Expertos explican posibles escenarios de la Tercera Guerra Mundial

Varias regiones del mundo siguen siendo foco de tensiones y enfrentamientos que algún día podrían escalar hasta convertirse en la Tercera Guerra Mundial. El presidente de EE.UU., Donald Trump, opina que la Tercera Guerra Mundial podría empezar con una agresión contra Rusia en Crimea. Mientras tanto, el periódico ruso ‘Moskovskii Komsómolets’ analizó con expertos en relaciones internacionales cinco otros escenarios que podrían derivar en una contienda global.

Los países bálticos

«Existe la amenaza de un potencial conflicto en el territorio de los países bálticos, pero no afirmo que evolucionaría hasta una guerra mundial», comentó al rotativo el subdirector del Instituto de los Países de la Comunidad de Estados Independientes, Vladímir Evséyev. «Observamos un aumento constante de la presencia militar de la OTAN en la región», sigue el especialista, que sin embargo duda que Washington pusiera en riesgo el territorio estadounidense para cumplir sus obligaciones ante los países bálticos.

Siria

La participación del Ejército ruso en el conflicto sirio puede provocar tensiones con Turquía, que es miembro de la OTAN. Además, explica el especialista militar Alexéi Leonkov, es posible que Rusia y EE.UU. se disputen las esferas de influencia en Siria. «A finales de julio Barack Obama anunció que los aliados occidentales planean liberar la ciudad de Raqa» tras la recuperación de Manbiy, en la provincia de Alepo. Si llegan a hacerlo, el territorio sirio quedará dividido en dos partes desiguales. «EE.UU. intenta repetir el guion del muro de Berlín, lo que puede escalar las tensiones con Rusia», añade Leonkov.

Corea del Norte

Corea del Norte, con su programa nuclear y constantes amenazas a los países vecinos, también puede originar la Tercera Guerra Mundial. El país practica una retórica agresiva y provocadora y regularmente pone a prueba sus proyectos militares. Además, según la información de Tokio, Pionyang ha alcanzado varios éxitos en el desarrollo de su programa nuclear.

India y Pakistán

Los dos países ya han entrado varias veces en conflicto armado y todavía no han resuelto su disputa sobre la región de Cachemira. Los expertos creen que de estallar otra guerra entre India y Pakistán es probable que ambos aplicaran sus armas nucleares, lo que provocaría un conflicto a escala mundial.

El mar de la China Oriental

El mar de la China Oriental es objeto de disputa territorial entre China y Japón a causa de la soberanía de las islas Senkaku (Diaoyu en chino), que Tokio administra y Pekín reclama. En caso de un conflicto armado entre Japón y China, EE.UU. se involucraría para cumplir sus obligaciones ante Tokio sobre protección mutua.   Unos de los ejercicios que los países realizan con frecuencia en las aguas del mar pueden acabar en una guerra. Sin ir más lejos, este lunes la Marina de guerra china ha iniciado una serie de ejercicios navales a gran escala con participación de buques de guerra, aviones, submarinos y varios radares costeros. Se están probando misiles y torpedos.

Tercera Guerra Mundial

La Tercera Guerra Mundial es el nombre dado a una hipotética guerra mundial. El papa Francisco afirma que en la actualidad se libra una tercera guerra combatida «por partes», teniendo en cuenta el alcance y la propagación de la guerra en el mundo. Los estatutos de la Organización de las Naciones Unidas5 establecen que, para que un conflicto sea considerado guerra mundial, deberán de participar países de los 5 continentes; al no ser DAESH (al-Dawla al-Islamiya al-Iraq al-Sham) –también llamado ISIS– un estado o un país, no puede equipararse a la Guerra contra el Estado Islámico como tal.

Escenarios históricos

No todos los escenarios para la Tercera Guerra Mundial han empezado con el uso de armas nucleares. La «Operación DROPSHOT», un plan estadounidense ya desclasificado de 1947, asumió un largo periodo de guerra convencional entre la OTAN y la Unión Soviética (URSS) antes de que cualquier lado empleara armas nucleares. El escenario básico de la planificación OTAN asumía que habría un ataque soviético en la Alemania Occidental, donde sólo emplearían armas nucleares tácticas si las fuerzas de la OTAN estaban perdiendo. En la mayoría de los juegos de guerra, las fuerzas de la OTAN tuvieron muchísimas dificultades al defender a Alemania Occidental y fueron los primeros en usar armas nucleares.

