Senado de Alabama aprueba la ley contra el aborto más estricta de EEUU: ni violación ni incesto serán excepciones

El proyecto aprobado por la mayoría republicana en el Senado del estado pasará ahora a la gobernadora Kay Ivey para la firma. Los legisladores que la promovieron esperan que la ley sea demandada ante la Corte Suprema, donde confían que los jueces conservadores pongan fin a la legalización del aborto establecida desde 1973.

Una protesta contra la ley que pretende restringir el derecho al aborto en Montgomery, Alabama, el pasado 17 de abril.Crédito: Mickey Welsh/The Montgomery Advertiser via AP, File

A riesgo de que sea impugnada en tribunales, el senado de Alabama aprobó este martes su polémica ley contra el aborto, la más estricta de todo Estados Unidos, en la que se prohíbe la interrupción del embarazo en cualquier etapa de la gestación y no contempla excepciones en casos de violación o incesto. El texto aprobado con los votos de los 25 legisladores republicanos (los seis demócratas votaron en contra) pasará ahora al escritorio de la gobernadora Kay Ivey, quien no ha confirmado todavía si la firmará.La ley estipula castigos de hasta 99 años de prisión al médico que practique un aborto. La única excepción que permite interrumpir el embarazo es el caso en que la madre o el feto corran riesgo de muerte. Los demócratas intentaron modificar el texto con una enmienda que permitiese el aborto en los casos de violación e incesto, pero la iniciativa fue rechazada por 21 votos a 11.

Republicanos desafían la sentencia “Roe vs. Wade”

La nueva ley desafía un fallo de la Corte Suprema de EEUU de 1973 conocido como “Roe v. Wade”, que legalizó a la práctica el aborto en todo el país. Pero los legisladores republicanos de Alabama parecen haberlo hecho ex profeso. “Este proyecto va de desafiar a ‘Roe v. Wade’ y de proteger las vidas de los nonatos”, reconoció su promotora, la representante republicana Terri Collins. “Este es el camino por el que eventualmente llegaremos a donde queremos llegar”, añadió.

El vicegobernador y presidente republicano del Senado estatal, Will Ainsworth, celebró la decisión al afirmar que los legisladores “han dado un gran paso en la defensa de los derechos de los no nacidos”.

“Roe (vs. Wade) debe ser desafiado y estoy orgulloso de que Alabama esté liderando el camino”, dijo Ainsworth en Twitter.

Los republicanos depositan su fe en que si se comienza una batalla legal contra la ley finalice en la Corte Suprema, donde la correlación de jueces ha cambiado desde que el presidente Donald Trump nombró a los jueces conservadores Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh.

La ACLU demandará

Y la pelea judicial ya la tienen asegurada. Este mismo martes, la mayor organización de defensa de derechos humanos en Estados Unidos, ACLU, prometió entablar una demanda para bloquear su implementación y aseguró que la medida no entrará en vigor. “Esta ley castiga a las víctimas de violación e incesto al tomar control de sus propios cuerpos y forzarlas a dar a luz”, escribió ACLU de Alabama en un comunicado. El líder de la minoría demócrata en el Senado, Bobby Singleton, citado por AFP, al comentar lo restrictiva que es la legislación, señaló: “Acaban de violar el propio estado de Alabama”. “Le están diciendo a mi hija que ella no importa (…) Que está bien que los hombres la violen y que tendrá que tener un hijo si sale embarazada”, dijo, con la voz a veces quebrada de emoción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.