“Creo que Kim Jong Un quiere llevar a su país al mundo real”: Trump da la bienvenida a los tres estadounidenses liberados por Corea del Norte

El presidente y la primera dama recibieron a las 3:00 de la mañana (hora del este) en la base militar Andrews de Maryland a Kim Dong Chul, Tony Kim y Kim Hak Song, los tres ciudadanos estadounidenses que habían sido señalados por actos hostiles y espionaje.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió este jueves a las 3:00 am en la base área de Andrews, cerca de la capital, a los tres ciudadanos estadounidenses excarcelados por Corea del Norte el miércoles luego de gestiones diplomática entre Washington y el régimen de Kim Jong Un. Acompañado de la primera Dama, Melania Trump, y del vicepresidente Mike Pence y su esposa Karen Pence, el mandatario dio la bienvenida a Kim Dong Chul, Tony Kim y Kim Hak Song de su viaje de regreso de Pyongyang, de donde también volvió este jueves el secretario de Estado Mike Pompeo. Con todo planificado hasta el milímetro como en una puesta en escena, Trump arribó a la base aérea junto a su esposa Melania minutos antes de la llegada de los estadounidenses liberados. Una gran bandera de EEUU sostenida por dos grúas fue el telón de fondo Primero llegó el avión que trajo al secretario de Estado, quien rápidamente fue trasladado en un autobús hasta el lugar donde lo esperaba el presidente. Luego aterrizó el avión medicalizado donde viajaron los estadounidenses. Al preguntarle sobre las perspectivas de llegar a un acuerdo con Kim Jong Un, el presidente Trump respondió: “Realmente creo que quiere hacer algo y llevar a su país al mundo real”. “Creo que será un gran éxito. Nunca se ha llevado hasta aquí, nunca ha habido una relación como esta”. “Algunas cosas buenas pueden suceder, y eso es lo que esperamos”, agregó. Trump ha respondido con deferencia al gesto de la liberación de estos tres ciudadanos estadounidenses: “Queremos dar las gracias a Kim Jong Un”. El presidente dijo que la liberación de los tres hombres era parte de un trabajo para la desnuclearización de la Península Coreana. A las 6:00 de la mañana ET, Trump ha publicado en su cuenta de Twitter un video con imágenes del recibimiento dentro del avión, donde no hubo acceso a medios privados.

En unas breves palabras a los periodistas, uno de los liberados manifestó: “Es como un sueño y estamos muy, muy felices”. Luego del recibimiento protocolar, han sido trasladados al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, también cerca de Washington, aunque Pompeo afirmó que “parecen en buen estado de salud”. La liberación de los tres ciudadanos estadounidenses nacidos en Corea del Sur, sirve la mesa a la histórica reunión que tendrá lugar las próximas semanas entre Trump y Kim. Trump delantó que que en los próximos días se anunciarán el lugar y la fecha de su muy esperada cumbre con Kim, y precisó que esta no tendrá lugar en la Zona Desmilitarizada (DMZ) que separa Corea del Norte y Corea del Sur, donde tuvo lugar otra cita crucial entre el líder norcoreano y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in. Durante la tarde del miércoles, varios medios especularon que el encuentro podría darse en Singapur, pero no fue posible conseguir una confirmación.

Kim Dong Chul, nacido en Corea del Sur, fue sentenciado en 2016 a 10 años de trabajo forzado por “acciones subversivas y espionaje” contra Pyongyang. Es el que pasó más tiempo detenido de los tres.Tony Kim, quien también tiene el nombre coreano de Kim Sang-duk, fue detenido en 2017 en el aeropuerto de Pyongyang por haber cometido “actos criminales hostiles destinados a derrocar al gobierno”. Era profesor de contaduría en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang, Kim Hak Song fue arrestado también en 2017 por “actos hostiles” contra Corea del Norte, que nunca fueron detallados. Trabajó en desarrollo agrícola en una granja experimental administrada por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.