Trump firma la orden que prohíbe el asilo a los migrantes que entren ilegalmente al país

Esta norma estará vigente tan solo por 90 días desde hoy o “hasta la fecha que un acuerdo permita a Estados Unidos remover a los extranjeros a México”. La nueva norma entra en vigor de inmediato, por lo que quienes lleguen a la frontera solo podrán pedir asilo en los puertos fronterizos. El presidente Donald Trump firmó este viernes una orden que prohíbe el asilo a los migrantes que entren ilegalmente al país. Esta norma estará vigente tan solo por 90 días desde hoy o “hasta la fecha que un acuerdo permita a Estados Unidos remover a los extranjeros a México”, según dice el documento firmado.

Ayer jueves, la administración anunció un nuevo reglamento en la política de asilo que impedirá a los extranjeros que entren a Estados Unidos de manera ilegal solicitar esta protección. Según informó un alto funcionario de la Casa Blanca, quienes no cumplan con las nuevas normas serán arrestados y procesados para luego ser deportados del país. ” Necesitamos gente en nuestro país, pero tienen que venir legalmente y tienen que estar preparados”, dijo Trump antes de salir hacia París. “Necesitamos los votos de los demócratas para aprobar nuevas leyes de inmigración”, añadió. Esta nueva medida se produce como respuesta a la caravana de migrantes centroamericanos que se dirige hacia la frontera sur del país. “Nuestro objetivo es tener un proceso que funcione de manera rápida y eficiente para las personas cuyas vidas realmente corren peligro”, dijo un funcionario del gobierno este jueves, quien aseguró que en la actualidad existe una “crisis judicial sin precedentes históricos” en el sistema de migración y de asilo, por el que menos del 10% de quienes solicitan asilo califica realmente para ello. Datos de la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR) a los cuales tuvo acceso Univision Noticias, muestran que a finales de junio, las cortes de inmigración tenían acumulados más de 740,000 expedientes o casos.”La llegada de un gran número de extranjeros contribuirá a la sobrecarga de nuestro sistema de inmigración y asilo y a la liberación de miles de extranjeros en el interior de los Estados Unidos”, afirma el texto firmado por Trump.Según ese documento, la migración “a través de nuestra frontera sur ha precipitado una crisis y socava la integridad de nuestras fronteras“.

Golpe al debido proceso

El nuevo reglamento de asilo es una “excusa” para dañar el debido proceso migratorio, dijo la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) en un comunicado. “El gobierno de Trump está utilizando la caravana de personas desesperadas que se encuentra cientos de millas de distancia como excusa para destruir las leyes de nuestra nación y evitar que los solicitantes de asilo obtengan una oportunidad justa de asilo”, dijo la entidad. “La ley se asilo de Estados Unidos garantiza una oportunidad justa y significativa para solicitar asilo, incluso para quienes ingresan por lugares fuera de los puertos de entrada”, agrega.

El nuevo reglamento de asilo firmado por Trump dice que negará el derecho de asilo a las personas que ingresen ilegalmente al país, quienes serán detenidos y puestos en proceso de deportación de Estados Unidos. AILA dice que, si bien “ no todos son elegibles para el asilo, todas las personas que llegan a la frontera merecen que su reclamo de asilo sea escuchado. El intento del gobierno de poner fin a ese valor fundamental estadounidense del debido proceso es reprensible”. “Forzar a los solicitantes de asilo a presentarse en los puertos de entrada significa que, incluso más personas serán rechazadas, algo que la administración ya está haciendo”, añade. AILA dijo además que “Estados Unidos necesita soluciones reales para abordar este complicado problema, que incluye trabajar con los gobiernos de México y América Central para mejorar el acceso al asilo y aumentar el número de refugiados que reasentamos de esos países”.

La nueva regla

De acuerdo con la nueva regla que norma el proceso de asilo en la frontera, esta será implementada conjuntamente por los departamentos de Justicia (DOJ) y Seguridad Nacional (DHS) y afecta directamente las solicitudes de asilo de extranjeros que solicitan la protección en la frontera. El gobierno advierte que el reglamento está sujeto a lo señalado en la Sección 212 de la Ley de Inmigración (INA), que describe los motivos de inadmisibilidad al país de ciertos extranjeros. En este caso, quienes sean arrestados por ingresar al territorio estadounidense por lugares no autorizados. Estas personas, además de ser inelegibles para permanecer en Estados Unidos, se les negará el derecho de asilo. “La regla advierte que se enviará a los extranjeros inadmisibles a los puertos de entrada, donde serían procesados de forma controlada y ordenada y de manera legal”, explica José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida. El nuevo reglamento también señala que el DOJ está modificando sus regulaciones con respecto a los extranjeros que establezcan un temor razonable de persecución o tortura para que puedan solicitar la retirada de la orden de deportación. También advierte que los solicitantes y/o beneficiarios de asilo que sean denegados “ya no estarán en un periodo de estadía autorizada y, si no salen de los Estados Unidos, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) podrá emitir una Notificación de Comparecencia (NTA) para que se presenten ante un juez (de inmigración en un caso de deportación”. El gobierno dice además que la USCIS enviará las cartas de rechazo “para garantizar un aviso adecuado con respecto al período de estadía autorizada, verificar el cumplimiento de los viajes o validar la salida de los Estados Unidos”.

Las víctimas de violencia doméstica o crimen serán puestas en proceso de deportación si les niegan la visa

Abogados advierten que la medida supondrá que los afectados “ya no pedirán estas protecciones por miedo a que les rechacen las solicitudes y sean puestos en proceso de deportación”.

