Plan de salud para enfermedades cardiacas

Proyecto de ley de Zwicker, Freiman y Reynolds-Jackson para aumentar el acceso a los servicios de diagnóstico para cateterismo cardíaco, angioplastia primaria y angioplastia electiva para adultos, se dirige al escritorio del gobernador

(TRENTON) – Hay una muerte cada 36 segundos en los Estados Unidos por enfermedad cardiovascular. Aproximadamente 655,000 estadounidenses mueren por enfermedades cardíacas cada año, es decir, 1 de cada 4 personas.

Las personas que experimentan síntomas y eligen someterse a un procedimiento de angioplastia pueden aliviar esos síntomas y prevenir una afección cardíaca más grave con este procedimiento mínimamente invasivo. Ampliar el acceso a hospitales que pueden realizar angioplastia electiva de forma segura reforzará la prestación de atención cardíaca de alta calidad para los residentes de Nueva Jersey.

Los asambleístas Andrew Zwicker, Roy Freiman (ambos demócratas por Somerset, Mercer, Middlesex, Hunterdon) y Verlina Reynolds-Jackson (demócrata por Mercer, Hunterdon) patrocinaron la legislación (A-1176) para exigir al Departamento de Salud de Nueva Jersey que otorgue licencias a ciertos hospitales calificados para brindar servicios completos de diagnóstico para cateterismo cardíaco para adultos, angioplastia primaria y angioplastia electiva.

El objetivo es brindar más opciones para tratamientos de atención cardíaca electivos y seguros para los pacientes.

Los patrocinadores de la medida emitieron la siguiente declaración:

“La enfermedad cardíaca puede ser una enfermedad muy tratable cuando un paciente puede tomar las medidas de salud adecuadas en consulta con su profesional médico.

“La angioplastia salva vidas todos los días, pero con demasiada frecuencia se realiza solo en emergencias. La angioplastia electiva como medida preventiva puede disminuir los síntomas, mejorar la calidad de vida y reducir las tasas de mortalidad.

“Asegurar que más centros médicos tengan licencia para angioplastia electiva de servicio completo y su atención vinculada aumentará el acceso a medidas de atención médica seguras y preventivas para los residentes que luchan contra las enfermedades cardíacas”.

La enfermedad de las arterias coronarias ocurre cuando las arterias coronarias, que llevan sangre al músculo cardíaco, se obstruyen o bloquean parcialmente por depósitos de grasa en sus paredes. El tratamiento para la enfermedad de las arterias coronarias variará para diferentes pacientes. Algunos pueden necesitar procedimientos médicos como la intervención coronaria percutánea (PCI, comúnmente conocida como angioplastia) o la cirugía de derivación de la arteria coronaria (CABG).

La angioplastia reduce las obstrucciones de los depósitos de grasa en las arterias coronarias y se ha convertido en un método de tratamiento cada vez más común. La cirugía de CABG utiliza una arteria o vena extraída de otra parte del cuerpo para desviar la sangre alrededor de la parte obstruida de la arteria o arterias de un paciente. Estos procedimientos suelen ir precedidos de un cateterismo cardíaco de diagnóstico.

La legislación fue aprobada recientemente por unanimidad por el pleno del Senado y ahora espera una nueva revisión por parte del gobernador.