a México por el despliegue de soldados en la frontera

El presidente estadounidense se refirió a los miles de elementos de la Guardia Nacional que el gobierno mexicano desplegó en sus propias fronteras para detener el flujo de migrantes, sobre todo aquellos venidos del llamado “Triángulo Norte” Trump volvió a reconocer a México como su mejor aliado para detener el flujo migratyorio de centroamericanos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su país agradece a México por su colaboración para proteger su frontera de la llegada de migrantes, y se quejó de la supuesta pasividad de los demócratas para discutir estos temas antes que su polémica llamada con el presidente ucraniano que llevó al inicio del proceso de juicio político en su contra.

Durante un intercambio con los medios de comunicación que lo esperaban a su llegada a la Base de la Fuerza Aérea de Andrews, en las afueras de Washington D.C., la capital estadounidense, el mandatario señaló que con la oposición “no se puede hablar de nada”. “Con ellos no podemos conseguir nada, excepto cuando yo lo hago.

“Quiero agradecerle a México, 27.000 soldados tienen (desplegados), pero piensen en lo malo que es eso, cuando tenemos que usar a México porque los demócratas no arreglan nuestro roto sistema de migración, que está roto. Necesitamos de sus votos y si no tenemos sus votos no podemos hacerlo”, agregó Trump.

 

La Guardia Nacional fue desplegada en las fronteras norte y sur de México para detener el flujo migratorio (Foto: Nacho Ruiz/ Cuartoscuro)

El presidente estadounidense se refirió a los miles de elementos de la Guardia Nacional que el gobierno mexicano desplegó en sus propias fronteras para detener el flujo de migrantes, sobre todo aquellos venidos del llamado “Triángulo Norte”, es decir, Honduras, Guatemala y El Salvador, parte del acuerdo al que llegaron tras la amenaza de Trump en junio pasado de aumentar los aranceles a los productos provenientes de México.

A principios de septiembre, antes de la reunión bilateral entre México y Estados Unidos para revisar los resultados conseguidos, el canciller mexicano Marcelo Ebrard confirmó que habían reducido un 56% el flujo migratorio hacia la frontera que ambos comparten.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores indicó que la Guardia Nacional “ha participado de forma muy destacada con la presencia en el norte del país de 14.951 elementos en diversas funciones, y de 10.500 en la región sur”. Destacó que, pese a ser un despliegue masivo en materia de seguridad y apoyo a tareas migratorias “solamente tenemos siete quejas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, por lo que ha sido un despliegue exitoso y con respeto a los derechos humanos”. Los críticos del gobierno mexicano aseguran que este país se ha convertido en el verdadero muro entre Centroamérica y Estados Unidos

Sin embargo, los críticos de la actuación del gobierno mexicano aseguran que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien Trump ha agradecido en diferentes ocasiones, ha hecho que México se haya convertido efectivamente en el muro fronterizo entre Centroamérica y Estados Unidos.

El gobierno mexicano, en voz de Ebrard, ha precisado que no han hecho nada “por lo que deban avergonzarse”. Sin embargo, las autoridades estadounidenses, a pesar de que se encuentran contentas con los números, han señalado que México “debe hacer más” en el tema. Estados Unidos ha impulsado en las últimas semanas un cambio radical en sus propias leyes. Apenas este lunes, el secretario interino de Seguridad Interior, Kevin McAleenan, anunció que, a partir de la próxima semana, dejarán de utilizar la política migratoria conocida como “atrapar y liberar” (catch and release, en inglés), confirmando además que los primeros cambios se podrán observar en los próximos días.  rump, por su parte, reiteró que “todos los republicanos están todos a bordo” para cambiar las leyes de solicitud de asilo en Estados Unidos, y acusó a los demócratas de que no quieren hablar de ese tema ni de “infraestructura” ni bajar el precio a las medicinas. Además, acusó a Nancy Pelosi, la jefa de la Cámara de Representantes y la principal líder de la oposición, por haber sido “secuestrada por la izquierda radical de su partido”.

Y es que Pelosi anunció este miércoles que considera que los elementos del caso de la llamada de Trump con el mandatario de Ucrania, que trascendieron gracias a un soplón, y la negativa de la Casa Blanca a entregar información, son causa suficiente para abrir una investigación formal que puede terminar con el juicio político.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.