Pompeo anuncia el endurecimiento de embargo en cuba

La Casa Blanca está endureciendo un embargo de décadas contra Cuba, pero retrasa un mes más una decisión que podría poner en riesgo legal a las empresas extranjeras que invierten en la isla.

El Título III de la Ley Helms-Burton (Libertad) de 1996 permitiría a los estadounidenses, incluidos los cubanos que se han convertido en ciudadanos de los Estados Unidos, demandar a las empresas que “trafican” en propiedades confiscadas por Cuba después de la revolución comunista del país en 1959.

Por ahora, la administración de Trump está permitiendo juicios solo contra compañías cubanas que ya están en la lista negra en los Estados Unidos porque están vinculadas a los servicios militares y de inteligencia de Cuba. Las compañías extranjeras, sin embargo, están en alza ya que la exención de Pompeo se extiende hasta el 17 de abril.

“Hoy anuncio una excepción a la suspensión de 30 días del #TitleIII de la Ley de Libertad”, escribió el secretario de Estado Mike Pompeo en Twitter, y agregó: “Debemos responsabilizar a #Cuba y hacer que los reclamos de los Estados Unidos incauten los activos incautados por el gobierno cubano. “Hacer negocios con Cuba no vale el tráfico de bienes confiscados”.

Hasta ahora, el Título III se ha suspendido de forma continua cada seis meses, pero la administración emitió una exención de 45 días, que vence el 19 de marzo.

Hoy anuncio una excepción a la suspensión de 30 días del #TitleIII de la Ley de Libertad. Debemos responsabilizar a #Cuba y hacer que todos los reclamantes de los Estados Unidos por activos incautados por el gobierno cubano. Hacer negocios con Cuba no merece el tráfico de bienes confiscados.

El abogado Robert Muse dijo que las administraciones anteriores querían evitar lo que él espera que sea una “ola de marea” de demandas presentadas en los tribunales federales de los EE. UU. En Florida.

 

El senador de Carolina del Norte, Jesse Helms, fue el arquitecto del Título III, y su propósito, dijo Muse, era “evitar que las inversiones extranjeras ingresen a Cuba al poner las propiedades en Cuba en una gran incertidumbre”.

Muse dio algunos ejemplos: “Si su abuelo tuvo una plantación de azúcar expropiada en 1960 y alguien está comprando ese azúcar, vendiendo el azúcar, aprovechándose de él, puede considerarse que es un traficante, pero también la agencia gubernamental que supervisa ese azúcar”. Plantación hoy, dice el Ministerio de Agricultura, pueden ser demandados “, le dice a NPR.

Las empresas o los bancos europeos que tienen su sede en edificios que antes eran de propiedad privada también podrían estar en riesgo.

“Es por eso que el senador Jesse Helms lo redactó de la manera que lo hizo, para crear temor y temor principalmente entre los inversionistas europeos”, dijo Muse.

Un funcionario del Departamento de Estado dijo que los EE. UU. Consultaron con socios en Europa, Canadá y otros lugares. “El secretario fue muy claro que parte de sus preocupaciones fueron un factor en su proceso de toma de decisiones”.

El funcionario, que habló con los periodistas bajo condición de anonimato, no predeciría cuántas demandas se podrían presentar en este primer paso. El funcionario dijo que bajo el gobierno de Trump no ha habido discusiones con Cuba sobre estas afirmaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.