Candidata republicana se impone sobre su rival demócrata en elección especial en Arizona

Los medios estadounidenses decretaron el resultado antes del conteo total de votos, con Debbie Lesko en ventaja con 52,9% frente a la demócrata Hiral Tipirneni con 47,1%. Ese distrito fue ganado cómodamente por Trump en 2016 con 21 puntos sobre Hillary Clinton.

Los medios estadounidenses decretaron el resultado antes del conteo total de votos, con Lesko en ventaja con 52,9% frente a 47,1%. Esa distancia contrasta con las estimaciones republicanas, que le daban veinte puntos de distancia a Lesko entre los que votan temprano.

La agencia AP atribuyó la victoria a Lesko poco después de tener una ventaja de 9,000 votos sobre Tipirneni.

Arizona es un estado donde el favoritismo de los republicanos ha sido de tal magnitud que candidatos del Partido Demócrata apenas se han concentrado en ese territorio desde 2012.

Hace 18 meses, Trump ganó ese distrito por 21 puntos sobre su rival demócrata Hillary Clinton. Y en 2012 Mitt Romney superó por 25 puntos a su rival Barack Obama.

Hace apenas un año, la idea de que un candidato demócrata pudiera ser competitivo en Arizona era vista como extravagante, pero el constante caos en la Casa Blanca dañó la imagen del partido republicano y parece haber abierto frentes electorales antes impensados para su partido.

Los republicanos tenían una buen candidata en Lesko. No tuvo grandes escándalos y recaudó mucho dinero. Una de las excusas en elecciones especiales anteriores que los republicanos perdieron en Alabama (con Roy Moore) y Pensilvania 18 (con Rick Saccone) fue que los candidatos estaban afectados por escándalos o no supieron cómo recaudar fondos.

Lesko r emplazará al senador Trent Franks, quien renunció a su puesto en diciembre a mediados de su octavo mandato por acusaciones de mala conducta sexual. Ella completará su mandato, que expira en enero, y se postulará por un período completo de dos años en las elecciones de otoño.

Con la vista puesta en la elección de medio término en noviembre para renovar el Legislativo, los demócratas pusieron toda su artillería para desafiar el favoritismo de Trump. Y el partido Republicano destinó mucho dinero en la campaña de Lesko con la intención de obtener una victoria categórica, que no fue tal.

Pero tras ganar 9 elecciones federales especiales, los demócratas, que aspiran controlar alguna de las dos cámaras en el medio plazo, necesitan ganar 23 elecciones especiales.

“Los republicanos no deberían estar dando la alarma, deberían estar cerrándola”, valoró Mike Noble, un encuestador republicano con sede en Arizona, citado por el sitio Politico. “Se supone que este distrito no es competitivo, por lo tanto, ver este margen, especialmente con los republicanos aportando recursos, dibuja un año difícil “.

En marzo, el demócrata Conor Lamb logró una increíble victoria sobre un adversario republicano en Pennsylvania, a pesar del enorme esfuerzo desplegado personalmente por Trump para incidir en los sondeos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.