Del altar a la deportación por fraude

Si el servicio de inmigración de Estados Unidos prueba que el matrimonio fue fraudulento, los involucrados pueden ser condenados a una pena de hasta 5 años de prisión. El matrimonio por papeles puede convertirse en un tremendo dolor de cabeza para los novios que dicen amarse para conseguir la codiciada green card o tarjeta verde  El arresto de la cubana Yosandra Piedra Vázquez, a quien las autoridades de Florida acusan de fraude migratorio por casarse con 10 hombres entre 2002 y 2012, volvió a encender las alarmas de un delito que, si es descubierto, puede hacer trizas el sueño americano. Piedra facilitó a sus esposos la residencia legal permanente (tarjeta verde o green card) a cambio de dinero, indican documentos judiciales. La acusación apunta que Piedra conspiró para defraudar y obtener beneficios migratorios, además de obstruir e interferir en la ejecución de la ley de inmigración. Los 10 esposos de Piedra presentaron el Formulario I-485 para gestionar la residencia legal permanente tras la celebración del matrimonio. La acusación dice que los contrayentes cometieron los delitos a sabiendas e infringieron leyes federales. La acusación no detalla cuánto recibió Piedra por cada matrimonio. Sin embargo, involucra a Yoel de Moya Lozada como el conspirador que trabajó de enlace para celebrar las uniones. “El matrimonio por conveniencia, cuando la razón principal fue el casarse para obtener la residencia, es una violación muy seria”, dijo a Univisión Noticias Lilia Velásquez, profesora adjunta de la Facultad de Leyes de la Universidad de California en San Diego. “Los acusados intencionalmente se asociaron, conspiraron y acordaron entre ellos y otras personas (…) para celebrar matrimonios fraudulentos”, se lee en el documento. El fraude tenía como objetivo que “los extranjeros no cubanos calificaran fraudulentamente a los beneficios migratorios” que otorga la Ley de Ajuste Cubano. La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), dijo a Univision Noticias que se toma “muy en serio” el trabajo de hacer cumplir las leyes de inmigración, y advirtió que “todas las peticiones basadas en matrimonio, solicitudes de ajuste de estatus y de naturalización se someten a exhaustivos controles de antecedentes y de seguridad”. “La mayoría de los casos basados en matrimonio reciben una entrevista, ya sea en una oficina local o en un consulado de Estados Unidos”, explicó Joanne Ferreira, vocera para medios hispanos de la USCIS. “La entrevista puede ocurrir ya sea durante la adjudicación de la petición de matrimonio, cuando el beneficiario solicita una visa de inmigrante o no inmigrante para entrar a Estados Unidos o se llevará a cabo en el momento en que el beneficiario es pedido para ajustar su estatus al de residente legal permanente”. Velásquez dijo que “cuando se sospecha fraude en casos de parejas disparejas, donde hay gran diferencia de edades, entre otras razones, se hace la entrevista y se graba en vídeo. Y se entrevista a la pareja por separado para ver si hay inconsistencias en el testimonio”. La USCIS dijo que cada caso es “revisado individualmente para asegurar que la evidencia presentada es confiable y establece la validez del matrimonio. Si las pruebas aportadas por el beneficiario o peticionaria plantea preocupaciones acerca de la validez de la relación, se requiere que el agente interrogue a la peticionaria con la información negativa”. En caso de discrepancias una o ambas partes pueden ser señaladas de fraude y la USCIS puede llevar a cabo una investigación administrativa, añade. Durante la investigación, la USCIS dijo que se pueden incluir “visitas a la casa de la pareja, así como entrevistas con los vecinos y amigos tanto el beneficiario como del peticionario”. “Los casos confirmados de fraude matrimonial pueden conducir a una prohibición permanente a ciertos beneficios de inmigración”, dijo la agencia. Y preciso que además de la información obtenida en el momento de la entrevista, “la unidad de detección de fraudes y de seguridad nacional también recibe comentarios de testigos, ya sea por escrito o por vía oral”.1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.