Expertos temen que el aumento de covid-19 impulsado por variantes podría tardar semanas

 Las infecciones por coronavirus en EE.UU. todavía están disminuyendo y más estadounidenses están recibiendo sus vacunas, pero las variantes podrían causar complicaciones en las próximas semanas.

Varios expertos predijeron el martes que es probable que la variante B.1.1.7 altamente contagiosa que se detectó por primera vez en el Reino Unido impulse otro aumento de casos en solo unas semanas.

«Podría resultar en una ola en, digamos, abril o mayo de lo que hubiéramos esperado de otra manera», dijo Trevor Bedford de la Universidad de Washington y el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, durante una sesión informativa patrocinada por el centro. «Pero todavía sospecho que las cosas estarán bajo control en el verano y habrá muy poco virus circulando».

El aumento previsto es la razón por la que muchos expertos han destacado la necesidad de redoblar las medidas de seguridad como el uso de máscaras faciales, el distanciamiento social y evitar áreas concurridas. Ayudar a reducir los casos también le dará al virus menos posibilidades de propagarse más y mutar, han dicho los expertos.

Vacunar a tantas personas como sea posible también será de gran ayuda para frenar cualquier aumento repentino, pero el Dr. Josh Schiffer, especialista en enfermedades infecciosas de Fred Hutchinson, dijo que las nuevas variantes infecciosas hacen que sea «difícil prevenir una cuarta ola por completo».

Para acelerar las vacunas, un informe sugiere que EE.UU. debería considerar omitir las segundas dosis por ahora. Las personas mayores de 65 años deben ir al frente de la fila, ya que son, con mucho, las más vulnerables a las enfermedades graves y la muerte, según una recomendación de Mike Osterholm y sus colegas del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota.

El grupo pidió a los asesores de vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que se convoquen rápidamente y determinen si los datos respaldan las recomendaciones del grupo, incluido el aplazamiento de la segunda dosis de la vacuna hasta después del próximo aumento repentino.

«Existe una ventana de oportunidad estrecha y que se cierra rápidamente para usar las vacunas de manera más efectiva y potencialmente prevenir miles de casos graves, hospitalizaciones y muertes en las próximas semanas y meses», dijo el informe.

Los funcionarios, incluido el Dr. Anthony Fauci, han dicho en los últimos días que EE. UU. continúa vacunando a las personas con ambas dosis y cerca de los itinerarios recomendados, y Fauci le dijo a CNN a principios de esta semana que «la ciencia apunta directamente a continuar con lo que sabemos sobre del ensayo clínico».

dice Fauci mientras Estados Unidos llega a sombrío número de muertos por covid-19

La investigación preliminar genera preocupación sobre la variante en California

Hasta ahora, se han reportado más de 1.900 casos de cepas de coronavirus detectadas por primera vez en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil en EE.UU., según muestran los datos de los CDC.

La gran mayoría de esos casos, alrededor de 1.881, son de la variante B.1.1.7 que preocupa a los expertos y que los CDC advirtieron previamente que podría convertirse en la variante predominante el próximo mes.

Mientras tanto, dos estudios que se publicarán pronto también plantean preocupaciones sobre el impacto de la variante en California.

Los estudios sugieren que la variante podría no solo ser más contagiosa, sino que también puede causar una enfermedad más grave. Pero la investigación se encuentra en sus primeras etapas, no se ha publicado ni revisado por pares y necesita más trabajo, enfatizaron los investigadores.

Un equipo de la Universidad de California en San Francisco analizó muestras de virus de brotes recientes en todo el estado y descubrió que se estaba volviendo mucho más común: aunque no se observó en ninguna muestra de septiembre, a fines de enero se encontró en la mitad de las muestras.

Los investigadores también encontraron alguna evidencia que sugiere que la variante es más peligrosa, escribiendo en un informe que observaron «una mayor gravedad de la enfermedad» asociada con la variante, incluido «un mayor riesgo de un alto requerimiento de oxígeno».

Un segundo equipo de Unidos en Salud –una colaboración dirigida por voluntarios entre la Universidad de California en San Francisco y otros grupos que ofrece pruebas rápidas de covid-19 en el Distrito Mission de San Francisco– examinó a más de 8.800 personas en enero y secuenció el virus de más de 630 muestras positivas. También encontraron un rápido aumento en la variante.


Diseño Web