Ley para ayudar a los hijos de oficiales caídos

La ley proveerá beneficios para los hijos sobrevivientes de los oficiales  De acuerdo a la ley que fue auspiciada por el senador Steve Sweeney, la cual se volvió ley ayer, todos los hijos, quienes están bajo la minoría de edad, de oficiales estatales quienes fallecieron durante sus funciones laborales podrán recibir los mismos beneficios de muerte, incluso los hijos quienes se encuentran fuera del matrimonio. “El oficial Cullen dio su vida cumpliendo su deber que fue de servir a las necesidades de los demás en un acto de valor, donde hizo el último sacrificio”, dijo el senador Sweeney. “Tenemos una responsabilidad moral de proveer para toda su familia y para los miembros sobrevivientes de la familia y para todos los hijos de los oficiales caídos. Esta ley se asegurará de que esto se haga realidad”. La ley, S-2061, fue en respuesta a la muerte del oficial Sean Cullen quien dejó a su novia y a sus niños quienes, bajo la ley actual, sólo tienen derecho a un 20 por ciento del beneficio en lugar del 70 por ciento permitido para las viudas o viudos e hijos. La ley proporcionará el mismo beneficio a los miembros del sistema de policías retirados del estado quienes están incluidos en el sistema de policías y bomberos retirados que incluyen a los oficiales de la policía y bomberos en todo el estado y es elegible para los cónyuges sobrevivientes y  niños del oficial caído con un 70 por ciento de la pensión para mantenerse. El plan actual de los oficiales permite que el 70 por ciento vaya destinado a la esposa o el esposo sobreviviente, pero sólo el 20 por ciento para un hijo, 35 por ciento para dos y el 50 por ciento para tres o más hijos. El beneficio de los hijos es proporcionado hasta cuando ellos cumplan los 18 años de edad. A no ser que los hijos del oficial caído estén cursando la carrera universitaria, entonces ahí el proyecto de ley extiende el beneficio hasta los 24 años de edad. El mismo límite de edad que ya se aplica a los hijos de los miembros del PFRS. “A nuestros oficiales de la policía y a aquellos trabajadores quienes responden a las llamadas de emergencia y ponen su vida en peligro como el oficial  Cullen y tantos otros oficiales que hacen el trabajo todos los días,” dijo el Senador Sweeney. “Esta ley les proporcionará la seguridad de que todos nuestros agentes de policía y  bomberos necesitan cuando van a trabajar”.  El oficial Cullen fue atropellado en la interestatal 295 en West Deptford cuando respondía a la escena de un accidente donde un motorista herido se encontraba atrapado en el interior de su vehículo en llamas. El oficial Cullen era original de Irlanda. Era un atleta estrella de lucha libre en la escuela secundaria de Cinnaminson y se graduó de la universidad Lycoming.  Antes de incorporarse a la policía estatal, el oficial Cullen perteneció al cuerpo policial de las ciudades de Sea Isle y  Mount Holly.  Le sobreviven su novia, hijos, dos hermanos, una hermana y sus padres. La prometida de Cullen dio a luz a su segundo hijo, el 3 de agosto de este año.

 

 

 

1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.