Algunos conflictos tras la Segunda Guerra Mundial

Antes de la disolución de la URSS y el final de la Guerra Fría, una guerra apocalíptica entre Estados Unidos y la URSS fue considerada muy posible. He aquí algunas de las crisis que tensaron las relaciones entre ambas potencias:  26 de julio de 1956marzo de 1957Guerra del Sinaí: el conflicto vio a Egipto enfrentado con una alianza de Francia, el Reino Unido, e Israel. La URSS amenazó con intervenir en favor de Egipto, haciendo que Estados Unidos temiera una guerra general y convenciera al Reino Unido y a Francia de retirarse. Octubre de 1962 – A través de un trabajo de espionaje realizado por aviones Lockheed U-2, los Estados Unidos descubren la instalación de bases de misiles soviéticas en la isla de Cuba, lo que desencadenó la llamada Crisis de los misiles cubanos. Durante la misma, Estados Unidos instó a la Unión Soviética a impedir el ingreso de nuevas armas a la isla y al desmantelamiento de las bases existentes, para lo cual llevó a cabo el bloqueo de las costas cubanas. Finalmente se llega a un acuerdo entre las potencias, la Unión Soviética accedió a los pedidos estadounidenses a cambio del retiro de los misiles Júpiter instalados en Turquía. El momento de máxima tensión se vivió cuando un proyectil soviético derribó a uno de los U-2 estadounidenses que sobrevolaba cielo cubano, que se sumó a un segundo avión espía derribado en Siberia días después.  24 de octubre de 1973 — Mientras la Guerra de Yom Kipur llegaba a su final, una amenaza soviética de una intervención en favor de Egipto hizo que el gobierno en Washington se pusiera en DEFCON 3. Además de los incidentes ya mencionados, hubo otros dos momentos durante la Guerra Fría que podrían haber empezado la guerra mundial. Sin embargo, generalmente no son incluidos porque no eran de la competencia EE. UU.-URSS, sino de los eventos después de la Ruptura Sino-Soviética de 1960. La ruptura ideológica entre los maoístas y los estalinistas dividió a todo el movimiento comunista — que controlaba a gobiernos o facciones rebeldes importantes en cada continente. Por lo tanto, una guerra entre China y la Unión Soviética podría haber provocado una guerra mundial, sin enredar necesariamente a EE. UU. y al Occidente capitalista (aunque EE. UU. podría haber hecho una intervención oportunista mientras sus enemigos comunistas estaban distraídos por la guerra entre sí mismos). Los dos momentos cuando las potencias comunistas casi entraron a la guerra total fueron: Marzo de 1969 — Los choques fronterizos empezaron sobre la isla Zhenbao en el río Ussuri. En total los soviéticos sufrieron alrededor de 90 bajas, con 800 en el lado chino. En ese momento había casi 1 500 000 soldados en la frontera. 19781979 — Vietnam (pro-soviético) invadió Camboya (pro-chino) y derrocó a Pol Pot. China invadió Vietnam en represalia y los soviéticos denunciaron esa acción, aunque no tomaron acción. En 1979 los soviéticos invadieron Afganistán y los chinos dijeron que era una continuación de una estrategia de rodear a su país con aliados rusos que había empezado el año anterior con la invasión a Camboya. Febreromarzo de 2013 — Tras unas sanciones impuestas por la ONU, Corea del Norte se muestra con carácter desafiante ante el mundo lanzando una bomba atómica subterránea y amenazando con ataques a sus enemigos como Corea del Sur y Estados Unidos. Ante las amenazas, estas naciones empiezan a prepararse militarmente por lo preocupante de la situación. Durante el mes de marzo, la tensión aumentó considerablemente, llegando Corea del Norte a declarar el estado de guerra con Corea del Sur. Sin embargo, en junio, ante el desborde de la crisis, las partes deciden reiniciar las relaciones diplomáticas, aunque la tensión sigue en cierta forma vigente.  2013 — La creciente internacionalización de la Guerra contra el terrorismo y la guerra civil en Siria ha desatado una fuerte inestabilidad en Oriente Medio, estando el conflicto bélico sirio traspasando las fronteras. Las potencias mundiales han expresado su apoyo a uno de los tres bandos; mientras occidente, liderado por Estados Unidos apoya a los rebeldes, el eje conformado por Rusia, Irán y China apoya al gobierno de Bashar Al-Asad; el tercer bando, la organización Estado Islámico, no cuenta con respaldo internacional. Tras un ataque químico de Guta, Estados Unidos anunció su intención de atacar Siria como castigo, pero los aliados del país árabe se manifestaron en contra de ello. El gobierno de Siria dijo, en tanto, que un ataque desataría una guerra regional en el Oriente Medio. Esto es tomando en cuenta las alianzas en la región; naciones como Turquía, Israel o Jordania, apoyan a Estados Unidos en su actuar, por lo que pueden ser blancos de ataques por parte de Siria o de su aliado Irán, sobre todo Israel, que ya ha tenido problemas con estos dos países. Una eventual sucesión de ataques en Oriente Medio podría desembocar en una guerra de carácter mundial, en donde los protagonistas ya no serían los países árabes, si no sus aliados: Estados Unidos y Europa (países miembros de OTAN) por un lado, y Rusia (países miembros de Comunidad de Estados Independientes) y China por otro. Por otra parte, algunos políticos, como el ministro iraquí de relaciones exteriores como el ministro de Relaciones Exteriores jordano Nasser Judeh, y el rey jordano Abdalá II, han considerado a la guerra contra el Estado Islámico (surgida en el contexto del conflicto bélico previo) como la «Tercera Guerra Mundial».Tras los ataques del Estado Islámico en París en 2015, también el Papa Francisco afirmó que los ataques formaban parte de la III Guerra mundial

