‘Fracturas en el cuello’: lo que revela la autopsia de Jeffrey Epstein

El magnate, capturado por abuso de menores, fue hallado muerto en su celda el pasado sábado.

 

El empresario estadounidense Jeffrey Epstein, arrestado por tráfico sexual de menores, fue hallado muerto en su celda el 10 de agosto.

La autopsia del empresario Jeffrey Epstein, quien fue hallado muerto en su celda mientras esperaba ser enjuiciado por cargos de tráfico sexual, reveló que su cuello se había fracturado en varios lugares, informó este jueves el diario Washington Post.

Tales lesiones pueden ocurrir a personas que se ahorcan o son estranguladas, dijo el periódico, que citó fuentes no identificadas familiarizadas con los resultados de la
autopsia.

El reporte, sin embargo, sigue sin confirmar si se trató de un suicidio, y las circunstancias de la muerte de Epstein aún son materia de investigación.

Según declaró el mismo Fiscal del caso, William Barr, el fallecimiento del hombre de 66 años se dio en medio de “serias irregularidades” dentro de la Oficina de Prisiones.

(Lea también: Los misterios que rodean la muerte de Jeffrey Epstein en prisión)

Epstein estaba siendo procesado por delitos de  tráfico sexual de decenas de niñas menores de edad.

Aunque ya había sido acusado entre 2002 y 2005 por los mismos cargos, quedó en libertad después de que el fiscal Alex Acosta le diera una condena irrisoria que negoció con el magnate en 2008, cuando era el fiscal del estado de la Florida.

La influencia de Epstein  ha puesto bajo el ojo del huracán a varias figuras de poder que tenían amistad con el empresario, usaban sus aviones privados, e incluso lo acompañaban a sus islas privadas. Entre los señalados están el presidente Donald Trump, el expresidente Bill Clinton, y en Colombia, al expresidente Andrés Pastrana.

El fiscal Barr ha dicho que la investigación criminal de cualquier posible cómplice continuará. También exigió una investigación sobre la muerte de Epstein y ha ordenado la destitución del director de la prisión.

El multimillonario había estado bajo vigilancia por riesgo de suicidio en el Centro Correccional Metropolitano en Manhattan, pero luego fue puesto de nuevo en una celda regular.

(Le puede interesar: La ‘isla del horror’ a la que Pastrana dice que nunca fue)

Múltiples publicaciones han dicho que los guardias no siguieron los procedimientos para controlar a Epstein con frecuencia y que lo dejaron solo en su celda durante tres horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.