Piden deportar a niños que no hablen ingles

Legisladores republicanos de Oklahoma piden entregar a inmigración 82,000 niños que no hablan inglés  Mike Ritze, un legislador republicano, declaró que estos niños deben ser “entregados a las autoridades” para determinar si son ciudadanos y puso en duda la obligación del Estado en brindarles educación, aun cuando la Constitución lo ordena. Un grupo de legisladores republicanos de Oklahoma propuso que más de 80,000 alumnos de las escuelas públicas que no hablan inglés sean entregados a las autoridades federales de inmigración. El estado se ahorraría 60 millones de dólares si pudiera identificar a unos 82,000 estudiantes que no saben inglés “y entregarlos a las autoridades” para determinar si son ciudadanos, dijo Mike Ritze, un legislador republicano. No quedaba claro en base a esas declaraciones, emitidas el miércoles al noticiero News9, si Ritze se refería a entregar los nombres o a los estudiantes mismos. Ritze además puso en duda que el estado esté en la obligación de educar a niños que no son ciudadanos. “(Deben) Identificarlos y luego entregarlos a ICE para ver si realmente son ciudadanos. ¿Y realmente tenemos que educar a los no ciudadanos?”, dijo Ritze a News9. En 1982 la Corte Suprema de Estados Unidos determinó que los estados no pueden privar de educación pública gratuita a los alumnos con base en su estatus migratorio. Ritze no fue al Capitolio el jueves y no respondió a llamadas ni a correos electrónicos. Este republicano cobró notoriedad en su estado por erigir un bloque de granito de 2,000 libras con los Diez Mandamientos en terrenos del Capitolio estatal en 2012. El monumento estaba plagado de errores de ortografía y Ritze pagó 10,000 dólares por la pieza, que más tarde fue removida, destaca The Huffington Post. Pero no todo el caucus republicano en Oklahoma, compuesto por 22 miembros, se identifica con la propuesta radical de Ritze. Chuck Strohm y el líder de la cámara de representantes, Jon Echols, rechazaron la idea en una entrevista con AP. “Sobre este tema de deportar a los estudiantes, esa no es una posición que apoyamos”, dijo Strohm, copresidente del caucus. “Esto sorprendió a muchos de nosotros, porque esa no es la dirección de la que hablamos. No tengo ningún deseo en señalar a estudiantes que no hablan inglés”, dijo Echols. “Es una mala idea. La idea es “desagradablemente inhumana”, dijo Ryan Kiesel de la ACLU de Oklahoma a la AP. Ryan Kiesel, director del capítulo local de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), calificó las declaraciones de Ritze como “repugnantes e inhumanas”.

 

Senadores proponen una reforma migratoria para otorgar a trabajadores agrícolas una ‘blue card’

La iniciativa fue presentada como alternativa proteger de la deportación a los trabajadores del campo, generalmente indocumentados, y asegurar la mano de obra que la industria agrícola requiere para prosperar. Campesinos se verían beneficiados si se aprueba la iniciativa Agricultural Worker Program Act. Immigratetoamerica.org Senadores de cuatro estados donde la agricultura depende de la mano de obra de trabajadores indocumentados presentaron una iniciativa de ley que de ser aprobada otorgaría una tarjeta azul o ‘blue card’ a los trabajadores agrícolas para protegerlos de la deportación. Esta iniciativa de reforma migratoria propone la regularización del estatus para trabajadores del campo después de tres años para obtener la ‘green card’ y eventualmente la ciudadanía. Bajo esta propuesta de ley, titulada Agricultural Worker Program Act of 2017, quienes hayan trabajado en el campo durante los últimos dos años (al menos 100 días o 575 horas laborales por año) serían acreedores de una ‘blue card’, una tarjeta de identidad que los protege de la deportación. Los campesinos beneficiados con la ‘blue card’ estarían en proceso de obtener la residencia permanente o ‘green card’ después de tres o cinco años, dependiendo de las horas que trabajen en el campo. La propuesta fue presentada la semana pasada por las senadoras Dianne Feinstein y Kamala Harris, ambas de California, el senador Patrick Leahy de Vermont, el senador Michael Bennet de Colorado y la senadora Mazie Hirono de Hawaii. Este tipo de reforma migratoria beneficiaría sólo a los indocumentados que trabajan en los campos agrícolas y no al total de 11 millones de inmigrantes sin papeles que se estima hay en el país. En California hay alrededor de 560,000 trabajadores agrícolas que pudieran beneficiarse con esta iniciativa. La senador Feinstein declaró que la intención de esta propuesta es asegurar que los campesinos indocumentados no vivan con miedo de la deportación y que la industria agrícola tenga la mano de obra que necesita para prosperar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.