La III Guerra Mundial sería letal, rápida y nuclear

Una Tercera Guerra Mundial entre las grandes potencias —EE.UU., Rusia y China— podría durar solo un par de minutos dado que se prevé una confrontación nuclear. Un nuevo artículo del portal digital Inquisitr publicado el domingo, y citando a expertos militares estadounidenses, analiza cómo una situación de guerra convencional podría derivar en una confrontación bélica nuclear, que sería tan letal que duraría apenas unos minutos. En esta guerra se enfrentarían grandes potencias, como EE.UU. y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contra Rusia y China. El documento apunta a que el catalizador de la III Guerra Mundial, podría ser “pequeñas guerras” entre otras naciones, donde los países más poderosos toman partido y empujan sus propias agendas estratégicas y, al respecto, el portal apunta como ejemplo los conflictos actuales en Ucrania, Siria o en aguas del mar de la China Meridional. Recientemente, un diario ruso pronosticó un posible enfrentamiento militar entre Washington y Moscú en un futuro próximo debido a las crecientes tensiones entre ambos naciones en Siria. De acuerdo con el artículo, los conflictos actuales se están precipitando a una nueva carrera armamentística entre EE.UU., Rusia y China, cuyos Ejércitos se esfuerzan por crear los más sofisticados, más eficaces sistemas de armas con el objetivo de poder luchar en la próxima generación de guerras. La publicación recoge las declaraciones del general de infantería y jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., Mark Milley, quien durante la reunión anual de la Asociación del Ejército estadounidense en Washington a principios de octubre advirtió que una gran guerra entre las potencias rivales “es casi segura”. “Un conflicto convencional en un futuro próximo será extremadamente letal y rápido”, declaró el general estadounidense William Hix en una reunión anual de la Asociación del Ejército de EE.UU. En este sentido, Milley adelantó que, en un futuro próximo, la inteligencia artificial y las armas inteligentes protagonizarán los choques bélicos. Y es allí, cuando las confrontaciones convencionales serán cuestión de minutos, según indica el portal. El pasado agosto, Inquisitr también divulgó que el despliegue de más fuerzas de la Federación de Rusia a lo largo de su frontera con Ucrania preocupa a Washington y hace sonar las alarmas sobre el posible estallido de la Tercera Guerra Mundial.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.