El servicio de inmigración anunció que a partir del 19 de noviembre los indocumentados a quienes se les niegue un trámite migratorio, entre ellos quienes piden las protecciones de las visa U y T (para víctimas de violencia doméstica y crímenes), recibirán una Notificación de Comparecencia (NTA) para que acudan ante un juez de inmigración y enfrenten un proceso de deportación de Estados Unidos. La medida forma parte de la implementación por parte de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) del Memorando de Políticas fechado el 28 de junio, relacionado con las NTA. “La USCIS continúa implementando el Memorándum, la guía actualizada para la remisión de casos, y la publicación de notificaciones de comparecencia (NTA) en casos que involucren a extranjeros inadmisibles y deportables”, se lee en un documento publicado por la agencia el jueves. “A quienes se les niegue un trámite y estén acumulando presencia ilegal en el país, los casos serán remitidos a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE)”, dijo Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, y colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias. “Uno de los grupos más afectados serán aquellos inmigrantes que solicitan la Visa tipo U, para víctimas de violencia doméstica, y la visa Tipo T, para víctimas de crímenes que colaboran con las autoridades”, agregó. El abogado añadió que la medida supondrá que “ ya no pedirán estas protecciones por miedo a que les rechacen las solicitudes y sean puestos en proceso de deportación”. “Y cuando los agresores se enteren, seguirán actuando libremente”, advirtió.

Qué dice la regla

“A partir del 19 de noviembre, la USCIS puede emitir Notificaciones de Comparecencia en base a los rechazos de formularios I-914 e I-914 (Solicitudes de estatus de no inmigrante T) y peticiones para los formularios I-918 e I-918ª (peticiones para estatus de no inmigrante U)”, dijo la agencia. Las NTA también serán enviadas en caso de rechazo de un formulario o petición I-360 (viudos de ciudadanos estadounidenses) y formulario I-929 (petición para un miembro familiar calificado de inmigrante especial no inmigrante bajo la visa U. La regla también afecta las peticiones I-730 para Refugiados/Asilados y los formularios I-485 (Solicitud de Registro de Residencia Permanente o Ajuste de Estatus) cuando el beneficiario esté presente en los Estados Unidos, así como el formulario I-485 (Solicitud de Registro de Residencia Permanente o Ajuste de Estado) archivado junto con estos tipos de formularios subyacentes”, indica la agencia federal. ” Esta nueva regla no quita el derecho de apelación de estas personas“, dijo a Univision Noticias José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida. “Pero los coloca en una situación precaria, sobre todo a quienes piden el amparo de una visa U o T”, precisa.

Proceso de deportación

Si las solicitudes de peticionarios, beneficiarios o autopeticionarios son denegadas, “ya no están en un período de estadía autorizada. Y si no salen de Estados Unidos, la USCIS puede emitir una NTA”, advierte la agencia. El memorando muestra además que la USCIS “ continuará enviando cartas de rechazo para estas solicitudes y peticiones para garantizar un aviso adecuado con respecto al periodo de estadía autorizada, verificar el cumplimiento de los viajes o validar la salida de los Estados Unidos”.

La agencia dijo que la política de notificaciones para los formularios I-485 y I-539 rechazados se implementó a partir del 1 de octubre. Indicó además que “continuará dando prioridad a los casos de personas con antecedentes penales, fraude o inquietudes de seguridad nacional para la remisión de procedimientos de deportación”. Y señaló que, en estos casos, “continuará usando discreción al emitir una NTA”.

Casos pendientes

De acuerdo con datos de la USCIS, al término del año fiscal 2018, la agencia tenía acumuladas 218,078 peticiones de visa U. Por mandato del Congreso, el gobierno federal solo puede otorgar un máximo de 10,000 de estas visas por cada año fiscal. La agencia explica que la visa U “está reservada para las víctimas de ciertos crímenes que han sufrido abuso físico o mental y brindan ayuda a las agencias de orden público y oficiales gubernamentales en la investigación o prosecución de actividades criminales. En cuanto a la visa T, al término del año fiscal 2018 la USCIS tenía pendientes de resolver 3,265 solicitudes de protección. El estatus de no inmigrante T, explica la agencia, “es un beneficio temporal que permite que algunas personas que han sido víctimas de una forma severa de trato humano, permanezcan en Estados Unidos durante un máximo de 4 años si han ayudado a las agencias de orden público en una investigación o procesamiento de actos de trata de personas”. Los beneficiarios son elegibles para obtener una autorización de empleo. El Congreso creó este estatus en el año 2000 como parte de la Ley de Protección a Víctimas de Trata de Personas y Violencia.

Fallo de la Corte Suprema

En junio la Corte Suprema de Justicia dictaminó que los avisos emitidos por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para que extranjeros se presenten a un proceso de deportación (Notificaciones de Comparecencia, NTA) “no detiene el reloj que mide el tiempo de permanencia” en Estados Unidos y podrán seguir batallando legalmente para seguir en el país. La decisión constituyó una victoria para miles de inmigrantes que luchan contra sus deportaciones y no pueden demostrar un mínimo de tiempo de 10 años ininterrumpidos en EEUU , explicaron abogados consultados por Univision Noticias. La corte señaló que, al no detenerse el reloj al momento de la presentación de cargos, los inmigrantes “podrán cumplir con el requisito de tiempo de permanencia para evitar ser deportados”. “Generalmente cuando se inicia el proceso de deportación, una persona recibe cargos formales de deportación y en ese momento se congela el tiempo de permanencia”, explicó Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Muchas personas necesitan tiempo físico ininterrumpido de vivir en Estadios Unidos para poder calificar a beneficios que les permiten quedarse y recibir la residencia legal permanente (green card) y con ello evitar la expulsión”, agregó.

El 28 de ese mes el DHS ajustó su política de notificaciones, que ahora extiende al grupo de inmigrantes que pide las protecciones de visas U y T, medida que entrará en vigor a partir del 19 de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.