Estudiantes de Parkland tienen un plan para reformar las leyes de armas (a diferencia del Congreso)

Tras los tiroteos en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, el debate sobre el control de armas se reactivó. Pero como ha ocurrido en las cientos de masacres anteriores, se quedó en debate no más. Los jóvenes de Parkland, en cambio, publicaron esta semana un plan exhaustivo para reformar las regulaciones de armas en el país.

 

Una de las masacres más mortíferas en la historia reciente de Estados Unidos ocurrió en una escuela. En febrero de 2018, murieron 17 personas y 17 más fueron heridas en una secundaria en Parkland, Florida.

Sus compañeros que lograron sobrevivir se tomaron como suya la causa de la reforma a las leyes de armas en el país. Desde ese entonces construyeron una coalición de grupos activistas bajo la sombrilla de ‘La marcha por nuestras vidas’ ( March for our Lives, en inglés), trabajando con otros grupos como “Las Madres Exigen Acción”, entre otros.

Tras los dos tiroteos más recientes en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, a principios de agosto, el debate sobre el control de armas en el país se reactivó. Sin embargo, como ha pasado en los cientos de masacres más que han ocurrido en los últimos años, se quedó en eso, en un debate no más.

El presidente Donald Trump dijo en los días que siguieron a estos tiroteos que iba a considerar cambiar las leyes para requerir una verificación de antecedentes. Pero luego, según reportes, una llamada de la NRA (la Asociación Nacional del Rifle) le hizo cambiar de opinión. En el Congreso ninguna ley que se haya propuesto ha avanzado.

Los jóvenes de Parkland, en cambio, no se han quedado quietos. Publicaron esta semana un plan exhaustivo para reformar las leyes, la regulación y posesión de armas en el país. En esto consiste:

David Hogg, 19, cofundador de La Marcha por Nuestras Vidas y sobreviviente de la masacre de Parkland, junto con Tyah-Amoy Roberts, también sobreviviente de Parkland y parte de la junta directiva de La Marcha, y Charlie Mirsky, director político de La Marcha, le dijeron al Washington Post que esperan que los candidatos demócratas de 2020 adopten su plataforma y hagan campaña en torno a ella.

La primera prueba de si su plan tendrá algún efecto llegará el 2 de octubre en Las Vegas, cuando La Marcha organice un foro dedicado a discutir la violencia de armas. Lo organizarán junto con Giffords, el grupo dirigido por la ex congresista y sobreviviente de un tiroteo Gabrielle Giffords.

La portavoz de la NRA, Amy Hunter, le comentó sobre el plan al Post: “La comunidad de control de armas finalmente está siendo marginalmente honesta sobre su verdadera lista de deseos. El simple hecho sigue siendo que sus propuestas e ideas están fuera de lo que piensa la gente, y la mayoría va a entender que su intención real va más allá de lo que declaran públicamente”.

Qué piensa la gente

Pero de hecho muchas de estas propuestas sí tienen apoyo amplio del público, tanto de demócratas como republicanos. Ese apoyo ha crecido en los últimos años

Entre 70% y 77% de la población apoya las leyes de “red flag”, que le dan el poder a las autoridades de confiscar las armas de alguien que ha sido reportado como peligroso.

Por primera vez, incluso la mayoría de republicanos, 70%, apoya prohibir los llamados rifles de asalto como la AR-15, que pueden disparar docenas de rondas en menos de un minuto y son los favoritos de los atacantes en los tiroteos.

Según una encuesta de Politico del 8 agosto de 2019, justo después de los tiroteos de El Paso y Dayton, en general, el 73% de los votantes apoya leyes más estrictas sobre armas, un aumento sobre el 67% en la primavera de 2018.

Más del 91% apoya que se requiera una verificación de antecedentes en la venta de armas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.